Tears for Fears, punto de inflexión

Tears for Fears, punto de inflexión

The Tipping Point es el séptimo álbum de estudio y primero en casi 18 años de Tears For Fears, desde Everybody Loves a Happy Ending (2004), el dúo británico formado por Roland Más»

Bastille, mundo real o mundo virtual

Bastille, mundo real o mundo virtual

La banda británica Bastille acaba de publicar su cuarto álbum, Give me the Future. El escapismo es un tema explorado en profundidad en este nuevo disco, especialmente en conexión con la tecnología, Más»

Discos

Discos

ELVIS COSTELLO AND THE IMPOSTERS: The Boy Named If (Alive at Memphis Magnetic) (EMI-Universal) A sus 68 años, Costello parece el músico de su generación más en forma -a la par, claro Más»

Javier Reverte: «La frontera invisible»

Javier Reverte: «La frontera invisible»

El primatólogo Frans de Waal explica en su libro El último abrazo que la sonrisa en los primates es signo de sumisión y el gesto serio, por el contrario, signo de poder. Más»

Discos

Discos

PARADE: Mares pocos profundos (Jabalina) Muchas veces se nos olvida el genio que es Antonio Galvañ. Son demasiados los estímulos, tantos los artistas y discos que reclaman nuestra atención que simplemente damos Más»

Pedro Sandoval da vida a un autorretrato de Raffaello Sanzio que ha permanecido “escondido” por más de treinta años

Pedro Sandoval da vida a un autorretrato de Raffaello Sanzio que ha permanecido “escondido” por más de treinta años

Desde el primero de diciembre de 2022 el mundo podrá ver cómo la imagen que Raffaello hizo de sí mismo hace más de 500 años aparece conquistando la fachada de la Nasdaq Más»

Obituario: Matías Díaz Padrón, un sabio y autoridad en Pintura Flamenca

Obituario: Matías Díaz Padrón, un sabio y autoridad en Pintura Flamenca

Ex conservador del Museo del Prado, profesor de Arte en la Universidad Complutense de Madrid y Presidente de Honor del Instituto Moll, Matías Díaz Padrón, nacido en El Hierro, ha fallecido a Más»

Pedro Sandoval revoluciona el mercado de los NFTs con su nueva colección Meta Kinetics

Pedro Sandoval revoluciona el mercado de los NFTs con su nueva colección Meta Kinetics

Una de las figuras claves del neoexpresionismo abstracto, el artista venezolano Pedro Sandoval, presentará en diciembre su nueva colección insignia “Meta Kinetics” en el Marketplace de NFTs español Mint One.  Meta Kinetics Más»

J.P. Bimeni, viaje emocional hacia el autodescubrimiento y la curación

J.P. Bimeni, viaje emocional hacia el autodescubrimiento y la curación

En su segundo álbum, Give Me Hope, el cantante de soul originario de Burundi, J.P. Bimeni, predica optimismo a pesar de todo. Bimeni, un refugiado que esquivó la muerte antes de huir Más»

Robert Olmstead: «Lejana estrella brillante»

Robert Olmstead: «Lejana estrella brillante»

Lejana estrella brillante es una novela pero a la vez un poema épico sobre la caída de los últimos héroes del siglo XIX y la llegada del siglo XX, probablemente un siglo Más»

 

Pepa Calvo, pintura entre la geometría y el mundo onírico

por Julia Sáez-Angulo

 A sus padres no les gustó que la niña quisiera estudiar Bellas Artes, porque no les parecía práctico para la vida. Pero Pepa Calvo (Arnedo. La Rioja, 1942) fue aceptad por unanimidad en la Escuela de Bellas Artes de San Fernando, después de dibujar una espléndida academia sobre una Venus. Esto la redimió bastante ante la mirada de sus padres            Ahora, para celebrar su 80 cumpleaños, la artista riojana residente en Madrid, prepara una exposición sobre su obra más reciente en pintura y pequeña escultura para la madrileña galería de arte Ra del Rey.

