Man Man, la música como salvación

Man Man, la música como salvación

Recientemente, la banda Man Man ha editado su nuevo álbum, Carrot on Strings, disponible en todo el mundo a través de Sub Pop. El álbum fue grabado en el estudio Mant Sounds en Glassell Más»

José Henrique Bortoluci: «Lo que es mío»

José Henrique Bortoluci: «Lo que es mío»

El libro empieza así: “Recuerda que tu padre ayudó a construir ese aeropuerto para que puedas volar. Oigo esta frase de mi padre cada vez que tengo que coger un vuelo en Más»

Eva Lootz. Hacer como quien dice ¿Y esto qué es?

Eva Lootz. Hacer como quien dice ¿Y esto qué es?

Se presenta a los medios por el Museo, en colaboración con el Ayuntamiento de Madrid, la exposición de la artista plástica austriaca, nacionalizada  y residente en España desde 1967, Eva Lootz (Viena Más»

Rosario de Velasco

Rosario de Velasco

La exposición reúne treinta pinturas de su obra entre los años 20 al 40 del siglo pasado, en los que confluyen los primeros años más destacados. Les acompañan una sección de sus Más»

Cristina García Rodero. España oculta

Cristina García Rodero. España oculta

Una larga trayectoria de un trabajo tan bien fundamentado y elaborado obtiene su rendimiento. Se ha presentado a los medios esta magna exposición que ha sido comisariada por  la propia autora Cristina Más»

Discos

Discos

LUIS PRADO: La estafa de la vida adulta (Osadía-Maldito Records) “Has hecho lo que te dijeron que hicieras / Has ido por donde tenías que ir / Y ahora, ¿qué sientes? No Más»

José Miguel Viñas: «Los cielos retratados»

José Miguel Viñas: «Los cielos retratados»

Acaba de salir a la venta uno de los libros más originales y bien editados que se han publicado últimamente. Se trata de un ensayo del físico y meteorólogo José Miguel Viñas Más»

Brittany Howard, la música como terapia alternativa

Brittany Howard, la música como terapia alternativa

Cinco años después, Brittany Howard le da continuidad a su aclamado debut en solitario, Jaime, con What Now?, extrayendo un poder inmenso e indeleble de la imprevisibilidad sin fin. A lo largo Más»

“La ruta del mantón de Manila.La feliz unión entre Asia, Hispanoamérica y España»

“La ruta del mantón de Manila.La feliz unión entre Asia, Hispanoamérica y España»

Bajo un sugestivo título y en un emblemático y bellísimo encuadre tiene lugar esta exposición comisariada por la colombiana Verónica Durán Castello, que reside actualmente en Madrid,  siendo una de las mayores Más»

Haruki Murakami: «La ciudad y sus muros inciertos»

Haruki Murakami: «La ciudad y sus muros inciertos»

En la Ciudad y sus muros inciertos se narra una supuesta historia de amor un poco extraña (onírica, dicen las reseñas). Un joven sigue a una joven a una ciudad bastante extraña, Más»

 

Discos

por Xavier Valiño

PAUL McCARTNEY: III (Warner)

A dos años de cumplir los 80, Paul McCartney sigue componiendo y editando discos. Otra cuestión es si siguen siendo relevantes. En este caso, III, su decimoctavo disco en solitario, parecer querer decir con su título que da continuidad a (1970) y II (1980). El nexo de unión es que todo lo ha tocado y grabado él mismo, aunque eso se podía decir también de Chaos and Creation in the Backyard (2005) y no por eso lo metió en esta cuenta.

Si acaso, lo más interesante de este nuevo trabajo de McCartney es que no parece interesado o preocupado en absoluto por la recepción del disco. Si quiere trabajar con una pista repetitiva de más de ocho minutos (“Deep Deep Feeling”) o meter una introducción instrumental de otros cinco (“Long Tailed Winter Bird”) no tiene reparos. Probablemente lo haya disfrutado bastante, dejando algunas piezas más breves y desnudas a las que podemos agarrarnos (“Winter Bird-When Winter Comes”, “Pretty Boys”, “Women and Wives”, “The Kiss of Venus”).

XOEL LÓPEZ: Si mi rayo te alcanzara (Esmerarte-Sony)

El décimo quinto álbum de la trayectoria de Xoel López, y el cuarto que firma con su nombre, presenta bastantes novedades: las canciones no solo las ha escrito él (las firma con David Quinzán), se libera de las labores de producción dejándolas en otras manos (‘Campi’ Campón), cuenta con la colaboración de su banda más que nunca y se edita después de que estuviese trabajando el año pasado con un proyecto paralelo de versiones (Combo Viramundo) que parece haber influido en su sonido.

