Tears for Fears, punto de inflexión

Tears for Fears, punto de inflexión

The Tipping Point es el séptimo álbum de estudio y primero en casi 18 años de Tears For Fears, desde Everybody Loves a Happy Ending (2004), el dúo británico formado por Roland Más»

Bastille, mundo real o mundo virtual

Bastille, mundo real o mundo virtual

La banda británica Bastille acaba de publicar su cuarto álbum, Give me the Future. El escapismo es un tema explorado en profundidad en este nuevo disco, especialmente en conexión con la tecnología, Más»

Discos

Discos

ELVIS COSTELLO AND THE IMPOSTERS: The Boy Named If (Alive at Memphis Magnetic) (EMI-Universal) A sus 68 años, Costello parece el músico de su generación más en forma -a la par, claro Más»

Javier Reverte: «La frontera invisible»

Javier Reverte: «La frontera invisible»

El primatólogo Frans de Waal explica en su libro El último abrazo que la sonrisa en los primates es signo de sumisión y el gesto serio, por el contrario, signo de poder. Más»

Discos

Discos

PARADE: Mares pocos profundos (Jabalina) Muchas veces se nos olvida el genio que es Antonio Galvañ. Son demasiados los estímulos, tantos los artistas y discos que reclaman nuestra atención que simplemente damos Más»

Pedro Sandoval da vida a un autorretrato de Raffaello Sanzio que ha permanecido “escondido” por más de treinta años

Pedro Sandoval da vida a un autorretrato de Raffaello Sanzio que ha permanecido “escondido” por más de treinta años

Desde el primero de diciembre de 2022 el mundo podrá ver cómo la imagen que Raffaello hizo de sí mismo hace más de 500 años aparece conquistando la fachada de la Nasdaq Más»

Obituario: Matías Díaz Padrón, un sabio y autoridad en Pintura Flamenca

Obituario: Matías Díaz Padrón, un sabio y autoridad en Pintura Flamenca

Ex conservador del Museo del Prado, profesor de Arte en la Universidad Complutense de Madrid y Presidente de Honor del Instituto Moll, Matías Díaz Padrón, nacido en El Hierro, ha fallecido a Más»

Pedro Sandoval revoluciona el mercado de los NFTs con su nueva colección Meta Kinetics

Pedro Sandoval revoluciona el mercado de los NFTs con su nueva colección Meta Kinetics

Una de las figuras claves del neoexpresionismo abstracto, el artista venezolano Pedro Sandoval, presentará en diciembre su nueva colección insignia “Meta Kinetics” en el Marketplace de NFTs español Mint One.  Meta Kinetics Más»

J.P. Bimeni, viaje emocional hacia el autodescubrimiento y la curación

J.P. Bimeni, viaje emocional hacia el autodescubrimiento y la curación

En su segundo álbum, Give Me Hope, el cantante de soul originario de Burundi, J.P. Bimeni, predica optimismo a pesar de todo. Bimeni, un refugiado que esquivó la muerte antes de huir Más»

Robert Olmstead: «Lejana estrella brillante»

Robert Olmstead: «Lejana estrella brillante»

Lejana estrella brillante es una novela pero a la vez un poema épico sobre la caída de los últimos héroes del siglo XIX y la llegada del siglo XX, probablemente un siglo Más»

 

UTOPÍA: Barraca de monstruos y maravillas

por Nuria Ruiz de Viñaspre

(Teatro Calderón. Valladolid. 13,14, 15 de Diciembre de 2022. Fotografía: Gerardo Sanz)

La isla de UTOPÍA posee unos doscientos kilómetros de extensión, y por larguísimo espacio no se estrecha considerablemente, pero en sus extremos queda reducida a unos cincuenta kilómetros. Estos extremos parecen torcidos, de tal forma que toda la isla parece una luna nueva… En la isla hay cincuenta y cuatro ciudades. Distan entre ellas unos veinte kilómetros y ninguna está tan apartada de la más próxima como para que en una jornada un peatón no pueda desplazarse de una a otra…

(Utopía, Tomas Moro)

