Claudia Comte: «After Nature»

Claudia Comte: «After Nature»

Comisaria del proyecto Chus Martínez quien, en colaboración online con Claudia Comte, presenta esta exposición que gira en torno a los arrecifes de coral y la preservación de los océanos. Fundadora de Más»

Glass Animals, certezas por los aires

Glass Animals, certezas por los aires

Glass Animals consiguieron forjar su sitio en la escena independiente británica con sus dos primeros álbumes: Zaba (2014) y How to Be a Human Being (2016). Con este último consiguieron una nominación Más»

Paret en Bilbao. Arte sacro y profano

Paret en Bilbao. Arte sacro y profano

El Museo de Bellas Artes de Bilbao y el Museo de Arte Sacro presentan conjuntamente la exposición Paret en Bilbao. Arte Sacro y Profano dedicada a la obra realizada por este singular Más»

Discos

Discos

VERTO: Embora (Alberto Mira Cons-Fernando Peleteiro Sánchez) Cuando Verto hizo público un listado con sus influencias incluso antes de editar su debut, estaban dando a la gente de su generación una guía de Más»

Julia de Castro, el canto que perdura en la memoria

Julia de Castro, el canto que perdura en la memoria

Julia de Castro, conocida por su decenio como líder de la banda De La Puríssima, está ahora presentando en directo el disco que editó no hace mucho, La historiadora, un álbum transicional cuya Más»

Discos

Discos

THE NEW RAEMON/MARC CLOS Y DAVID CORDERO: A los que nazcan más tarde (BMG) En 2020, Ramón Rodríguez (The New Raemon) entregó su álbum más completo, visceral y oscuro, Coplas del andar torcido. En Más»

El bando bueno, por Antonio Luque

El bando bueno, por Antonio Luque

El bando bueno es el nuevo disco de Sr Chinarro, uno de los pilares de la escena independiente desde los primeros 90, siendo Antonio Luque el autor más prolífico de su generación Más»

“Yo soy el que soy”, biografía del violinista Aaron Lee

“Yo soy el que soy”, biografía del violinista Aaron Lee

Lo mejor del espectáculo es el concierto de violín de Aarón Lee, muy aplaudido cuando se queda solo con su música. El resto, más que interpretación, es pura narratividad de monólogo expresivo Más»

Discos

Discos

TASH SULTANA: Terra Firma (Sony) Cuando editó su primer álbum (Flow State) en 2018 a sus 23 años, la multiinstrumentista -toca más de 20 instrumentos- australiana que ya había vivido una vida ciertamente Más»

José Manuel Lucía Megías: “Aquí y ahora”

José Manuel Lucía Megías: “Aquí y ahora”

  Finalista del premio Estandarte de Poesía 2020, Lucía Megías construye este poemario partiendo de una identificación con el yo poético y de una temporalidad que exigía su espacio de reflexión: la Más»

 

María Dueñas: ”Las hijas del capitán”

por Julia Sáez-Angulo

(Planeta, 2018. 624 págs)

Nueva York, 1936. La pequeña casa de comidas El Capitán arranca su andadura en la calle Catorce, uno de los enclaves de la colonia española que por entonces reside en la ciudad. La muerte accidental de su dueño, el tarambana Emilio Arenas, obliga a sus indomables hijas veinteañeras a tomar las riendas del negocio mientras en los tribunales se resuelve el cobro de una prometedora indemnización. Abatidas y acosadas por la urgente necesidad de sobrevivir, las temperamentales Victoria, Mona y Luz Arenas se abrirán paso entre rascacielos, compatriotas, adversidades y amores, decididas a convertir un sueño en realidad.Con una lectura tan ágil y envolvente como conmovedora, Las hijas del Capitán despliega la historia de tres jóvenes españolas que se vieron obligadas a cruzar un océano, se asentaron en una urbe deslumbrante y lucharon con arrojo para encontrar su camino.

En Las hijas del Capitán, María Dueñas rinde homenaje a la colonia española que residió en Nueva York durante las primeras décadas del siglo xx, concentrada en varios enclaves legendarios, entre los que se encontraba la calle Catorce. En estos barrios transcurría, en gran medida, la vida de los casi 40.000 inmigrantes procedentes de todos los rincones de España, que en el momento de la trama —años 30— trabajaban con coraje para construir una vida en la gran ciudad.

En su camino, las hermanas Arenas se cruzarán con algunos personajes históricos que pululaban por el Manhattan de aquellos tiempos, como el músico Xavier Cugat, las semblanzas de  Gardel y Margarita Cansino —Rita Hayworth— y el verdadero conde de Covadonga, ex heredero al trono de España que acababa de renunciar a sus derechos por casarse con una hermosa cubana.

El tramo de la neoyoquina calle Catorce comprendido entre la Séptima y la Octava avenida, al sur de Chelsea y al norte del Greenwich Village, fue durante décadas el epicentro de la zona española del lado oeste de Manhattan. Todavía son muchos los neoyorquinos que recuerdan hoy este enclave al que algunos llamaron Little Spain.

El enclave más antiguo de la colonia, activo desde finales del xix hasta los años cuarenta/ cincuenta aproximadamente, situado en el Lower East Side junto a los muelles del East River, entre los puentes de Brooklyn y Manhattan. Según los que allí vivieron y según consta en las referencias documentales, gallegos, vascos y valencianos constituyeron la mayor parte —aunque no la única— de su población. Inicialmente se trataba de gente vinculada a la mar y el transporte marítimo: marineros, fogoneros, estibadores, cocineros…Posteriormente las actividades se fueron expandiendo, la llegada de hombres solos se vio incrementada con la presencia de mujeres y familias enteras.  Repartidos por Cherry Street y sus calles cercanas, se instalaron centros sociales como El Centro Vasco Americano y el Círculo Valenciano, hospedajes legendarios como La Valenciana, la fonda de Juan Pons o la pensión Garay, las sastrerías Faraldo y La Elegancia, las tiendas de comestibles La Ideal y La Competidora Española, la bodega de Teodoro Rodríguez y la pescadería Chacón, cafés y restaurantes como La Gran España, Castilla y El Chorrito, propiedad del catalán Sebastián Estrada. Barberías, zapaterías, pensiones, tiendas de ropa y billares constituían un abundante número de establecimientos regentados por españoles.

Un tercer núcleo compacto de residentes españoles se instaló al sur de Brooklyn Heights, en el área de Atlantic Avenue y sus alrededores (calles Henry, Hicks, Willow, Joralemon…). En su origen, tal zona contenía un gran número de tabaqueros, así como gente vinculada a la mar en los cercanos muelles y astilleros. Entre sus instituciones sociales vigentes estaban el Centro Andaluz, el Ateneo Hispano, la original sede de La Nacional y la iglesia del Pilar.

Las anteriores novelas de María Dueñas, El tiempo entre costurasMisión Olvido y La Templanza, han conquistado a millones de lectores y han confirmado a su autora como una de las escritoras más leídas en todo el mundo. Ha sido traducida a más de 35 lenguas.