Claudia Comte: «After Nature»

Claudia Comte: «After Nature»

Comisaria del proyecto Chus Martínez quien, en colaboración online con Claudia Comte, presenta esta exposición que gira en torno a los arrecifes de coral y la preservación de los océanos. Fundadora de Más»

Glass Animals, certezas por los aires

Glass Animals, certezas por los aires

Glass Animals consiguieron forjar su sitio en la escena independiente británica con sus dos primeros álbumes: Zaba (2014) y How to Be a Human Being (2016). Con este último consiguieron una nominación Más»

Paret en Bilbao. Arte sacro y profano

Paret en Bilbao. Arte sacro y profano

El Museo de Bellas Artes de Bilbao y el Museo de Arte Sacro presentan conjuntamente la exposición Paret en Bilbao. Arte Sacro y Profano dedicada a la obra realizada por este singular Más»

Discos

Discos

VERTO: Embora (Alberto Mira Cons-Fernando Peleteiro Sánchez) Cuando Verto hizo público un listado con sus influencias incluso antes de editar su debut, estaban dando a la gente de su generación una guía de Más»

Julia de Castro, el canto que perdura en la memoria

Julia de Castro, el canto que perdura en la memoria

Julia de Castro, conocida por su decenio como líder de la banda De La Puríssima, está ahora presentando en directo el disco que editó no hace mucho, La historiadora, un álbum transicional cuya Más»

Discos

Discos

THE NEW RAEMON/MARC CLOS Y DAVID CORDERO: A los que nazcan más tarde (BMG) En 2020, Ramón Rodríguez (The New Raemon) entregó su álbum más completo, visceral y oscuro, Coplas del andar torcido. En Más»

El bando bueno, por Antonio Luque

El bando bueno, por Antonio Luque

El bando bueno es el nuevo disco de Sr Chinarro, uno de los pilares de la escena independiente desde los primeros 90, siendo Antonio Luque el autor más prolífico de su generación Más»

“Yo soy el que soy”, biografía del violinista Aaron Lee

“Yo soy el que soy”, biografía del violinista Aaron Lee

Lo mejor del espectáculo es el concierto de violín de Aarón Lee, muy aplaudido cuando se queda solo con su música. El resto, más que interpretación, es pura narratividad de monólogo expresivo Más»

Discos

Discos

TASH SULTANA: Terra Firma (Sony) Cuando editó su primer álbum (Flow State) en 2018 a sus 23 años, la multiinstrumentista -toca más de 20 instrumentos- australiana que ya había vivido una vida ciertamente Más»

José Manuel Lucía Megías: “Aquí y ahora”

José Manuel Lucía Megías: “Aquí y ahora”

  Finalista del premio Estandarte de Poesía 2020, Lucía Megías construye este poemario partiendo de una identificación con el yo poético y de una temporalidad que exigía su espacio de reflexión: la Más»

 

Berta Marsé: «Encargo»

por Mercedes Martín

(Anagrama, 2020. 200 págs)

La escritora Berta Marsé publica su primera novela: Encargo. Es una novela corta, pero bien ejecutada, yo diría que tiene la forma de una fuga (la pieza musical) porque la historia vuelve al punto de partida con variaciones; diría que se parece a una litografía de Escher: ¿recuerda aquellos espacios paradójicos, aquellas ilusiones ópticas? Encargo es algo similar.El relato da vueltas en torno a un suceso traumático que marca tanto a sus protagonistas que se quedan estancados orbitándolo ya para siempre. Al principio estamos en una habitación, pero es que en realidad estamos en un taller de escritura, pero eso tampoco es del todo exacto: estamos en otra parte (que no adelanto) y las tres partes están cerradas y se contienen entre sí, y de ahí, querido lector, de esos tres lugares no saldremos jamás. No se engañe. Le parecerá que sí, pero es solo un espejismo.

Los detalles se acumulan como focos de luz que van revelando más y más cosas: la vida del barrio, los diversos personajes, el carácter de las protagonistas… pero lo central, el por qué de todo esto, permanece a oscuras durante mucho tiempo. Esta manera de narrar de Marsé añade suspense y regusto a novela negra y además es muy simbólica porque, de la misma manera que la fuga resalta el tema musical al hacerlo variar y las ilusiones ópticas de Escher no hacen sino incidir en el hecho de que estamos ante un dibujo, la manera en que se narra la historia de Encargo incide en el hecho de que estamos ante un relato. Y hasta aquí puedo leer. Podríamos decir sin exagerar que la novela de Berta Marsé es un relato que se relata a sí mismo o, si lo prefiere, un relato que se mira en el espejo, igual que Desi y Yesi.

Desi y Yesi son dos chicas del mismo barrio, de la misma edad, que se han criado juntas, pero un día una es raptada y la otra no, la otra se queda con la sensación de que podía haber sido ella y la verdad es que parece que sí, porque justo en ese desvío del camino se detiene el tiempo y su vida no avanza. Desi es Yesi y viceversa, y así las cosas se vuelven misteriosas y hasta filosóficas. Si a eso le añade la referencia inquietante a aquella novela de Italo Calvino y a aquel poema de Cortázar… Pero no se lo voy a destripar. Quizá el lector alguna vez ha dicho estremeciéndose: “¡ese podía haber sido yo, escapé por los pelos!” (es lo que me dije yo al ver por la tele el atentado de Viena, pero esa es otra historia).Han pasado cinco años y Yesi, raptada cinco años atrás, vuelve al barrio. Desi todavía vive con sus padres, en la misma habitación, exactamente la misma de cuando tenía 15 años, con la misma decoración, como si el tiempo no hubiera pasado, sigue estudiando y su novio es solo un novio nominal. Por supuesto, con la aparición de Yesi se levanta mucho revuelo e incluso viene la tele. Pero Desi está paralizada y no quiere saber nada… Pero todo está escrito y no tendrá manera de escapar. Desi está presa del relato, nunca mejor dicho.

Por cierto, una curiosidad: el rapto de Yesi sucede en 2008 en la novela, pero Berta Marsé ha revelado que corría el año 1993 cuando ella vivió la anécdota que le inspiró para escribirlo. Si usted echa un vistazo en internet verá que justamente el año anterior, en 1992, empezaba a emitirse Quién sabe dónde… Y que también ese año en España desaparecieron nada menos que 3500 menores de 18 años.