REM, aventuras en alta fidelidad

REM, aventuras en alta fidelidad

Parece que nunca se han ido del todo, pero hace ya más de diez años que R.E.M. se separó oficialmente. Desde entonces cada uno de sus tres componentes se ha involucrado en Más»

Discos

Discos

INVISIBLE HARVEY: Titulador de canciones (Jabalina) Desde luego, no lo hacía sin una razón cuando Dimas Rodríguez Gallego adoptó para su proyecto musical el nombre de la película norteamericana dirigida en 1950 Más»

Isaac Rosa: «Lugar seguro»

Isaac Rosa: «Lugar seguro»

Desde luego, Isaac Rosa tiene el don de la oportunidad porque el asunto que nos trae con su nueva novela no puede ser más actual ni urgente.Segismundo García, el protagonista, es un Más»

Caetano Veloso, nuevas y viejas perspectivas

Caetano Veloso, nuevas y viejas perspectivas

Cuando un disco se titula Meu coco, ya puede que indique bastante bien su contenido. Traducible como Mi cabeza, en él Caetano Veloso publica, llegando a sus 80 años, la primera colección Más»

Discos

Discos

WILCO: Cruel Country (dBpm/Anti) Tiene algo de gracia o hasta ironía que Wilco titulen su nuevo disco como Country cruel o País cruel, según la acepción que le demos atendiendo a su Más»

«Velázquez en Italia: entre Luigi Amidani y Juan de Córdoba»

«Velázquez en Italia: entre Luigi Amidani y Juan de Córdoba»

Una exposición pequeña en cuanto al número de obras exhibidas sin embargo muy interesante por calidad y tema. Una vez más es posible hacer un seguimiento de nuestro gran pintor en los Más»

María Ángeles López Romero: «Serás recuerdo, serás olvido»

María Ángeles López Romero: «Serás recuerdo, serás olvido»

La escritora Mª Ángeles López Romero ha presentado en Zaitegui Libros su novela ‘Serás recuerdo, serás olvido’, la historia de Dina quien, a punto de cumplir 40 años, recibe una inquietante noticia, el impacto Más»

«La elocuencia del silencio»

«La elocuencia del silencio»

Colección de fotografías de El Toboso 1979 Más»

Marco Maril, la luz a través de la grieta

Marco Maril, la luz a través de la grieta

  15.11.18 es el nuevo álbum Marco Maril, primero firmado con su nombre y apellido, porque hasta el 15 de noviembre del 2020, que empezó a dar a conocer sus canciones, se Más»

KAULAK: fotógrafo, pintor, escritor

KAULAK: fotógrafo, pintor, escritor

Antonio Cánovas del Castillo Vallejo (1862-1933). Fue un artista con una profunda preparación y formación. Licenciatura de Derecho por la Universidad Central. Funcionario del Estado por oposición . Ejerció en diversos  cargos Más»

 

Ana Iris Simón: «Feria»

por Mercedes Martín

(Círculo de Tiza, 2020. 232 págs)

El filósofo estadounidense Michael Sandel dice en su libro titulado La tiranía del mérito que “Hoy en día, el bien común se concibe principalmente en términos económicos. Tiene menos que ver con el cultivo de la solidaridad o con la profundización de los vínculos de la ciudadanía que con la satisfacción de unas preferencias de los consumidores medida por el producto interior bruto. Esto repercute en un empobrecimiento del discurso público.” Todo se vende, todo se compra, ganan los que más tienen, pierden los que menos. Y al final unos están orgullosos y otros resentidos, y la sociedad se divide, y el bien común desaparece. La tiranía del mérito es esa idea malvada de que los perdedores se merecen perder porque no se han esforzado, y es fuente de segregación y resentimiento. Estaba yo pensando en estas cosas cuando precisamente cae en mis manos el libro de Ana Iris Simón, Feria. La portada es azul marino como la noche, porque las ferias de los pueblos se llenan al caer la noche y, sobre el fondo azul nocturno, banderitas de colores amarillo y rojo, qué casualidad. Esa feria familiar, de pueblo, ya no existe, dice la narradora, ahora la feria es España, una especie de Disney World, un centro comercial abierto las 24 horas. Ya no hay familia, ni pueblo ni país. No hay proyecto vital si no hay trabajo estable ni salario digno, ni futuro. El país se disuelve en una suma de individualidades, los jóvenes se marchan a trabajar fuera y nacen pocos niños.

Pero la autora dice basta: ¿a quién estoy sirviendo con mi estilo de vida? Ella se niega a servir al capitalismo salvaje, a dejar al niño en la guardería y al abuelo en la residencia con tal de tener una profesión. Ella quiere criar, quiere cuidar, y no tiene por qué renunciar en nombre del falso progreso ni del feminismo. Porque ojo: ella, como cualquiera, dejó el pueblo para triunfar, para tener éxito profesional, pero era un cuento chino. Ni éxito ni triunfo ni nada. A compartir piso, a ganar mil euros al mes o menos, sola en la ciudad, lejos de los suyos, sin poder formar una familia propia. ¿Y para qué?

La verdad es que la lectura de este libro me deja perpleja y, teniendo en cuenta que va por la décima edición, no solo a mí, mucha gente conecta con el desengaño neoliberal. Y es que pone el dedo en la llaga: ¿por qué tengo yo que dedicarme a mi profesión a toda costa? Porque hay más cosas, señores: la tradición, la familia, la comunidad, la tierra. Sí, todo eso junto y por separado. Hay en internet un discurso que da la autora en la Moncloa que resume muy bien cuál es el mensaje de Feria: si no hay niños, si no hay dónde poner las placas solares porque no hay casas, ¿por qué preocuparse del cambio climático? Si son los inmigrantes los que van a pagar nuestras pensiones, ¿quién pagará las de sus padres en sus países de origen? Ese es el discurso más o menos. Y no cabe duda de que tiene razón. El estilo de vida que impone el neoliberalismo, el capitalismo feroz y la globalización económica no sirven a la sociedad, más bien la destruyen. ¿Pero cuál es la alternativa que plantea la autora, volver a lo de antes? ¿A la aridez y esclavitud del campo, a la vida provinciana con sus chismes y su tribunal popular? ¿A someterse al marido y no tener ni voz ni voto en la vida pública e intelectual con tal de criar y cuidar?