Tears for Fears, punto de inflexión

Tears for Fears, punto de inflexión

The Tipping Point es el séptimo álbum de estudio y primero en casi 18 años de Tears For Fears, desde Everybody Loves a Happy Ending (2004), el dúo británico formado por Roland Más»

Bastille, mundo real o mundo virtual

Bastille, mundo real o mundo virtual

La banda británica Bastille acaba de publicar su cuarto álbum, Give me the Future. El escapismo es un tema explorado en profundidad en este nuevo disco, especialmente en conexión con la tecnología, Más»

Discos

Discos

ELVIS COSTELLO AND THE IMPOSTERS: The Boy Named If (Alive at Memphis Magnetic) (EMI-Universal) A sus 68 años, Costello parece el músico de su generación más en forma -a la par, claro Más»

Javier Reverte: «La frontera invisible»

Javier Reverte: «La frontera invisible»

El primatólogo Frans de Waal explica en su libro El último abrazo que la sonrisa en los primates es signo de sumisión y el gesto serio, por el contrario, signo de poder. Más»

Discos

Discos

PARADE: Mares pocos profundos (Jabalina) Muchas veces se nos olvida el genio que es Antonio Galvañ. Son demasiados los estímulos, tantos los artistas y discos que reclaman nuestra atención que simplemente damos Más»

Pedro Sandoval da vida a un autorretrato de Raffaello Sanzio que ha permanecido “escondido” por más de treinta años

Pedro Sandoval da vida a un autorretrato de Raffaello Sanzio que ha permanecido “escondido” por más de treinta años

Desde el primero de diciembre de 2022 el mundo podrá ver cómo la imagen que Raffaello hizo de sí mismo hace más de 500 años aparece conquistando la fachada de la Nasdaq Más»

Obituario: Matías Díaz Padrón, un sabio y autoridad en Pintura Flamenca

Obituario: Matías Díaz Padrón, un sabio y autoridad en Pintura Flamenca

Ex conservador del Museo del Prado, profesor de Arte en la Universidad Complutense de Madrid y Presidente de Honor del Instituto Moll, Matías Díaz Padrón, nacido en El Hierro, ha fallecido a Más»

Pedro Sandoval revoluciona el mercado de los NFTs con su nueva colección Meta Kinetics

Pedro Sandoval revoluciona el mercado de los NFTs con su nueva colección Meta Kinetics

Una de las figuras claves del neoexpresionismo abstracto, el artista venezolano Pedro Sandoval, presentará en diciembre su nueva colección insignia “Meta Kinetics” en el Marketplace de NFTs español Mint One.  Meta Kinetics Más»

J.P. Bimeni, viaje emocional hacia el autodescubrimiento y la curación

J.P. Bimeni, viaje emocional hacia el autodescubrimiento y la curación

En su segundo álbum, Give Me Hope, el cantante de soul originario de Burundi, J.P. Bimeni, predica optimismo a pesar de todo. Bimeni, un refugiado que esquivó la muerte antes de huir Más»

Robert Olmstead: «Lejana estrella brillante»

Robert Olmstead: «Lejana estrella brillante»

Lejana estrella brillante es una novela pero a la vez un poema épico sobre la caída de los últimos héroes del siglo XIX y la llegada del siglo XX, probablemente un siglo Más»

 

Belle & Sebastian, disfrutando del placer del directo

por Xavier Valiño

Recientemente, Matador Records/Popstock! publicó What to Look for in Summer, de Belle and Sebastian, un doble álbum en directo que reúne momentos de su gira mundial de 2019, incluyendo el “Boaty Weekender” realizado en un crucero épico.

Todas las grabaciones en directo funcionan como una cápsula de tiempo en cierta medida, pero What To Look For In Summer de Belle and Sebastian es ahora, quizás, un poco más evocador de lo que se pensaba en un principio. “Nuestros seguidores nos estaban rogando que sacáramos grabaciones de nuestros conciertos”, explica el líder Stuart Murdoch. Así que empezaron a editar su gira del 2019, en la que se incluyen tres apariciones en el “Boaty Weekender”, un festival que tiene lugar en un crucero. ¿Cuál de todas esas cosas parece más un producto de nuestra fantasía? ¿Simplemente ver música en directo, que exista un festival o entrar en un crucero?

Sea cual sea la respuesta, What To Look For In Summer te lleva hasta ellas. Ahora que el COVID-19 ha provocado la cancelación de los directos de 2020 y 2021, pero también de los planes de Belle and Sebastian de producir un nuevo disco en Los Ángeles, lo que comenzó siendo un lanzamiento entre dos álbumes, “para abrir boca”, ha recibido mucha más atención y cuidado. “Era algo en lo que centrarnos”, dice Stevie Jackson. “Que era muy, pero que muy agradable”. “Fue muy bonito poder hacer esto en un momento en el que no podíamos ni vernos el uno al otro”, coincide Sarah Martin.