¿Mujeres? ¿Hombres? Qué más da, si entre todos suman 65 corazones aglutinados dando latido a las paredes de un Teatro Calderón que ya cumple 150 años. Edad mínima, 65. Edad máxima, el infinito. Entre esas paredes el tiempo no sucede. Es una utopía. Una vez abierta la carpa y las puertas del corazón, nos adentrábamos en la Barraca de monstruos y maravillas, donde fuimos de nuevo arrebatados por ese oleaje de hombres y mujeres que son La Nave Senior tan bien dirigidos por Feliz Fradejas y Marta Ruiz de Viñaspre. Aunque aquí la reflexión siempre es la misma: ¿quién enseña a quién?

Una generación de acero de hombres y mujeres itinerando por el teatro, vestidos con batas grises pero con sus siete colores abiertos en el pecho, ascienden y  descienden por una gran escalera zigzagueante, como es la mente. Todo un ejército de hormigas formando una cadena humana.

En ese subir y bajar con hermosos personajes extravagantes, a veces grotescos y caricaturescos, escalando peldaños en la escala de la vida, se escuchaban frases como “es una lástima que los locos no tengan derecho a hablar sensatamente de las locuras de la gente sensata” (Shakespeare). Todo rincón habitado por ellos iba horadando nuestro oído, ampliando nuestro horizonte acústico. Sus ojos educaban nuestros ojos, nuestro modo de mirar.

Tras una intrusión artística –emocionante viaje– por el teatro, donde quedaba patente que la imaginación y el rock and roll no tienen edad, llegamos al “rincón de espectáculos y distracciones, un nuevo salón de espejos, reflejos y miradas”. Algo cruje en la majestuosa sala. Los rostros de todos nosotros, al mirarse junto a los rostros de estos personajes se cuartean, se hacen añicos, quedan esparcidos por un cristalino suelo inundado de lágrimas de emoción. Atracciones humanas desfilan ante nosotros, junto a nosotros. En esa sala todo era posible. De hecho, un pulgar hacia arriba junto a la palabra “conseguido” de un juez bondadoso hacía posible la existencia de esa hilera de personajes sacados de una película de Fellini: mujeres barbudas, gigantas, enanos, hombres bala, cabezas de cono, extrañas siamesas, etc. y demás protagonistas incongruentes, todos ellos con un profundísimo discurso y pasando al otro lado cargados de una cordura que aplastaba a un público que hasta el momento se creía lúcido. En aquella sala esas 65 personas de idéntica huella dactilar que la nuestra, esto es, vital y salvaje, acabábamos siendo manchas que se juntaban y se confundían mientras el espejo nos devolvía una imagen sacaba de la entraña. La fuerza del grupo golpeaba una y otra vez las paredes del nuevo mundo.

Si Alicia en su país de las maravillas encontró un libro de poesía invertida, la Nave Senior se topó así con su gemelo invertido, su Doppelgänger, ese doble que todos tenemos, ese gemelo fantasmagórico, irónico y divertido. ¿Ellos? ¿Nosotros? Todos tenemos nuestro “divertido gemelo más travieso”, nuestros duplicados extranormales… Así, emociones potentísimas se generaban allí frente al yo primero. Sensaciones que solo pueden ser leídas y entendidas en la imagen leída inversamente en el espejo. Estábamos ante el influjo del reflejo. Así atravesamos el otro lado del Espejo, sacando lo mejor de cada uno de nosotros.

La Nave Senior nos dibuja un mundo donde todo es posible porque nos pinta ese mundo al revés, allá donde no reina la cabeza sino el corazón. Un corazón bien nivelado en la balanza. Barraca de monstruos y maravillas es, en definitiva, la exploración del ser humano. Una preciosa alegoría a la identidad. Hay quien dice que si la cabeza no reina es que está loca. Su locura es adorar el exceso, como en aquella Nave de los Locos tan bien retratada por El Bosco. Pero ¿en qué lado del hemisferio está el mundo del revés? ¿A este o al otro lado? Ironía y sátira y mucho corazón en cada acción. En este punto es donde la congregación humana nos invitaba a enfrentarnos al espejo, allí donde lo que esta arriba está abajo, donde hay una casa igual a la tuya sin ser como la tuya, ya que está del revés, donde nada es como tú piensas sino todo lo contrario. Ellos consiguieron poner patas arriba nuestro particular mundo y las ideas que teníamos de nosotros mismos. Su mundo doblado era tan posible como imposible.

