Cristina García Rodero. España oculta

Cristina García Rodero. España oculta

Una larga trayectoria de un trabajo tan bien fundamentado y elaborado obtiene su rendimiento. Se ha presentado a los medios esta magna exposición que ha sido comisariada por  la propia autora Cristina Más»

Discos

Discos

LUIS PRADO: La estafa de la vida adulta (Osadía-Maldito Records) “Has hecho lo que te dijeron que hicieras / Has ido por donde tenías que ir / Y ahora, ¿qué sientes? No Más»

José Miguel Viñas: «Los cielos retratados»

José Miguel Viñas: «Los cielos retratados»

Acaba de salir a la venta uno de los libros más originales y bien editados que se han publicado últimamente. Se trata de un ensayo del físico y meteorólogo José Miguel Viñas Más»

Brittany Howard, la música como terapia alternativa

Brittany Howard, la música como terapia alternativa

Cinco años después, Brittany Howard le da continuidad a su aclamado debut en solitario, Jaime, con What Now?, extrayendo un poder inmenso e indeleble de la imprevisibilidad sin fin. A lo largo Más»

“La ruta del mantón de Manila.La feliz unión entre Asia, Hispanoamérica y España»

“La ruta del mantón de Manila.La feliz unión entre Asia, Hispanoamérica y España»

Bajo un sugestivo título y en un emblemático y bellísimo encuadre tiene lugar esta exposición comisariada por la colombiana Verónica Durán Castello, que reside actualmente en Madrid,  siendo una de las mayores Más»

Haruki Murakami: «La ciudad y sus muros inciertos»

Haruki Murakami: «La ciudad y sus muros inciertos»

En la Ciudad y sus muros inciertos se narra una supuesta historia de amor un poco extraña (onírica, dicen las reseñas). Un joven sigue a una joven a una ciudad bastante extraña, Más»

«Goya, el despertar de la conciencia»

«Goya, el despertar de la conciencia»

Se presenta a los medios la gran exposición comisariada por Victor Nieto Alcaide, académico delegado del Museo, Calcografía y exposiciones temporales, quien ha realizado una cuidadosa selección de obras en las que Más»

Discos

Discos

FOUR TET: Three (Text Records-) Que el título no conduzca a engaño a nadie. Three (Tres) es el duodécimo álbum en solitario de Kieran Hebden al frente de su proyecto Four Tet, Más»

The New Raemon, el adiós a un amigo

The New Raemon, el adiós a un amigo

Pactemos que un disco es una carta o una postal que un artista nos envía cada cierto tiempo. Hace 21 años que Ramón Rodríguez nos escribe cartas y postales desde un mirador Más»

Colita-Antifémina

Colita-Antifémina

Una primicia expositiva para reivindicar la figura de dos mujeres intelectuales, en su hacer dentro de una época convulsa, en una lucha para dignificar el hecho de ser mujer y hablar de Más»

 

Pecker, combatiendo desde la humildad

por Xavier Valiño

El nuevo y octavo disco de Pecker acaba de ver la luz. Titulado Peso pluma, fue grabado en los Estudios Reno de Madrid con producción de Ramiro Nieto (The Right Ons, Zahara, Sidecars). En este nuevo trabajo colaboraron músicos como Víctor Cabezuelo (Rufus T. Firefly), Víctor Pescador (Sonograma, Ángel Stanich…) o Chema Moreno (Nena Daconte). En los meses precedentes lo fue presentando nada menos que con cinco singles: “A los ojos, radiante”, “Diente de león”, “Cisne negro”, “Azul plomo (con Víctor Cabezuelo) y “El viaje de Lone Star”. Dejemos que sea el propio Raúl Usieto (Huesca, Aragón, 1973), conocido como Pecker -antes Pequeño Pecker- quien nos presente este nuevo trabajo suyo.

