Cristina García Rodero. España oculta

Cristina García Rodero. España oculta

Una larga trayectoria de un trabajo tan bien fundamentado y elaborado obtiene su rendimiento. Se ha presentado a los medios esta magna exposición que ha sido comisariada por  la propia autora Cristina Más»

Discos

Discos

LUIS PRADO: La estafa de la vida adulta (Osadía-Maldito Records) “Has hecho lo que te dijeron que hicieras / Has ido por donde tenías que ir / Y ahora, ¿qué sientes? No Más»

José Miguel Viñas: «Los cielos retratados»

José Miguel Viñas: «Los cielos retratados»

Acaba de salir a la venta uno de los libros más originales y bien editados que se han publicado últimamente. Se trata de un ensayo del físico y meteorólogo José Miguel Viñas Más»

Brittany Howard, la música como terapia alternativa

Brittany Howard, la música como terapia alternativa

Cinco años después, Brittany Howard le da continuidad a su aclamado debut en solitario, Jaime, con What Now?, extrayendo un poder inmenso e indeleble de la imprevisibilidad sin fin. A lo largo Más»

“La ruta del mantón de Manila.La feliz unión entre Asia, Hispanoamérica y España»

“La ruta del mantón de Manila.La feliz unión entre Asia, Hispanoamérica y España»

Bajo un sugestivo título y en un emblemático y bellísimo encuadre tiene lugar esta exposición comisariada por la colombiana Verónica Durán Castello, que reside actualmente en Madrid,  siendo una de las mayores Más»

Haruki Murakami: «La ciudad y sus muros inciertos»

Haruki Murakami: «La ciudad y sus muros inciertos»

En la Ciudad y sus muros inciertos se narra una supuesta historia de amor un poco extraña (onírica, dicen las reseñas). Un joven sigue a una joven a una ciudad bastante extraña, Más»

«Goya, el despertar de la conciencia»

«Goya, el despertar de la conciencia»

Se presenta a los medios la gran exposición comisariada por Victor Nieto Alcaide, académico delegado del Museo, Calcografía y exposiciones temporales, quien ha realizado una cuidadosa selección de obras en las que Más»

Discos

Discos

FOUR TET: Three (Text Records-) Que el título no conduzca a engaño a nadie. Three (Tres) es el duodécimo álbum en solitario de Kieran Hebden al frente de su proyecto Four Tet, Más»

The New Raemon, el adiós a un amigo

The New Raemon, el adiós a un amigo

Pactemos que un disco es una carta o una postal que un artista nos envía cada cierto tiempo. Hace 21 años que Ramón Rodríguez nos escribe cartas y postales desde un mirador Más»

Colita-Antifémina

Colita-Antifémina

Una primicia expositiva para reivindicar la figura de dos mujeres intelectuales, en su hacer dentro de una época convulsa, en una lucha para dignificar el hecho de ser mujer y hablar de Más»

 

El «Hombre de Palo» del inventor Juanelo Turriano

por Julia Sáez-Angulo

Juanelo Turriano (Cremona, 1500 – Toledo, 1585) fue un inventor de artilugios mecánicos, autómatas y tecnológicos del emperador Carlos V y de su hijo Felipe II.  Es conocido como el «relojero milanés» y acompañó al Emperador en su retiro final al monasterio de Yuste. Juanelo está enterrado en un convento de Toledo.Entre sus artificios figuran dos artilugios para subir el agua del Tajo a la ciudad, uno para el Ejército en el Alcázar carolingio y otro, para el Ayuntamiento. El primero no se le pagó porque no se había firmado contrato -la palabra dada no debió funcionar-. Juanelo se arruinó.

Para uno de sus inventos, se tallaron cuatro grandes postes cilíndricos que habrían de llegar hasta el Tajo, pero nunca llegaron, abandonados en las canteras de Sonseca y Nambroca, hasta que se perdieron en la memoria rescatada por el guardia civil Dámaso Garoz Fernández en 1940. En Toledo y otros lugares de España se cantaba:

Los cantos de Juanelo

ya van andando,

llegarán a Toledo,

Dios sabe cuándo. 

Las grandes piedras fueron identificadas por el arquitecto Pedro Muguruza Muguruza  y hoy figuran en la subida al monasterio del Valle de los Caídos.

«Hombre de Palo»

También construyó su célebre autómata el «Hombre de Palo» -hoy da nombre a una calle de Toledo- un artilugio antropomórfico que rodaba por unos supuestos carriles de la calle, para ir a recoger la comida que le otorgaba el Emperador, a la vez que recogía limosnas. Juanelo estaba arruinado y, al final de sus días, no podía andar.

Algunos dicen que se quemó el autómata y en el cuadro de «El entierro del Conde Orgaz», un fraile vestido de gris y un paje, con el símbolo de los Rosacruz en su ropaje, señalan a un personaje que ocultó el armazón del Hombre de Palo.

Un anticuario lo descubrió en una familia de origen toledano y destacó su valor. Se vendió a un Museo de la Tecnología de los Estados Unidos. Quedó esta foto del anticuario para testimoniar su existencia.

¿Será realmente el auténtico Hombre de Palo?