Cuando Murdoch hizo una encuesta a los seguidores de Belle and Sebastian en Twitter, la mayoría dijo que sus LPs de directos favoritos eran los que se centraban en un solo concierto. Pero bueno, los fans no son los que deciden los repertorios tampoco. El grupo decidió elegir las mejores grabaciones de distintos conciertos, inspirándose en álbumes como Yessongs de Yes y el de los directos de Thin Lizzy, Live and Dangerous, dos grupos que, aunque no lo parezcan, siempre le han gustado a Murdoch.“Por un buen tiempo, mientras trabajábamos en él, el título del vinilo fue Live and Meticulous”, comenta Murdoch. “La discográfica quería que se llamara Live and Meticulous. Pero no quería basarme en lo ya establecido”. What To Look For In Summer no es ni una retrospectiva ni un grandes éxitos, es el sonido de un grupo que siempre está avanzando, una imagen de lo que era Belle and Sebastian en 2019 que le da el mismo peso a los primeros días (“My Wandering Days Are Over”, “Seeing Other People”) que a los años recientes (“Poor Boy”, We Were Beautiful”), con una selección de temas que Murdoch dice que es casi aleatoria. “I’m a Cuckoo”, que es la segunda que más han interpretado en directo, ni siquiera ha entrado. Y, sin embargo, hay tres canciones del álbum del 2000 Fold Your Hands Child, You Walk Like a Peasant (que el grupo tocó de principio a fin en el Boaty Weekender).

El álbum también da una imagen completa de un grupo que siempre se ha construido alrededor de las canciones de Murdoch, pero que tiene otros tres compositores: Jackson, Martin y el guitarrista Bobby Kildea (todos con créditos compositivos, que comparte todo el grupo). Martin, en particular, se ha hecho cada vez más prolífica como compositora y vocalista principal en la última década: su “I Didn’t See It Coming”, con su estribillo (“Make me dance / I want to surrender”, “Hazme bailar / Quiero rendirme”) siempre destaca, tanto como su voz en “Little Lou, Ugly Jack, Prophet John”, cantada originalmente por Norah Jones en el álbum de 2010 Write About Love. “Siempre es un momento especial cuando se levanta y entra en la canción”, afirma Murdoch.

Aunque antes era un grupo con unos directos más introspectivos (“Stuart’s staying in and he thinks it’s a sin / That he has to leave the house at all”, “Stuart se queda en casa y cree que es un pecado / Tener que salir de casa” cantaban en 1998 en “This is Not a Modern Rock Song”), en las dos últimas décadas han aumentado en su nivel de musicalidad a la vez que transmiten una vibración más espectacular, de espectáculo de variedades. En un momento del álbum, Murdoch se plantea por qué el grupo dejó la tradición de que alguien les trajera unos cócteles de ginebra al escenario en medio del directo.“Es como si tus amigos vinieran a cenar y quisieras que todo estuviera perfecto”, dice. “No importa lo miserable que sean las canciones. Quizás todos los fans hayan aprendido a amar estas canciones en una habitación o en una cocina. Pero cuando das un directo la cosa cambia. Quieres que todo el mundo se sienta a gusto”.

Cuando más se cumple ese deseo es al final de cada concierto. “The Boy with the Arab Strap” es al mismo tiempo el “Born to Run” de Belle and Sebastian, porque nunca van a dejar de tocarla, como su “Dancing in the Dark” llevada a un grado muy superior, porque muchos de sus fans terminan subiéndose al escenario para bailar. Es un momento irrepetible en la vida de los espectadores, una pesadilla para el jefe de producción del grupo, y un gran momento de diversión para el resto. A veces Jackson tiene que hacerse paso entre los bailarines para conseguir volver al micro para cantar su parte, mientras que Martin observa cómo la gente rodea a Murdoch en el escenario, llegando a secuestrar la canción. “Me divierte cuando las personas se pasan un poco de la raya”, admite Martin. “¡Pero no conmigo!”.

Murdoch nunca se cansa de tocarla: “Realmente siempre estoy esperando ese momento”, confiesa. “Si el concierto está saliendo muy bien, me parece una consecuencia natural. Y si el concierto va bien -quizá sea domingo por la noche y la gente esté un poco más tranquila, aún en sus asientos- es el momento de que se levanten”. Tampoco se cansa nunca de tocar, directamente. “Girar con el grupo es algo que creí que nunca haríamos. Ha resultado ser la emoción de mi vida, de verdad, en un sentido manifiesto y físico. Es la mejor experiencia que creo que he tenido en mi vida”.