Man Man, la música como salvación

Man Man, la música como salvación

Recientemente, la banda Man Man ha editado su nuevo álbum, Carrot on Strings, disponible en todo el mundo a través de Sub Pop. El álbum fue grabado en el estudio Mant Sounds en Glassell Más»

José Henrique Bortoluci: «Lo que es mío»

José Henrique Bortoluci: «Lo que es mío»

El libro empieza así: “Recuerda que tu padre ayudó a construir ese aeropuerto para que puedas volar. Oigo esta frase de mi padre cada vez que tengo que coger un vuelo en Más»

Eva Lootz. Hacer como quien dice ¿Y esto qué es?

Eva Lootz. Hacer como quien dice ¿Y esto qué es?

Se presenta a los medios por el Museo, en colaboración con el Ayuntamiento de Madrid, la exposición de la artista plástica austriaca, nacionalizada  y residente en España desde 1967, Eva Lootz (Viena Más»

Rosario de Velasco

Rosario de Velasco

La exposición reúne treinta pinturas de su obra entre los años 20 al 40 del siglo pasado, en los que confluyen los primeros años más destacados. Les acompañan una sección de sus Más»

Cristina García Rodero. España oculta

Cristina García Rodero. España oculta

Una larga trayectoria de un trabajo tan bien fundamentado y elaborado obtiene su rendimiento. Se ha presentado a los medios esta magna exposición que ha sido comisariada por  la propia autora Cristina Más»

Discos

Discos

LUIS PRADO: La estafa de la vida adulta (Osadía-Maldito Records) “Has hecho lo que te dijeron que hicieras / Has ido por donde tenías que ir / Y ahora, ¿qué sientes? No Más»

José Miguel Viñas: «Los cielos retratados»

José Miguel Viñas: «Los cielos retratados»

Acaba de salir a la venta uno de los libros más originales y bien editados que se han publicado últimamente. Se trata de un ensayo del físico y meteorólogo José Miguel Viñas Más»

Brittany Howard, la música como terapia alternativa

Brittany Howard, la música como terapia alternativa

Cinco años después, Brittany Howard le da continuidad a su aclamado debut en solitario, Jaime, con What Now?, extrayendo un poder inmenso e indeleble de la imprevisibilidad sin fin. A lo largo Más»

“La ruta del mantón de Manila.La feliz unión entre Asia, Hispanoamérica y España»

“La ruta del mantón de Manila.La feliz unión entre Asia, Hispanoamérica y España»

Bajo un sugestivo título y en un emblemático y bellísimo encuadre tiene lugar esta exposición comisariada por la colombiana Verónica Durán Castello, que reside actualmente en Madrid,  siendo una de las mayores Más»

Haruki Murakami: «La ciudad y sus muros inciertos»

Haruki Murakami: «La ciudad y sus muros inciertos»

En la Ciudad y sus muros inciertos se narra una supuesta historia de amor un poco extraña (onírica, dicen las reseñas). Un joven sigue a una joven a una ciudad bastante extraña, Más»

 

Joan Jordi Miralles: «Triunfador»

por Mercedes Martín

(Seix Barral, 2023. 256 págs)

Vivimos tiempos en que la gente se expone más que nunca a la mirada de otros con la presión que eso conlleva. Facebook, Instagram, Tiktok… Todos nos miran y por eso nosotros nos hemos vuelto un poco actores y actrices: queremos salir siempre bien en las fotos. En la literatura también pasa, pero al revés: el autor de autoficción, género al que pocos se resisten hoy en día, quiere salir en las páginas, pero mal: tocando fondo, sufriendo, bebiendo, ingresado en un psiquiátrico… 

Pero con tanta autoficción una tiene la sensación de que ya ha leído la misma historia quinientas veces, de que está viendo un programa del corazón donde la gente saca sus trapos sucios con tal de retener a la audiencia. Hoy más que nunca el lector es tratado como un voyeur. ¿Dónde está el arte que nos hace vivir otras vidas y no simplemente contemplarlas con placer o pavor?

Por eso cuando Triunfador llegó a mis manos me resistí a leerla, porque se anuncia como una historia basada en hechos reales y se nos dice que el autor, como el protagonista, también jugó al baloncesto y vivió en La Masía durante cuatro años. 

No es que me haya vuelto insensible: todo el mundo tiene derecho a contar su historia, otra cosa es que nosotros, los lectores, no nos cansemos de la autoficción. ¿Cómo contar una historia de abusos vividos y que no parezca oportunista? Con tantas historias similares en la prensa y en las mesas de novedades… Difícil. Además está el problema del arte: no porque esté basada en la vida del autor va a ser una buena novela y no digamos ya una “obra de arte”. Decir hoy “obra de arte” es como decir “ovni” porque se publica más que nunca en toda la historia de la Humanidad y es difícil dar con una obra de arte entre tanta falsificación.

En resumen, Triunfador lo tenía realmente difícil para interesarme, pero lo ha hecho. 

La historia se cuenta en tercera persona y en presente, con una prosa sencilla, como de diario. Nos habla de emociones complejas sin ponerles nombre, tal y como están cuando afloran y se desbordan. Ulises juega al fútbol con otros niños del barrio, pero las obligaciones lo llaman. Tiene que estudiar porque tiene que ser alguien y, además, tiene que estudiar música, pero como la música no le gusta consigue que su padre lo meta en fútbol. Al final lo meten en baloncesto porque es bueno, le dicen que es bueno y que debería entrenar. Así que Ulises empieza a entrenar. Estudia y entrena. Entrena y estudia. 

Pero debería hacer algo con todo eso. Debería ganar medallas y premios. Él podría jugar en el Barça si quisiera. Hay que soñar, soñar con llegar lejos. Pero sin olvidar los estudios, porque nunca se sabe. Entre todos consiguen que Ulises se implique, que dé más y más. Con trece años se propone una meta y va a por ella. No debe defraudar a nadie. ¿De dónde sale esta meta? No se sabe exactamente, de todos lados y de ninguno. De los padres, de los profesores, de la sociedad. Él hubiera seguido jugando al fútbol, feliz y despreocupado, si lo hubieran dejado. 

Ulises llega a la Masía, el centro formador del Barça hasta el año 2011, el Barça lo ha seleccionado porque ha visto algo en él. Pero en la Masía empiezan los horrores. ¿Es este el precio que pagan todos los que han llegado hasta aquí? Se pregunta. Si es así, tal vez, si mira a otro lado, podrá soportarlo.