Discos

Discos

WEEZER: Pacific Daydream (Crush/Atlantic-Warner) “No puedo conseguir que nadie haga Álgebra conmigo”, canta Rivers Cuomo en “QB Blitz”, con lo que parece seguir interpretando el papel (real o fingido) de antihéroe y Más»

David Refoyo: “Donde la ebriedad”

David Refoyo: “Donde la ebriedad”

A partir del juego con el título de la obra de Claudio Rodríguez, en Donde la ebriedad, David Refoyo (Zamora, 1983) lleva más allá el trabajo experimental con la palabra y con Más»

Eduardo Arroyo, le retour des croisades

Eduardo Arroyo, le retour des croisades

Me atrevería a decir que esto es un reencuentro de íntimos amigos. Lo primero que ha hecho Eduardo Arroyo en la presentación de la exposición que tiene en Bilbao ha sido reconocer Más»

Museo Thyssen 25 Aniversario

Museo Thyssen 25 Aniversario

Se ha dicho que una de las cosas que más lamentó Margaret Thatcher durante su gobierno fue el no haber conseguido que la colección Thyssen se quedara en el Reino Unido. También Más»

Cómo vivir en el campo, el juego de crear

Cómo vivir en el campo, el juego de crear

Cómo Vivir En El Campo es un trío (Pedro Arranz, Miguel Breñas y Carlos Barros) de Madrid que, tras varios CDs autoeditados en sus inicios, publicaría en 2012 su primer largo, CVEEC Más»

Missing o los cuerpos perdidos

Missing o los cuerpos perdidos

Missing. Perdida en la memoria o pérdida de memoria. En tan solo una hora y media la compañía británica Gecko Theatre consigue que el espectador-niño se encuentre con su propio delirio, delirio Más»

Discos

Discos

NEIL YOUNG: Hitchhiker (Reprise-Warner) Llevamos años oyendo hablar de los discos perdidos de Neil Young. Él mismo ha ido dejando caer detalles anunciando que los iba a recuperar en distintos formatos (su Más»

Doris Salcedo: “Palimpsesto”

Doris Salcedo: “Palimpsesto”

La torre tumbada del homenaje Más»

Jan Morris: “Trieste o el sentido de ninguna parte”

Jan Morris: “Trieste o el sentido de ninguna parte”

No es una casualidad que este verano haya leído Trieste o el sentido de ninguna parte porque me gusta la literatura de viajes, lo que es una casualidad es que ahora, escribiendo Más»

Sarah McKenzie, música como mantra

Sarah McKenzie, música como mantra

Hace tres años y medio que la cantante y pianista Sarah McKenzie participó en el concurso Umbria Jazz Festival: fue premiada con una beca especial para a asistir la icónica facultad Berklee Más»

 

Nikola Madzirov: “Lo que dijimos nos persigue”

por Alberto García-Teresa

Pre-Textos, 2013. Trad.: Yolanda Castaño y Marija Petrovska. 108 páginas

La poesía como forma de encontrar nuevos vínculos entre la realidad, cuando logra tejer una malla de metáforas e imágenes que establece relaciones inéditas e inauditas entre campos diversos, nos permite percibir la realidad con un vigor inexplicable. En ese terreno se mueve con brillantez Nikola Madzirov (Strumica, 1973), quien ha recibido numerosos galardones a nivel nacional e internacional por sus tres poemarios editados, y que ha sido traducido ya a una treintena de lenguas. En sus poemas, construye brillante y constantemente una red de metáforas y comparaciones con elementos cotidianos, cercanos, que crean una atmósfera de gran tensión lírica.

El exilio, la pérdida de la inocencia, la existencia permanentemente amenazada son aspectos constantes en las piezas recogidas en esta antología. Por su parte, es continua la presencia, el anhelo o el recuerdo del hogar, de la familia o de la pareja. De hecho, el amor y el diálogo con la amada van progresivamente adquiriendo mayor peso en el libro, determinando los textos. Así, Madzirov logra recrear un universo propio que aparece constantemente agredido. En ese sentido, alude a una vida que ha sido saqueada: «Vivimos / como termómetros que se necesitan sólo cuando / los vamos a mirar». También resultan muy relevantes el olvido y el pasado, dentro de la tensión de la separación, como ejes temáticos. Entonces, la memoria surge como un territorio conflictivo (no alentado por la nostalgia). Igualmente, resulta constante la imaginación de lo que sucederá cuando el sujeto plural que es enunciado en los poemas desaparezca o se marche del lugar presente. Aparece, entonces, la inminencia o la constatación de la pérdida, aunque se debe señalar que no figura desde un punto de vista complaciente ni autocomplaciente.

Con ello, el registro del poemario no es el de una persona de la senectud. Ese trabazón de metáforas consigue, al menos en esta traducción de Yolanda Castaño y Marija Petrovska, un tono fresco, que sorprende por la disonancia con lo tratado. Y es que la nostalgia no resulta el impulso que mueve estos poemas, sino la preocupación por lo que queda o por lo que ha permanecido cuando la pérdida ha acompañado al «yo» lírico desde la infancia. De hecho, se trata de un anhelo vitalista lo que lo empuja, una queja por la vida que no le han dejado vivir, por la vida que le han arrebatado. Sin embargo, se constata una proclamación de la existencia como un acontecimiento colectivo: «Existimos cuando se abren las ventanas».

Los poemas de Lo que dijimos nos persigue provienen de una atenta mirada del alrededor. El autor atiende a lo pequeño, a lo cercano, pero desde ahí se revelan los grandes acontecimientos, como metonimia y como plataforma simbólica. Por tanto, la Historia surge del relato y desde la perspectiva de la intrahistoria.

También posee una notoria presencia en estos versos la naturaleza. En la mayoría de las ocasiones, aparece como segundo término de la comparación, como elemento accesorio del motivo central del poema, para tramar esa atmósfera lírica tan sobresaliente de los textos de Madzirov.

Para finalizar, hay que agradecer la loable apuesta, por parte de la editorial, de permitir asomarnos a una tradición literaria apenas traducida al castellano (recordemos la antología Cuatro poetas macedonios, del año 2012), a pesar de la cercanía geográfica y también cultural. Más aún cuando así podemos tener la posibilidad de disfrutar de la obra de poetas de tanta calidad como Nikola Madzirov.

En definitiva, Lo que dijimos nos persigue resulta un libro de poemas extraordinario, potente y sugerente, con un interesantísimo trabajo con las comparaciones y con una construcción de atmósferas excepcional.