Glass Animals, certezas por los aires

Glass Animals, certezas por los aires

Glass Animals consiguieron forjar su sitio en la escena independiente británica con sus dos primeros álbumes: Zaba (2014) y How to Be a Human Being (2016). Con este último consiguieron una nominación Más»

Paret en Bilbao. Arte sacro y profano

Paret en Bilbao. Arte sacro y profano

El Museo de Bellas Artes de Bilbao y el Museo de Arte Sacro presentan conjuntamente la exposición Paret en Bilbao. Arte Sacro y Profano dedicada a la obra realizada por este singular Más»

Discos

Discos

VERTO: Embora (Alberto Mira Cons-Fernando Peleteiro Sánchez) Cuando Verto hizo público un listado con sus influencias incluso antes de editar su debut, estaban dando a la gente de su generación una guía de Más»

Julia de Castro, el canto que perdura en la memoria

Julia de Castro, el canto que perdura en la memoria

Julia de Castro, conocida por su decenio como líder de la banda De La Puríssima, está ahora presentando en directo el disco que editó no hace mucho, La historiadora, un álbum transicional cuya Más»

Discos

Discos

THE NEW RAEMON/MARC CLOS Y DAVID CORDERO: A los que nazcan más tarde (BMG) En 2020, Ramón Rodríguez (The New Raemon) entregó su álbum más completo, visceral y oscuro, Coplas del andar torcido. En Más»

El bando bueno, por Antonio Luque

El bando bueno, por Antonio Luque

El bando bueno es el nuevo disco de Sr Chinarro, uno de los pilares de la escena independiente desde los primeros 90, siendo Antonio Luque el autor más prolífico de su generación Más»

“Yo soy el que soy”, biografía del violinista Aaron Lee

“Yo soy el que soy”, biografía del violinista Aaron Lee

Lo mejor del espectáculo es el concierto de violín de Aarón Lee, muy aplaudido cuando se queda solo con su música. El resto, más que interpretación, es pura narratividad de monólogo expresivo Más»

Discos

Discos

TASH SULTANA: Terra Firma (Sony) Cuando editó su primer álbum (Flow State) en 2018 a sus 23 años, la multiinstrumentista -toca más de 20 instrumentos- australiana que ya había vivido una vida ciertamente Más»

José Manuel Lucía Megías: “Aquí y ahora”

José Manuel Lucía Megías: “Aquí y ahora”

  Finalista del premio Estandarte de Poesía 2020, Lucía Megías construye este poemario partiendo de una identificación con el yo poético y de una temporalidad que exigía su espacio de reflexión: la Más»

Rainer María Rilke. “Cartas a un joven poeta”

Rainer María Rilke. “Cartas a un joven poeta”

Fue una obra póstuma de Rainer María Rilke (1875-1926). “Cartas a un joven poeta” se publicó en 1929, tras la muerte del autor, en un volumen separado del resto de su correspondencia, Más»

 

Viet Thanh Nguyen: «El simpatizante»

por Mercedes Martín

(Seix Barral, 2017)

Siempre hay diversas versiones de una historia, por lo menos podemos ver claramente dos: la de los vencedores y la de los perdedores. Aunque la versión oficial es la de los que gobiernan en un momento dado, con el tiempo y la relajación de la censura, el resto de versiones irán saliendo para poner en duda o complementar a la anterior. El simpatizante es una de esas versiones. Uno la lee y, aunque posee el artificio adecuado de la novela, es imposible no ver el discurso rencoroso y lúcido del bando perdedor. A veces estas versiones son magníficas obras literarias y ganan un Premio Pulitzer, como ha sucedido con esta.

El autor nació en Vietnam a principios de los setenta, pero su infancia se desarrolló en Estados Unidos. Su familia era una de tantas familias de refugiados hacinada en guetos, que sobrevivió poniendo una tienda de productos asiáticos en California. El autor estudió en colegios modestos y, gracias a su desempeño –y al sistema educativo estadounidense, todo hay que decirlo– consiguió becas que le permitieron llegar lejos. Hoy es profesor de Inglés y estudios étnicos en la Universidad del Sur de California y participa en diversos proyectos para difundir la versión del bando perdedor sobre la guerra de Vietnam… Pero no la de Estados Unidos, no se confunda.

Pero, ¿no es la versión de Estados Unidos la del bando perdedor?

Sí, técnicamente, pero hay que tener en cuenta que, aunque perdiera, USA era y es una súper potencia y pudo resurgir de sus cenizas y construir ella sola la versión oficial, una versión autocomplaciente y falta de autocrítica, donde por supuesto las voces vietnamitas estaban excluidas.

Viet Thanh Nguyen quiere amplificar esas voces, fomentarlas. En internet ha publicado el resultado de un proyecto con este objetivo titulado Another War Memorial y ahora también esta novela, todo esto producto de sus clases de estudios étnicos donde diserta con sus alumnos sobre la necesidad de cambiar esa odiosa versión oficial. Incluso en su página web personal tiene el autor un enlace con la pronunciación correcta de su nombre para que los estúpidos americanos –no lo dice, pero se lee entre líneas–  aprendan de una vez que no son el centro de la tierra.

La ironía más divertida y con más efecto de El simpatizante es aquella idea del autor de describir una producción de Hollywood sobre la guerra, una ridícula e infantil producción de cine donde los vietnamitas una vez más son meros figurantes que no tienen siquiera un diálogo de dos líneas decente. La labor del protagonista será (como la del profesor Nguyen, autor de esta novela), darles voz a ellos, a los auténticos perdedores de esta guerra a la que fueron llevados por intereses ajenos.

Uno no puede menos que asombrarse con la capacidad estadounidense para crear ingenuidades hollywoodienses y, a la vez, premiar novelas críticas, ácidas e irónicas. Una no puede menos que congraciarse con esa sociedad llena de contradicciones, que ofrece oportunidades para cualquiera que se esfuerce, como el autor, pero que a la vez también tiende a aplastar a los desfavorecidos, entre ellos, aquellos desgraciados vietnamitas del sur, aliados del bando capitalista, que sufrieron, unos la venganza del Viet Cong, otros el asilo estadounidense, donde quedaron para siempre apartados de todo lo que conocían.