Man Man, la música como salvación

Man Man, la música como salvación

Recientemente, la banda Man Man ha editado su nuevo álbum, Carrot on Strings, disponible en todo el mundo a través de Sub Pop. El álbum fue grabado en el estudio Mant Sounds en Glassell Más»

José Henrique Bortoluci: «Lo que es mío»

José Henrique Bortoluci: «Lo que es mío»

El libro empieza así: “Recuerda que tu padre ayudó a construir ese aeropuerto para que puedas volar. Oigo esta frase de mi padre cada vez que tengo que coger un vuelo en Más»

Eva Lootz. Hacer como quien dice ¿Y esto qué es?

Eva Lootz. Hacer como quien dice ¿Y esto qué es?

Se presenta a los medios por el Museo, en colaboración con el Ayuntamiento de Madrid, la exposición de la artista plástica austriaca, nacionalizada  y residente en España desde 1967, Eva Lootz (Viena Más»

Rosario de Velasco

Rosario de Velasco

La exposición reúne treinta pinturas de su obra entre los años 20 al 40 del siglo pasado, en los que confluyen los primeros años más destacados. Les acompañan una sección de sus Más»

Cristina García Rodero. España oculta

Cristina García Rodero. España oculta

Una larga trayectoria de un trabajo tan bien fundamentado y elaborado obtiene su rendimiento. Se ha presentado a los medios esta magna exposición que ha sido comisariada por  la propia autora Cristina Más»

Discos

Discos

LUIS PRADO: La estafa de la vida adulta (Osadía-Maldito Records) “Has hecho lo que te dijeron que hicieras / Has ido por donde tenías que ir / Y ahora, ¿qué sientes? No Más»

José Miguel Viñas: «Los cielos retratados»

José Miguel Viñas: «Los cielos retratados»

Acaba de salir a la venta uno de los libros más originales y bien editados que se han publicado últimamente. Se trata de un ensayo del físico y meteorólogo José Miguel Viñas Más»

Brittany Howard, la música como terapia alternativa

Brittany Howard, la música como terapia alternativa

Cinco años después, Brittany Howard le da continuidad a su aclamado debut en solitario, Jaime, con What Now?, extrayendo un poder inmenso e indeleble de la imprevisibilidad sin fin. A lo largo Más»

“La ruta del mantón de Manila.La feliz unión entre Asia, Hispanoamérica y España»

“La ruta del mantón de Manila.La feliz unión entre Asia, Hispanoamérica y España»

Bajo un sugestivo título y en un emblemático y bellísimo encuadre tiene lugar esta exposición comisariada por la colombiana Verónica Durán Castello, que reside actualmente en Madrid,  siendo una de las mayores Más»

Haruki Murakami: «La ciudad y sus muros inciertos»

Haruki Murakami: «La ciudad y sus muros inciertos»

En la Ciudad y sus muros inciertos se narra una supuesta historia de amor un poco extraña (onírica, dicen las reseñas). Un joven sigue a una joven a una ciudad bastante extraña, Más»

 

Belle & Sebastian, disfrutando del placer del directo

por Xavier Valiño

Recientemente, Matador Records/Popstock! publicó What to Look for in Summer, de Belle and Sebastian, un doble álbum en directo que reúne momentos de su gira mundial de 2019, incluyendo el “Boaty Weekender” realizado en un crucero épico.

Todas las grabaciones en directo funcionan como una cápsula de tiempo en cierta medida, pero What To Look For In Summer de Belle and Sebastian es ahora, quizás, un poco más evocador de lo que se pensaba en un principio. “Nuestros seguidores nos estaban rogando que sacáramos grabaciones de nuestros conciertos”, explica el líder Stuart Murdoch. Así que empezaron a editar su gira del 2019, en la que se incluyen tres apariciones en el “Boaty Weekender”, un festival que tiene lugar en un crucero. ¿Cuál de todas esas cosas parece más un producto de nuestra fantasía? ¿Simplemente ver música en directo, que exista un festival o entrar en un crucero?

Sea cual sea la respuesta, What To Look For In Summer te lleva hasta ellas. Ahora que el COVID-19 ha provocado la cancelación de los directos de 2020 y 2021, pero también de los planes de Belle and Sebastian de producir un nuevo disco en Los Ángeles, lo que comenzó siendo un lanzamiento entre dos álbumes, “para abrir boca”, ha recibido mucha más atención y cuidado. “Era algo en lo que centrarnos”, dice Stevie Jackson. “Que era muy, pero que muy agradable”. “Fue muy bonito poder hacer esto en un momento en el que no podíamos ni vernos el uno al otro”, coincide Sarah Martin.