Variado en registros, pasa de la balada a los ritmos latinos más coloridos (como los primeros discos de Deluxe), dejando que otras influencias suyas pululen por ahí (Curtis Mayfield, The Smiths…). Curiosamente, su disco más coral y cercano en espíritu a sus conciertos en directo es, también, el más personal, dejando entrever en sus letras relaciones tormentosas, probablemente rotas en el 2019. De ahí la metáfora del rayo liberador en su título, que encierra un triunfo inapelable.

BILLIE JOE ARMSTRONG: No Fun Mondays (Reprise-Warner)

Tras el disco de versiones de Dean Wareham y Britta Phillips registrado en directo haciendo versiones desde su casa en la pandemia (Quarantine Tapes), ahora aparece otro similar, aunque en este caso con las canciones que el líder de Green Day interpretó en directo algunos lunes de los pasados meses. Según sus palabras, le ayudaron a reflexionar sobre las cosas que más le preocupan a él -y a mucha gente- en la vida: “la familia, los amigos y, por supuesto, la música”.

Estas adaptaciones incluyen tal vez menos bandas punk de lo que se pudiera esperar (The Clash) y, sin embargo, todo suena coherente y perfectamente relacionable con él: Billy Bragg, Wreckless Eric, Tommy James and the Shandells, The Bangles (vía Prince), John Lennon, incluso Kim Wilde (“Kids in America”)… La más apropiada de este disco intranscendente pero oportuno es la versión de “That Thing You Do” de la película The Wonders (Tom Hanks, 1996), canción compuesta por Adam Schlesinger (Fountains of Wayne), una de las desgraciadas víctimas del Covid.

MAC MILLER: Circles (Warner)

Una de las sorpresas más gratas e inesperadas de este 2020 que nos deja fue la aparición de un disco póstumo de Malcolm James McCormick, más conocido como Mac Miller. El rapero se encontraba trabajando en su sexto disco cuando falleció de una sobredosis el 7 de septiembre de 2018. Circles, acabado por el productor Jon Brion, iba a ser la continuación del anterior, Swimming, formando un díptico traducible como Nadando en círculos.

Si en aquel ya reflexionaba sobre la ruptura con Ariana Grande y, sobre todo, sus dudas, su estabilidad mental y sus adicciones, este álbum le da continuidad pero con una novedad relevante, y es que se aparta del hip-hop en sentido estricto para ofrecernos su versión más desnuda, la de un cantautor de ahora, con elementos de soft rock, soul y pop, incluso cierto aire folk en medio de su acostumbrado sonido más electrónico. Íntimo y embriagador.

THIS IS THE KIT: Off Off On (Rough Trade-Popstock)

Desde el álbum debut de 2008 Krulle Bol, This Is the Kit ha ido deshaciendo nudos emocionales mientras tejía historias intrigantes. Al terminar la gira de su anterior disco, Moonshine Freeze, Kate Stables, la voz e imagen de la banda, fue invitada a unirse a The National en su gira -algo que ya había hecho en el disco de ellos I Am Easy to Find-, algo que le ayudó a desconectar y empezar a escribir sin presión.

Completado en los estudios Real World justo antes del confinamiento en marzo, hay un trasfondo de inquietud en las canciones de este, su quinto disco, con las observaciones de Stables de la vida en movimiento y el paso del tiempo, evidente en temas como «No Such Thing», “Keep Going” o «Slider”. A pesar de su aparente complejidad musical, This Is the Kit sigue siendo una entrada identificable a la experiencia humana y Off Off On un trabajo tan sugerente como cualquiera que Stables haya lanzado anteriormente.

TINO CASAL: Origen (Lemuria)

Sin duda, esta es la sorpresa del año en la música estatal, un disco inédito de Tino Casal. Y no es uno cualquiera, no, sino uno grabado antes de alcanzar el estrellato, tras su paso por Los Zafiros Negros y Los Archiduques. Fue el responsable del sello Lemuria, Pablo Lacárcel, quien escuchó hablar de la posible existencia de esas canciones y siguió su rastro desde Italia, donde se grabó en 1977, hasta Brasil, donde los responsables del sello huyeron acosados por las deudas. Allí aparecieron nueve canciones en una lata con el nombre de Celestino Casal.

Después de quitarles el moho a las cintas, ahora podemos escuchar temas como “París”, muy influida por la etapa disco y el falsete de los Bee Gees. En otros momentos se acerca a la rumba de la época (“Be My Friend”), al soul (“Piel de porcelana”), a los cantantes melódicos que poblaban las listas (“Asturias”, hablando de su tierra) o al pop italiano (con la versión de “Volarás, volaré” del grupo Época). Más que nada, una curiosidad insospechada de la que ni sus allegados tenían conocimiento.