Entramos en la Sala de Prensa, lugar idílico para el desenfreno y el vicio. Allí, la senectud con más vitalidad que tú –querido lector apacible, y que yo, nos ofrecía un paisaje totalmente normalizado donde se abandonaban con la impudicia de la juventud a los placeres de la vida. No llamaba la atención su comportamiento impulsivo y sin moderación. También es nuestro comportamiento ¿por qué habría de extrañarnos en ellos? Todos acabamos en un momento u otro abocados a los placeres de la vida. El sexo tampoco tiene edad.

Tras 45 minutos de un viaje al fondo del ser humano, la Barraca estaba a punto de cerrar sus puertas. Su fin es su principio. He aquí el mensaje: todos estamos dentro del mundo…

Qué trabajo tan hermoso el de sus directores, Félix Fradejas y Marta Ruiz de Viñaspre, que tanto han sacado de ellos y viceversa (desde hace 5 años), al saber trascender la mirada al mundo que hay detrás de cada uno de esos 65 actores y actrices cuya trayectoria ha sido y es la vida. Todo un ejemplo ver cómo construyen una obra sobre ese otro escenario que es la vida. En este proyecto de La Nave Senior el secreto es saber ver que detrás de cada uno de ellos hay una historia preciosa no contada. Ha llegado el tiempo de escucharles. Y es que, la radio que suena en ese submundo lleno de seres fantásticos era un micro abierto al mundo de la expresión. “Hay muchas cosas hermosas. Venir y compartir, estar e ir, transitando caminos que eran inimaginables, esto es, no hay mucho más para pedir, es… maravilloso. Nos despedimos hasta mañana y pasado también y al otro. No se olviden de escuchar nuestra Radio Utopía.”

“Cambiar el mundo, amigo Sancho, que no es locura ni utopía, sino justicia” decía El Quijote. “No renuncien nunca a su identidad. Buenos días, buenas tardes, buenas noches.”

(Texto de Utopía, Barraca de monstruos y maravillas)

Minutos después, los monstruos se retiraron a descansar, y nosotros –los monstruos– fuimos saliendo con ellos de la mano.

En definitiva, una experiencia humana ver cómo «estos viejos locos capaces de cambiar el mundo”  te colocaban en tu sitio y te hacían repensar sobre nuestro propio ser, ya que, como decía Rimbaud, yo es otro.

Y la nave va…

¿Qué es La Nave Senior del TEATRO CALDERÓN?

Tripulación de experiencias vitales

Coordinación artística: Félix Fradejas y Marta Ruiz de Viñaspre

LA NAVE SENIOR  es un proyecto del Teatro Calderón de Valladolid dirigido a personas mayores de 65 años. Un lugar imaginado que trasciende al espacio real del Teatro Calderón. Un lugar para el encuentro con otros yos reconocibles con los que poder compartir el tiempo y las experiencias vitales a través de las artes escénicas, recuperando ese espacio de tiempo y de vida donde mirarnos a nosotros mismos y a los demás desde una mirada humana”. Una transformación de vida donde surge el conocimiento personal, la confianza, las relaciones sociales y emocionales, el descubrimiento, el aprendizaje, el reconocerse en el otro, la plenitud que se alcanza con la suma de todos estos aspectos. Y es en esa transformación  donde  se sostiene todo el proyecto de la Nave Senior, lo que hace de esa experiencia algo insustituible para un grupo de personas mayores para las que este proceso de comunicación se convierte en algo mágico y sanador. Lo que hace este proyecto –desde lo público– es que avancemos juntos hacia un teatro comunitario y social imprescindible para nuestra sociedad.

Ellos reivindican a las personas que peyorativamente denominamos “viejos”.

LA NAVE SENIOR (https://tcalderon.com/evento/utopia-barraca-de-monstruos-y-maravillas/)