Els Joglars: “Señor Ruiseñor”

Els Joglars: “Señor Ruiseñor”

¡Que buenos cómicos y actores son El Joglars! Se merecieron una prolongada ovación en el Teatro del canal, la tarde del 11 de setiembre. Una ovación serena, seca, sin gritos de ¡bravo!, Más»

Ringo Starr, feliz tocando

Ringo Starr, feliz tocando

What’s My Name es el vigésimo álbum de estudio de Ringo Starr, con el tema titular como primer single. Producido en su propio estudio, participan entre otros Paul McCartney, Joe Walsh, Edgar Winter, Dave Más»

Discos

Discos

RUFUS WAINWRIGHT: Unfollow the Rules (BMG) Teníamos olvidado al Rufus Wainwright pop. Después de Out of the Game (2012), que no se cuenta entre sus mejores trabajos, editó su ópera Prima Donna (2015) y su trabajo sobre Más»

The Lumineers, abriéndose a la oscuridad

The Lumineers, abriéndose a la oscuridad

 III es el tercer álbum de The Lumineers. En él, sus compositores, Wesley Schultz y Jeremiah Fraites contaron de nuevo con Simone Felice y con el violinista Lauren Jacobson. Felice comandó el segundo álbum Más»

Sergio Martínez.  El realismo de la figura femenina y su contemplación.

Sergio Martínez. El realismo de la figura femenina y su contemplación.

  Sergio Martínez (Chile, 1966), reside en el madrileño espacio de Majadahona, pero desde muy pequeño vivió en Concepción hasta 2003. Autodidacta, dibujó desde niño y comenzó a experimentar con el óleo Más»

Discos

Discos

  BRENDAN BENSON: Dear Life (Third Man) Benson siempre ha sido considerado un autor con una capacidad compositiva cercana al pop de melodías imperecederas, el más Beatle del grupo que montó con Más»

Emilio Sánchez Mediavilla: «Una dacha en el Golfo»

Emilio Sánchez Mediavilla: «Una dacha en el Golfo»

Hace muchos siglos Bahréin era una región del Paraíso, al menos podemos deducirlo de las tablillas sumerias, asirias y mesopotámicas. El lugar donde cuentan que sucedió el diluvio universal, donde Gilgamesh persiguió Más»

Flavia Tótoro Taulis: «¡Qué sabes de arte?»

Flavia Tótoro Taulis: «¡Qué sabes de arte?»

Flavia Tótoro (Ciudad de México, 1964) ha residido en Chile, Canadá, Trinidad y Tobago. Tras su licenciatura en Arte por la Universidad Católica de Chile (PUC-1991), especialidad en Restauración y Pintura, obtiene Más»

Arte y Pandemia

Arte y Pandemia

Cuando creíamos que los males se reducían a los totalitarismos y sus funestas consecuencias humanas, aparece un virus amenazador, el COVID-19, que asola nuestra vida y revuelve nuestra relación con la naturaleza Más»

Keb’ Mo’, el compromiso emocional del blues

Keb’ Mo’, el compromiso emocional del blues

Desde que irrumpiera en la escena musical a principios de los años 90, Kevin Rooselvelt Moore (renombrado Keb’ Mo’ en 1994) se ha ganado una reputación por su maestría en los múltiples Más»

 

Nikola Madzirov: «Lo que dijimos nos persigue»

por Alberto García-Teresa

Pre-Textos, 2013. Trad.: Yolanda Castaño y Marija Petrovska. 108 páginas

La poesía como forma de encontrar nuevos vínculos entre la realidad, cuando logra tejer una malla de metáforas e imágenes que establece relaciones inéditas e inauditas entre campos diversos, nos permite percibir la realidad con un vigor inexplicable. En ese terreno se mueve con brillantez Nikola Madzirov (Strumica, 1973), quien ha recibido numerosos galardones a nivel nacional e internacional por sus tres poemarios editados, y que ha sido traducido ya a una treintena de lenguas. En sus poemas, construye brillante y constantemente una red de metáforas y comparaciones con elementos cotidianos, cercanos, que crean una atmósfera de gran tensión lírica.

El exilio, la pérdida de la inocencia, la existencia permanentemente amenazada son aspectos constantes en las piezas recogidas en esta antología. Por su parte, es continua la presencia, el anhelo o el recuerdo del hogar, de la familia o de la pareja. De hecho, el amor y el diálogo con la amada van progresivamente adquiriendo mayor peso en el libro, determinando los textos. Así, Madzirov logra recrear un universo propio que aparece constantemente agredido. En ese sentido, alude a una vida que ha sido saqueada: «Vivimos / como termómetros que se necesitan sólo cuando / los vamos a mirar». También resultan muy relevantes el olvido y el pasado, dentro de la tensión de la separación, como ejes temáticos. Entonces, la memoria surge como un territorio conflictivo (no alentado por la nostalgia). Igualmente, resulta constante la imaginación de lo que sucederá cuando el sujeto plural que es enunciado en los poemas desaparezca o se marche del lugar presente. Aparece, entonces, la inminencia o la constatación de la pérdida, aunque se debe señalar que no figura desde un punto de vista complaciente ni autocomplaciente.

Con ello, el registro del poemario no es el de una persona de la senectud. Ese trabazón de metáforas consigue, al menos en esta traducción de Yolanda Castaño y Marija Petrovska, un tono fresco, que sorprende por la disonancia con lo tratado. Y es que la nostalgia no resulta el impulso que mueve estos poemas, sino la preocupación por lo que queda o por lo que ha permanecido cuando la pérdida ha acompañado al «yo» lírico desde la infancia. De hecho, se trata de un anhelo vitalista lo que lo empuja, una queja por la vida que no le han dejado vivir, por la vida que le han arrebatado. Sin embargo, se constata una proclamación de la existencia como un acontecimiento colectivo: «Existimos cuando se abren las ventanas».

Los poemas de Lo que dijimos nos persigue provienen de una atenta mirada del alrededor. El autor atiende a lo pequeño, a lo cercano, pero desde ahí se revelan los grandes acontecimientos, como metonimia y como plataforma simbólica. Por tanto, la Historia surge del relato y desde la perspectiva de la intrahistoria.

También posee una notoria presencia en estos versos la naturaleza. En la mayoría de las ocasiones, aparece como segundo término de la comparación, como elemento accesorio del motivo central del poema, para tramar esa atmósfera lírica tan sobresaliente de los textos de Madzirov.

Para finalizar, hay que agradecer la loable apuesta, por parte de la editorial, de permitir asomarnos a una tradición literaria apenas traducida al castellano (recordemos la antología Cuatro poetas macedonios, del año 2012), a pesar de la cercanía geográfica y también cultural. Más aún cuando así podemos tener la posibilidad de disfrutar de la obra de poetas de tanta calidad como Nikola Madzirov.

En definitiva, Lo que dijimos nos persigue resulta un libro de poemas extraordinario, potente y sugerente, con un interesantísimo trabajo con las comparaciones y con una construcción de atmósferas excepcional.