«Dos cosas me han traído hasta aquí: la necesidad vital de expresarme a través de la música pop y la poesía, y el impulso de todas esas personas que han creído a ciegas en lo que estaba haciendo. Por segunda vez mi nuevo disco ve la luz mediante una exitosa campaña de crowdfunding. Y no es que no importe el pasado, mis siete anteriores elepés, las colaboraciones o los festivales y salas que he recorrido, es que el presente es lo único que tenemos y en el mío esplenden 9 nuevas exultantes canciones.

Volví a coger la guitarra después de meses justo en aquella pausa desconcertante, en ese momento de encierro imperativo que nos paralizó a todos, y así empezaron a surgir nuevas historias y melodías, que después serían los temas de Peso pluma. La urgente y eufórica “A los ojos, radiante”, en la que reflexiono sobre nuestro extraño presente dejando un lugar para la esperanza y la resiliencia. La elegante y energética “El viaje de Lone Star”, que es banda sonora de un trocito de vida estimulante durante una gira por los Estados Unidos. La melancólica y sintética “En los suburbios”, que se mueve en los territorios del desconcierto por no reconocer en su actitud a alguien a quien amas. La brillante y rítmica “Cisne negro”, que nos reconcilia con lo que realmente somos frente a lo que creemos que creen los demás de nosotros mismos. La misteriosa, a veces asfixiante y finalmente luminosa “Azul plomo”, en la que canta conmigo Víctor Cabezuelo de Rufus T. Firefly y que sobrevuela las emociones que vivimos al inicio del confinamiento duro de la pandemia.

La refrescante y disco-tropical “Diente de león”, que pone en valor el amor y las segundas oportunidades. La perseverante y groovy “Séptimo asalto”, que cedió su título al álbum y que insiste en la idea de lucha por nuestros sueños. La delicada y cool “La fuerza de mi gravedad”, que cuenta con la preciosa voz del cantautor mexicano Pehuenche y que acaricia el sentimiento frágil del hundimiento y la depresión. Y la más experimental, rock y beatleiana “Velocidad de escape”, que aboga por la amistad y la comunidad frente a la absorción de las personas tóxicas.

En origen, todo esto eran solo canciones que sonaban en mi estudio de Huesca con una guitarra acústica y mi voz. Ramiro Nieto, desde Madrid, me empezó a preguntar. Él era no solo amigo y un batería completamente atómico, sino el único productor que yo creía capaz de transformar lo que estaba en mi cabeza en un disco flipante. Así que le mandé unas demos y comenzamos a trabajar.

Reclutamos a Víctor Cabezuelo para los teclados, a Víctor Pescador para las guitarras y a Chema Moreno para los bajos, y también contamos con la ayuda de Manola y de Javier Cortés para algunos teclados adicionales y de Ana La Mujer Inversa, mi hijo Lucas Tresaco y María Tresaco para algunos coros.

Ramiro, además de tocar todas las baterías y percusiones y de crear unos coros deliciosos, se encargó de las mezclas. Nunca antes Pecker había sonado así de grande, así de exquisito, de potente, brillante. Y acabó poniendo la guinda del mastering Jacobo Naya de La M.O.D.A. con su aterciopelado y poderoso punch.Para la portada yo quería una fotografía. Durante la grabación en los Estudios Reno de Madrid quedé a cenar un día con mi amigo el artista Eduardo Nave. Esa noche surgió la idea. Quería una de sus obras como imagen del disco. Me envió más de 100 propuestas y me enamoré perdidamente de una, que había visto previamente en una exposición de su ya célebre libro Like. Esa foto inquietante transmitía la ligereza que pretendí con el título, y quise que apareciera tal cual sin ningún tipo de manipulación.

Aquí os dejo pues con Peso pluma, esa categoría del boxeo que para mí representa la batalla desde la fragilidad, el combate desde la humildad del que se siente pequeño pero cree firmemente en sí mismo. Según dice un amigo, este es el pop que necesitamos. Ojalá os vibre. Ojalá os conmueva y os emocione”.