David Refoyo: “Donde la ebriedad”

David Refoyo: “Donde la ebriedad”

A partir del juego con el título de la obra de Claudio Rodríguez, en Donde la ebriedad, David Refoyo (Zamora, 1983) lleva más allá el trabajo experimental con la palabra y con Más»

Eduardo Arroyo, le retour des croisades

Eduardo Arroyo, le retour des croisades

Me atrevería a decir que esto es un reencuentro de íntimos amigos. Lo primero que ha hecho Eduardo Arroyo en la presentación de la exposición que tiene en Bilbao ha sido reconocer Más»

Museo Thyssen 25 Aniversario

Museo Thyssen 25 Aniversario

Se ha dicho que una de las cosas que más lamentó Margaret Thatcher durante su gobierno fue el no haber conseguido que la colección Thyssen se quedara en el Reino Unido. También Más»

Cómo vivir en el campo, el juego de crear

Cómo vivir en el campo, el juego de crear

Cómo Vivir En El Campo es un trío (Pedro Arranz, Miguel Breñas y Carlos Barros) de Madrid que, tras varios CDs autoeditados en sus inicios, publicaría en 2012 su primer largo, CVEEC Más»

Missing o los cuerpos perdidos

Missing o los cuerpos perdidos

Missing. Perdida en la memoria o pérdida de memoria. En tan solo una hora y media la compañía británica Gecko Theatre consigue que el espectador-niño se encuentre con su propio delirio, delirio Más»

Discos

Discos

NEIL YOUNG: Hitchhiker (Reprise-Warner) Llevamos años oyendo hablar de los discos perdidos de Neil Young. Él mismo ha ido dejando caer detalles anunciando que los iba a recuperar en distintos formatos (su Más»

Doris Salcedo: “Palimpsesto”

Doris Salcedo: “Palimpsesto”

La torre tumbada del homenaje Más»

Jan Morris: “Trieste o el sentido de ninguna parte”

Jan Morris: “Trieste o el sentido de ninguna parte”

No es una casualidad que este verano haya leído Trieste o el sentido de ninguna parte porque me gusta la literatura de viajes, lo que es una casualidad es que ahora, escribiendo Más»

Sarah McKenzie, música como mantra

Sarah McKenzie, música como mantra

Hace tres años y medio que la cantante y pianista Sarah McKenzie participó en el concurso Umbria Jazz Festival: fue premiada con una beca especial para a asistir la icónica facultad Berklee Más»

Juan Gerstl, artista venezolano cinético: “El xagon, módulo esencial de mi arte cinético”

Juan Gerstl, artista venezolano cinético: “El xagon, módulo esencial de mi arte cinético”

  El artista se siente orgulloso y heredero directo de la gran tradición geométrico/cinética de su país: la escuela venezolana de Alejandro Otero, Jesús Rafael Soto y Carlos Cruz Díez. Una escuela Más»

 

Juana Vázquez: “La espada y el viento”

por Julia Sáez-Angulo

Editorial Ars Poética

La escritora Juana Vázquez es la autora de la antología poética La espada y el viento, que publica la editorial Ars Poética en su colección Beatus Ille. Un recorrido por el rico y profundo quehacer pictórico de la poeta, en el que la variedad de temas nos habla del misterio y la reflexión del vivir y la existencia.

Los grandes temas de la poesía se dan cita en La espada y el viento, desde la vida cotidiana y sus contingencias, al amor, desamor, la palabra, Dios, los sueños y anhelos vividos, rotos o asumidos en la melancolía del paso del tiempo, ese escultor no siempre hacedor de una buena escultura. La vida en suma, cristalizada a su vez en otro misterio: el de arte de la poesía.Juana Vázquez Marín (Salvaleón. Badajoz, 1954), doctora en Filología y licenciada en Periodismo. Catedrática de literatura. Ha publicado ensayos como El Madrid de Carlos III, El costumbrismo español en el siglo XVIII, Zugazagoitia, precursor de la novela social, San Juan de la Cruz, Las costumbres de la Ilustración, Historia Literaria de España en el siglo XVIII, El Quijote en clave de mujer/es (varios) y El Madrid cotidiano del siglo XVIII.

La antología poética La espada y el viento abarca los libros: En el confín del nombre, Nos+ Otros, Gramática de luna, Escombros de los días, Tiempo de caramelos, El incendio de las horas,e Inéditos. Juana Vázquez escribe una documentada exposición de todos ellos en la introducción del poemario, que titula: “Tiempo, Enigmas, melancolía, Dios y la palabra”.

 “Empecé “vomitando” poemas –y sigo, pues soy de las poetas que escriben “al dictado” de “alguien”- muy jovencita, pero el primer libro que tiene una identidad poética es En el confín del nombre, que se centra en la desorientación existencial aludiendo a las preguntas eternas del absurdo de la vida”, explica la poeta.

 “Para mí los poemarios son aquellos donde sobresale un tema esencial sobre todos los demás. Y en este caso es la búsqueda de los enigmas que encierra el ser efímero, errático y “pequeño” en relación con el universo inmenso e indescifrable. Es una búsqueda que está orientada al fracaso una y otra vez. Y este fracaso produce impotencia y búsqueda de “Dios”, de los Uno, de lo Inefable…”, añade.

 Y tendré que poner nombre/ a todos estos pensamientos/ doloridos y desorientados que cabalgan/entre la penumbra de mi mente opaca./ Y saldrán siempre como espinos puñales/ o un lirio ergido mirando tristemente/ desde la oscuridad de una cuneta/ su espacio reducido/ su falta de altura para alcanzar el bosque… Esto dice la poeta en uno de sus poemas inéditos dentro del libro La espada y el viento.