            “Cuando era joven, sentía tal felicidad al pintar, que me parecía el mayor goce la la vida. Escuchar el roce del pincel sobre el lienzo o la tabla me “ponía”. Era tan feliz, que tenía miedo de casarme con uno de esos hombres, que te quitan de pintar porque sienten celos de tu trabajo o porque quieren que te dediques en exclusiva a ellos, los hijos y la casa”.

            Afortunadamente, Pepa Calvo se casó con el ingeniero vallisoletano José Luis Collantes, que la apoyó siempre en su empeño y la acercaba a cursos de especialidades. “En un curso en el Monasterio de Poyo (Pontevedra), con el excelente artista Isidoro Valcárcel, mi marido me llevaba todas las mañanas al curso y se iba con los niños a la playa. Los profesores, conmovidos, le dieron a él también un Diploma de Cooperación, al terminar el curso”, cuenta la pintora.

            “Cuando estudiaba Bellas Artes los profesores Medina y Capa me inclinaban hacia la escultura, porque se me daba muy bien. Me gusta la escultura, pero trabajada en pequeño formato. No me veo trabajando grandes moles de piedra, por eso elegí la especialidad de pintura, aunque sigo haciendo escultura pequeña con los materiales más diversos, recientemente con huesos de cañada, que me llevan a una escultura no exenta de humor”.

            En realidad, como artista visual de nuestros días, Pepa Calvo es multidisciplinar. “Trabajé un tiempo en la restauración de arte, pues me especialicé en ello en el Casón del Buen Retiro con Julio Moisés hijo, que enseñaba mucho y bien. Me gusta restaurar piezas de todo tipo, de arte y de mobiliario”, me cuenta mientras muestra la escultura de un gran burrito de madera, arrumbado en una leñera, que ella rescató con permiso de unos amigos, restauró, y le hizo una oquedad con puerta para guardar cosas en su vientre, lo que constituye una gozo para sus dos nietos”.

            Pepa Calvo trabaja muy a gusto en su gran estudio en el Parque de Lisboa, donde aprovechó el confinamiento de la pandemia para hacer un homenaje a Gaudí, en su 95 aniversario, haciendo un gran mural en la terraza a base de craquelado cerámico -el trencadis que fue muy popular en la corriente arquitectónica conocida como Modernismo Catalán en los siglos XIX y XX. “Lamentablemente, la gran nevada Filomena, invadió la terraza del estudio y me despegó algunos fragmentos. Ahora, pasado el verano quiero restaurarlo”, explica la autora.

            Aunque disfruta con la geometría -tiene preciosos grabados a base de rectángulos y cubos-, acaba en su campo preferido el mundo onírico, donde emergen figuras diminutas que cuestionan al espectador. Por ahí van sus buscadores de nubes y sueños. “He representado mucho a la mujer, consciente de mi condición femenina, sobre todo como pintora. Al poco de terminar Bellas Artes, me impactó lo que le sucedió a una amiga que exponía en la galería Biosca. Vendió uno de sus cuadros a un matrimonio y cuando llegaron a recogerlo, el galerista les dijo: la pintora está casualmente aquí, os la voy a presentar. Así lo hizo y vio como cambiaban las caras de los compradores. Se metieron al despacho con el galerista y cuando se marcharon, aquel le dijo a la pintora que habían desestimado la compra por tratarse de una mujer. El trabajo femenino no lo consideraban arte serio”.

            Pepa Calvo firma solo con su apellido y dice que no cabe hablar de arte masculino o femenino, sino de arte. “Curiosamente una de las primeras mujeres que representé fue a Ofelia, es mujer que murió ahogada ante la incomprensión de Hamlet. Me gusta representar mujeres de la mitología o de la Historia como representantes de un sentimiento o una pasión”.

            Algunas paredes del salón de la casa de Pepa Calvo son una recreación suave de nubes, pájaros y flores. “Cuando lo estaba pintando me enteré de la matanza en los trenes de Atocha por la explosión terrorista, y me quedé tan sobrecogida que dejé de pintar las flores y pasé a pintar diminutas mariposas que salían de ellas. Las mariposas son representación de las almas desde antiguo en la Historia del Arte”, me explica.