Brittany Howard, la música como terapia alternativa

Brittany Howard, la música como terapia alternativa

Cinco años después, Brittany Howard le da continuidad a su aclamado debut en solitario, Jaime, con What Now?, extrayendo un poder inmenso e indeleble de la imprevisibilidad sin fin. A lo largo Más»

“La ruta del mantón de Manila.La feliz unión entre Asia, Hispanoamérica y España»

“La ruta del mantón de Manila.La feliz unión entre Asia, Hispanoamérica y España»

Bajo un sugestivo título y en un emblemático y bellísimo encuadre tiene lugar esta exposición comisariada por la colombiana Verónica Durán Castello, que reside actualmente en Madrid,  siendo una de las mayores Más»

Haruki Murakami: «La ciudad y sus muros inciertos»

Haruki Murakami: «La ciudad y sus muros inciertos»

En la Ciudad y sus muros inciertos se narra una supuesta historia de amor un poco extraña (onírica, dicen las reseñas). Un joven sigue a una joven a una ciudad bastante extraña, Más»

«Goya, el despertar de la conciencia»

«Goya, el despertar de la conciencia»

Se presenta a los medios la gran exposición comisariada por Victor Nieto Alcaide, académico delegado del Museo, Calcografía y exposiciones temporales, quien ha realizado una cuidadosa selección de obras en las que Más»

Discos

Discos

FOUR TET: Three (Text Records-) Que el título no conduzca a engaño a nadie. Three (Tres) es el duodécimo álbum en solitario de Kieran Hebden al frente de su proyecto Four Tet, Más»

The New Raemon, el adiós a un amigo

The New Raemon, el adiós a un amigo

Pactemos que un disco es una carta o una postal que un artista nos envía cada cierto tiempo. Hace 21 años que Ramón Rodríguez nos escribe cartas y postales desde un mirador Más»

Colita-Antifémina

Colita-Antifémina

Una primicia expositiva para reivindicar la figura de dos mujeres intelectuales, en su hacer dentro de una época convulsa, en una lucha para dignificar el hecho de ser mujer y hablar de Más»

Discos

Discos

J: Plena pausa (El Ejército Rojo) No es la primera vez que grava al margen de Los Planetas, ya que también ha participado en proyectos como Grupo De Expertos Solynieve, Los Evangelistas o Más»

Discos

Discos

THE VACCINES: Pick-up Full of Pink Carnations (Thirty Tigers-Popstock!) En 2011, The Vaccines logró el éxito con el álbum What Did You Expect from The Vaccines? , que sigue siendo a día de hoy el Más»

Marianne Apostolides: «Nadar»

Marianne Apostolides: «Nadar»

Recuerdo al menos dos historias que se sirven del acto de nadar para hacer avanzar (y retroceder) el relato. La primera es un cuento de John Cheever y se titula El nadador. Más»

 

Der Rosenkavalier (El caballero de la rosa)

por Jorge Barraca

El Teatro Real rescata para este Rosenkavalier una producción que Wernicke presentó en el Festival de Salzburgo hace ya quince años. El paso del tiempo la ha revalorizado y, mucho más que en su estreno, son ahora indiscutibles sus méritos y aportaciones. El director apostó en su día por un escenario siempre enmarcado por grandes espejos, que se recolocan en cada uno de los cuadros. El uso de los reflejos tiene varias lecturas: juegos de apariencia (como es la misma ópera), búsqueda de la imagen (juventud) perdida, nostalgia de tiempos pasados (la aristocracia ya desbancada por la burguesía)… en fin, un brillante calidoscopio que refleja adecuadamente el espíritu de esta singular obra del catálogo straussiano.

Junto a ello, un correcto adorno de elementos escenográficos y figurantes que facilitan la comprensión de la ópera y dan vivacidad y sentido a muchas de las situaciones. Así, el arlequín-criado acompaña con gracia y ayuda a dotar de un tono de comedia a toda la ópera (pese a lo aparentemente dramático de algunas situaciones), los acompañantes del Barón de Ochs y otros grupos tumultuosos son movidos con comicidad y precisión, y personajes como el médico, los sirvientes o los espías (Annina y Valzacchi) se desenvuelven en sus actuaciones con soltura y buenos detalles. En síntesis, Wernicke recrea el complejo mundo de Rosenkavalier con riqueza e imaginación, dando una visión propia y perfectamente convincente.

Pero la envoltura de esta suculenta cena es la música y la lectura que propuso el británico Jeffrey Tate defraudó por la ausencia de detalles melódicos, de refinamiento tímbrico, de atmósferas. Es cierto que dirigió con pulso, que armó el complejo edificio, pero fue la suya una lectura de trazo algo grueso, sin las delicadezas que esta música exige.

Del elenco hay que detenerse sobre las tres grandes protagonistas femeninas. La Mariscala fue muy bien servida por una Anne Schwanewilms equilibrada y musical, con una línea muy natural, sin énfasis ajenos a la naturaleza de su personaje. Joyce DiDonato supo plasmar el ardor juvenil de Octavian, aunque vocalmente se vio menos lucida. Algo similar podría decirse de una gran cantante como es Ofelia Sala, que hubiese ganada con una mayor penetración en la frágil y candorosa Sophie.

El Ochs de Franz Hawlata estuvo muy bien en la parte actoral y sacó adelante su comprometidísimo papel, sobre todo en la cavernosa parte grave, lo que no es poco. No obstante, se movió mejor en la zona media, donde se le oía bastante más timbrado y firme. El Faninal de Laurent Naouri igualmente exhibió dotes como actor, aunque tampoco estuvo nada mal su canto tenso y exaltado, que es el que pide su parte. José Manuel Zapata encarnó a la perfección al cantante italiano.