J’Aime, amor y sordidez

J’Aime, amor y sordidez

Love and Squalor es el primer álbum de J’Aime (Jaime Cristóbal, conocido por su grupo Souvenir). Precedido por el adelanto de «700.000 Records», el disco lleva la obra de J’Aime a su Más»

Discos

Discos

STEVE EARLE: J.T. (New West) Por si alguien no sabe a qué se refiere el título del nuevo álbum de Steve Earle, bien podría acudir a su última canción, “Last Words”, e intentar Más»

“Zóbel y grandes artistas de posguerra”

“Zóbel y grandes artistas de posguerra”

Se ha inaugurado la primera exposición de la galería Mayoral en Madrid, Zóbel y grandes artistas de posguerra, que se podrá ver hasta el 21 de marzo en la Fundación Pons. La Más»

Gema Guerrero Vindel, exposición » Lo Violeta»

Gema Guerrero Vindel, exposición » Lo Violeta»

Fuerza y rotundidad del dibujo y el color Más»

Restauración de Clásicos Vascos

Restauración de Clásicos Vascos

El Museo de Bellas Artes de Bilbao presenta los resultados del trabajo de conservación y restauración llevados a cabo en el último año gracias a la colaboración que mantiene desde hace siete Más»

St Woods, de cosas a recuerdos

St Woods, de cosas a recuerdos

Hace unos meses empezamos a conocer las primeras canciones de St. Woods, temas como “On Me”, “Wasted Love” o “A Part from God”, que llevaron a que fuese calificado como “el Bon Más»

«El ingenio al servicio del poder. Los códices de Leonardo da Vinci en la corte de los Austrias»

«El ingenio al servicio del poder. Los códices de Leonardo da Vinci en la corte de los Austrias»

El recorrido de la exposición reivindica la importancia de la ciencia y la trasmisión del conocimiento en la España de los Austrias  con la llegada de personajes de gran talento que desde Más»

Discos

Discos

PAUL McCARTNEY: III (Warner) A dos años de cumplir los 80, Paul McCartney sigue componiendo y editando discos. Otra cuestión es si siguen siendo relevantes. En este caso, III, su decimoctavo disco en solitario, Más»

Harold Bloom: “Cleopatra. Soy fuego y aire»

Harold Bloom: “Cleopatra. Soy fuego y aire»

Vaso Roto y su propietaria acertaron plenamente al solicitar al profesor Pujante la traducción de la serie de cinco ensayos de Bloom en torno a personajes shakesperianos y esta nueva entrega viene Más»

Little Simz, extrayendo luz en tiempos turbulentos

Little Simz, extrayendo luz en tiempos turbulentos

Días después de anunciar que editaría un nuevo disco en 2020, la rapera Little Simz publicaba ya Drop 6. El proyecto que da continuidad a su aclamado álbum GREY Area de 2019, fue grabado por completo Más»

Otl Aicher. Metro Bilbao. Arquitectura y Paisaje

Otl Aicher. Metro Bilbao. Arquitectura y Paisaje

Coincidiendo con el XXV Aniversario de la creación del Metro Bilbao, el Museo de Bellas Artes de la capital vasca tiene en cartel una exposición dedicada al artista germano Otl Aicher (1922-1991), Más»

 

Ángel Guinda: «Deslumbramientos seguido de recapitulaciones»

por Nuria Ruiz de Viñaspre

(Olifante Ediciones, 2020)

El nuevo libro del siempre querido Ángel Guinda, salió publicado en el sello de Olifante un 14 de abril de 2020. Exactamente un mes después de ver cómo confinábamos con nuestras propias manos al planeta. Estamos ante un libro vital que habita un planeta herido de muerte.Curioso el doble título que da luz a un libro doble. Títulos polisémicos lo que amplifica la mirada. Deslumbramientos seguido de recapitulaciones. Así nuestra realidad. Leo en una noticia que el confinamiento hace mella en la salud ocular: ojos enrojecidos, picor, sequedad, visión borrosa. “Llevo el sol en los ojos. / ¡Todo borroso como un anís con hielo” […] “Ahora lo encuentro menos luminoso / (Debe de ser asunto de mis ojos)”. Y es que, salir del interior al exterior nos quema los ojos. Nos deslumbra. Nos turba del mismo modo que nos turba el alumbramiento, salir del útero materno al útero de otro mundo con paredes. Literalmente, turbación de la vista por luz excesiva. Deslumbrados por la vida aparecida. Deslumbrados por la muerte aparecida. “Deslumbramiento es aparición”. La muerte, siempre tan presente en el poeta, descifrándola, entendiéndola, aceptándola. Porque vida y muerte ruedan por los siglos de los siglos dentro del mismo círculo “Las cerezas sangran en los dientes”.

“Antes pisaba la tierra. Ahora piso el firmamento”. Planeta, tierra, cielo. Los malabarismos que hace Guinda con la simple figura de un círculo son extraordinarios. “Una nube rodando por las calles”, “Bebo una copa de infinito”, “Cuando salgas de ti, regresa siempre a ti”. Otros versos uróboros como “Fui amanecer. / Soy ocaso” […] o “Y recapacita por qué la vida apunta a la muerte. / La muerte apunta a la vida. La muerte dispara primero” corrobora la idea nodriza del poeta -idea que amamanta a otras secundarias- y que se resume en un todo acaba, pero nada acaba, como bien asevera la cita de E. Urquijo “He muerto y he resucitado”.

Para Guinda, menos es más. En este librito de mirada amplificada, reduce toda su vida al minimalismo de lo justo. De lo único. Viaja hasta el tuétano de la esencia y ve con la palabra exacta que somos poco o nada, de paso y aves. Que la energía se apaga en el aire, pero que se transforma en fuego. Y así, en este paisaje minimalista, una vez deslumbrados por el propio deslumbramiento del poeta, nos relata sumaria y ordenadamente lo vivido, lo acontecido, lo ya escrito y hasta lo no dicho. Estamos ante la síntesis de la vida del poeta. Ante su propia filogenia, donde nos cuenta el parentesco de sangre que le une a la soledad, a la enfermedad, a la naturaleza, al amor a la vida, al amor a la muerte. A la nada, al fin “Me he arrojado de mí mismo”, “Nos creemos colosos. ¡Somos insignificantes!” He aquí el oxímoron, la fugacidad del ser humano y el deseo de permanencia a través de la escritura cuando se pregunta “Nosotros somos la muerte” […] “¿Desaparecerá todo lo aparecido?”.

La segunda parte, Recapitulaciones, bien podría ser una carta de intenciones imperativa donde el corazón da órdenes a la cabeza. Un conjunto redondo de mantras a los que desemboca el poeta tras hacer trayectoria de su vida. En definitiva, Los deslumbramientos seguido de Recapitaculaciones es (son) sus libros más sinceros. El confesionario del poeta y fiel donde en la última línea de la vida se deja entrever al trasluz sacramental. “¡Fui amanecer. Soy ocaso!” Y es que, tras cinco años de silencio, resulta reconfortante mascar palabras como deslumbramiento o recapitulaciones.

Guinda es el poeta zen que alumbra y nos deslumbra con el alumbramiento de sus propios deslumbramientos. Él es la pandemia. El transmisor del contagio más filántropo para el alma humana. Solo él sabe que la respuesta está en el viento.