Man Man, la música como salvación

Man Man, la música como salvación

Recientemente, la banda Man Man ha editado su nuevo álbum, Carrot on Strings, disponible en todo el mundo a través de Sub Pop. El álbum fue grabado en el estudio Mant Sounds en Glassell Más»

José Henrique Bortoluci: «Lo que es mío»

José Henrique Bortoluci: «Lo que es mío»

El libro empieza así: “Recuerda que tu padre ayudó a construir ese aeropuerto para que puedas volar. Oigo esta frase de mi padre cada vez que tengo que coger un vuelo en Más»

Eva Lootz. Hacer como quien dice ¿Y esto qué es?

Eva Lootz. Hacer como quien dice ¿Y esto qué es?

Se presenta a los medios por el Museo, en colaboración con el Ayuntamiento de Madrid, la exposición de la artista plástica austriaca, nacionalizada  y residente en España desde 1967, Eva Lootz (Viena Más»

Rosario de Velasco

Rosario de Velasco

La exposición reúne treinta pinturas de su obra entre los años 20 al 40 del siglo pasado, en los que confluyen los primeros años más destacados. Les acompañan una sección de sus Más»

Cristina García Rodero. España oculta

Cristina García Rodero. España oculta

Una larga trayectoria de un trabajo tan bien fundamentado y elaborado obtiene su rendimiento. Se ha presentado a los medios esta magna exposición que ha sido comisariada por  la propia autora Cristina Más»

Discos

Discos

LUIS PRADO: La estafa de la vida adulta (Osadía-Maldito Records) “Has hecho lo que te dijeron que hicieras / Has ido por donde tenías que ir / Y ahora, ¿qué sientes? No Más»

José Miguel Viñas: «Los cielos retratados»

José Miguel Viñas: «Los cielos retratados»

Acaba de salir a la venta uno de los libros más originales y bien editados que se han publicado últimamente. Se trata de un ensayo del físico y meteorólogo José Miguel Viñas Más»

Brittany Howard, la música como terapia alternativa

Brittany Howard, la música como terapia alternativa

Cinco años después, Brittany Howard le da continuidad a su aclamado debut en solitario, Jaime, con What Now?, extrayendo un poder inmenso e indeleble de la imprevisibilidad sin fin. A lo largo Más»

“La ruta del mantón de Manila.La feliz unión entre Asia, Hispanoamérica y España»

“La ruta del mantón de Manila.La feliz unión entre Asia, Hispanoamérica y España»

Bajo un sugestivo título y en un emblemático y bellísimo encuadre tiene lugar esta exposición comisariada por la colombiana Verónica Durán Castello, que reside actualmente en Madrid,  siendo una de las mayores Más»

Haruki Murakami: «La ciudad y sus muros inciertos»

Haruki Murakami: «La ciudad y sus muros inciertos»

En la Ciudad y sus muros inciertos se narra una supuesta historia de amor un poco extraña (onírica, dicen las reseñas). Un joven sigue a una joven a una ciudad bastante extraña, Más»

 

«Muchacha en la ventana», la Mona Lisa de Rembrandt, en Bilbao

por Alberto López Echevarrieta

(Obra invitada del Museo de Bellas Artes: Del 22 de marzo al 18 de junio de 2018)

Muchacha en la ventana, de Rembrandt y cuadro-estrella de una de las más veteranas pinacotecas europeas, la Dulwich Picture Gallery de Londres, cuelga durante tres meses en el Museo de Bellas Artes de Bilbao gracias a su veterano programa La obra invitada y al patrocinio de la Fundación Banco de Santander. En la conferencia de presentación -por cierto, con el auditorio lleno-, Jennifer Scott, directora de la galería londinense, ha comparado el trabajo del pintor holandés con la Mona Lisa, de Da Vinci.Todos hemos pillado el símil, ya que nos encontramos ante una obra maestra, cuya calidad no admite la menor duda. Se trata de un óleo sobre lienzo de 81,8 x 66,2 cm. pintado en 1645 que constituye lo que podríamos denominar el triunfo del Naturalismo en la pintura europea. Rembrandt tenía 39 años cuando nos dejó esta aparente obra simple, pero llena de matices de una belleza insuperable.

Representa a una joven, con los brazos cruzados y una mano cogiéndose un colgante del cuello. Viste una camisola y se apoya en lo que pudiera ser el alféizar de una ventana con la mirada puesta en un punto inferior indeterminado. La perfección del retrato es tal que frecuentemente se suele citar una leyenda al respecto que recogió el teórico del arte francés Roger de Piles: Cuando Rembrandt apoyaba este cuadro en una de las ventanas de su casa, mucha gente se paraba al pie de ella pensando que se trataba de una persona viva y comentando cómo podía aguantar inmóvil observándoles tanto tiempo.

“Que un pintor te haga creer que estás ante una persona real, cuando se trata de una pintura, es la mejor muestra de su maestría”, ha señalado Jennifer Scott, quien ha señalado también la aparente simplicidad del cuadro. “No sabemos si la muchacha está en una ventana. Lo cierto es que mira fuera del cuadro añadiendo una intriga más al contenido”.Un examen detenido de la obra nos lleva a descubrir una marca de agua en la piedra de apoyo. ¿Acababa de limpiar el suelo y se deslizó la gota de sus brazos? Las hay también de insectos. ¿Por qué los mete Rembrandt? La ropa que lleva la chica no es la más adecuada para realizar un fregado, sobre todo con un tocado en la cabeza. Hay muchas incógnitas que el tiempo no ha sabido resolver.

«Parece que la muchacha nos quiere decir algo. Hay un pequeño detalle en la punta de la nariz que sirve para demostrarnos que estamos ante uno de los mejores trabajos de Rembrandt y del mundo. La maestría del artista roza la perfección hasta en ese toque extra de la nariz. Y, claro, te crees la historia”, matiza Scott.

Por si había alguna duda, Rembrandt demuestra con su Muchacha en la ventana que ejerce un dominio pleno en el difícil arte del claroscuro.

«Yo veo esta obra a diario y observo la reacción de la gente que pasa ante ella. Los hay que, en determinadas zonas del museo, pasan sin prestar mucha atención, pero cuando llegan ante este cuadro se paran atraídos por la fuerza que emana. Y son gentes de edades de lo más diversas, pero todas ellas se sienten atrapadas ante la magia de esta pintura”, termina la directora de la Dulwich Picture Galery.

El Museo de Bellas Artes de Bilbao y la pinacoteca londinense vienen trabajando conjuntamente desde 1999. Esta colaboración se materializará en breve con la presencia en la pinacoteca vasca de nuevas obras de aquella procedencia. De momento, en Bilbao, siguen las excelentes entradas que tienen Goya y Arroyo.