Cuando Murdoch hizo una encuesta a los seguidores de Belle and Sebastian en Twitter, la mayoría dijo que sus LPs de directos favoritos eran los que se centraban en un solo concierto. Pero bueno, los fans no son los que deciden los repertorios tampoco. El grupo decidió elegir las mejores grabaciones de distintos conciertos, inspirándose en álbumes como Yessongs de Yes y el de los directos de Thin Lizzy, Live and Dangerous, dos grupos que, aunque no lo parezcan, siempre le han gustado a Murdoch.“Por un buen tiempo, mientras trabajábamos en él, el título del vinilo fue Live and Meticulous”, comenta Murdoch. “La discográfica quería que se llamara Live and Meticulous. Pero no quería basarme en lo ya establecido”. What To Look For In Summer no es ni una retrospectiva ni un grandes éxitos, es el sonido de un grupo que siempre está avanzando, una imagen de lo que era Belle and Sebastian en 2019 que le da el mismo peso a los primeros días (“My Wandering Days Are Over”, “Seeing Other People”) que a los años recientes (“Poor Boy”, We Were Beautiful”), con una selección de temas que Murdoch dice que es casi aleatoria. “I’m a Cuckoo”, que es la segunda que más han interpretado en directo, ni siquiera ha entrado. Y, sin embargo, hay tres canciones del álbum del 2000 Fold Your Hands Child, You Walk Like a Peasant (que el grupo tocó de principio a fin en el Boaty Weekender).

El álbum también da una imagen completa de un grupo que siempre se ha construido alrededor de las canciones de Murdoch, pero que tiene otros tres compositores: Jackson, Martin y el guitarrista Bobby Kildea (todos con créditos compositivos, que comparte todo el grupo). Martin, en particular, se ha hecho cada vez más prolífica como compositora y vocalista principal en la última década: su “I Didn’t See It Coming”, con su estribillo (“Make me dance / I want to surrender”, “Hazme bailar / Quiero rendirme”) siempre destaca, tanto como su voz en “Little Lou, Ugly Jack, Prophet John”, cantada originalmente por Norah Jones en el álbum de 2010 Write About Love. “Siempre es un momento especial cuando se levanta y entra en la canción”, afirma Murdoch.

Aunque antes era un grupo con unos directos más introspectivos (“Stuart’s staying in and he thinks it’s a sin / That he has to leave the house at all”, “Stuart se queda en casa y cree que es un pecado / Tener que salir de casa” cantaban en 1998 en “This is Not a Modern Rock Song”), en las dos últimas décadas han aumentado en su nivel de musicalidad a la vez que transmiten una vibración más espectacular, de espectáculo de variedades. En un momento del álbum, Murdoch se plantea por qué el grupo dejó la tradición de que alguien les trajera unos cócteles de ginebra al escenario en medio del directo.“Es como si tus amigos vinieran a cenar y quisieras que todo estuviera perfecto”, dice. “No importa lo miserable que sean las canciones. Quizás todos los fans hayan aprendido a amar estas canciones en una habitación o en una cocina. Pero cuando das un directo la cosa cambia. Quieres que todo el mundo se sienta a gusto”.

Cuando más se cumple ese deseo es al final de cada concierto. “The Boy with the Arab Strap” es al mismo tiempo el “Born to Run” de Belle and Sebastian, porque nunca van a dejar de tocarla, como su “Dancing in the Dark” llevada a un grado muy superior, porque muchos de sus fans terminan subiéndose al escenario para bailar. Es un momento irrepetible en la vida de los espectadores, una pesadilla para el jefe de producción del grupo, y un gran momento de diversión para el resto. A veces Jackson tiene que hacerse paso entre los bailarines para conseguir volver al micro para cantar su parte, mientras que Martin observa cómo la gente rodea a Murdoch en el escenario, llegando a secuestrar la canción. “Me divierte cuando las personas se pasan un poco de la raya”, admite Martin. “¡Pero no conmigo!”.

Murdoch nunca se cansa de tocarla: “Realmente siempre estoy esperando ese momento”, confiesa. “Si el concierto está saliendo muy bien, me parece una consecuencia natural. Y si el concierto va bien -quizá sea domingo por la noche y la gente esté un poco más tranquila, aún en sus asientos- es el momento de que se levanten”. Tampoco se cansa nunca de tocar, directamente. “Girar con el grupo es algo que creí que nunca haríamos. Ha resultado ser la emoción de mi vida, de verdad, en un sentido manifiesto y físico. Es la mejor experiencia que creo que he tenido en mi vida”.