Missing o los cuerpos perdidos

Missing o los cuerpos perdidos

Missing. Perdida en la memoria o pérdida de memoria. En tan solo una hora y media la compañía británica Gecko Theatre consigue que el espectador-niño se encuentre con su propio delirio, delirio Más»

Discos

Discos

NEIL YOUNG: Hitchhiker (Reprise-Warner) Llevamos años oyendo hablar de los discos perdidos de Neil Young. Él mismo ha ido dejando caer detalles anunciando que los iba a recuperar en distintos formatos (su Más»

Doris Salcedo: “Palimpsesto”

Doris Salcedo: “Palimpsesto”

La torre tumbada del homenaje Más»

Jan Morris: “Trieste o el sentido de ninguna parte”

Jan Morris: “Trieste o el sentido de ninguna parte”

No es una casualidad que este verano haya leído Trieste o el sentido de ninguna parte porque me gusta la literatura de viajes, lo que es una casualidad es que ahora, escribiendo Más»

Sarah McKenzie, música como mantra

Sarah McKenzie, música como mantra

Hace tres años y medio que la cantante y pianista Sarah McKenzie participó en el concurso Umbria Jazz Festival: fue premiada con una beca especial para a asistir la icónica facultad Berklee Más»

Juan Gerstl, artista venezolano cinético: “El xagon, módulo esencial de mi arte cinético”

Juan Gerstl, artista venezolano cinético: “El xagon, módulo esencial de mi arte cinético”

  El artista se siente orgulloso y heredero directo de la gran tradición geométrico/cinética de su país: la escuela venezolana de Alejandro Otero, Jesús Rafael Soto y Carlos Cruz Díez. Una escuela Más»

Viet Thanh Nguyen: “El simpatizante”

Viet Thanh Nguyen: “El simpatizante”

Siempre hay diversas versiones de una historia, por lo menos podemos ver claramente dos: la de los vencedores y la de los perdedores. Aunque la versión oficial es la de los que Más»

París rinde homenaje a Yves Saint Laurent e inaugura su museo

París rinde homenaje a Yves Saint Laurent e inaugura su museo

             El 3 de octubre se inauguró el Museo Yves Saint Laurent en París, en la 5 Aveniva Marceau 5, la dirección del antiguo estudio en una mansión del Más»

Discos

Discos

BENJAMIN BIOLAY: Volver (Barclay-Universal) Cuando en 2001 Benjamin Biolay editó su primer disco, Rose Kennedy, muchos lo encumbraron como el nuevo rey de la chanson. Curiosamente, para un cantante tan francés, hace Más»

 

María Ángeles Pérez López: “Fiebre y compasión de los metales”

por Alberto García-Teresa

Vaso Roto, 2016. 56 páginas

Fiebre y compasión de los metales se trata de un poemario breve, que cuenta con poco menos de treinta piezas, y que posee una gran unidad en todos los aspectos. María Ángeles Pérez López arma los textos de este libro con objetos sencillos y concretos, a los cuales sitúa en un entorno cercano, de cierto aislamiento. Todos ellos comparten el estar fabricados con metal y el poseer filo y ser cortantes: unas tijeras, un cuchillo, un bisturí, un hacha, una aguja, un punzón, una hoz, etc.perez lopez cubiertaLa poeta posee una gran capacidad para construir imágenes de enorme resonancia. Destaca su extraordinaria habilidad para levantarse desde algo muy singular, pero sin especificaciones, e ir abriendo el foco hasta englobar referencias sociales. De fondo, resuena toda la tradición de poetas que elaboran una lectura trascendente de elementos cotidianos.

Al partir de dichos objetos, la autora puede centrarse en los efectos, no en las causas. De esta forma, Pérez López va trabando correspondencias gracias a una mirada amplia, que continúa amarrada a dichas herramientas, sin perder pie, en un difícil equilibrio. En ese sentido, hay que señalar que la autora nos está hablando de la descomposición y la composición de la materia (de los metales y de los utensilios fabricados con ellos), pero se refiere, en el fondo, a una destrucción también ideológica y moral del mundo; de un recorrido hacia el abismo. Así, aplica y nos abre una lectura política de la realidad con esas pequeñas metáforas, aunque prime el desbordamiento verbal de los elementos presentados. Se hace patente, pues, una intención continua de mostrar el mundo escalonadamente desde la observación y la especulación con los metálicos objetos mostrados. De esta forma, se cuelan líneas críticas de mayor o meno intensidad (el texto está más o menos orientado hacia ellas o articulado en torno a ellas), aunque, en la mayoría de las ocasiones, dichos apuntes de denuncia forman parte, como uno más, del despliegue y el recorrido que lleva a cabo la poeta.

Pérez López emplea oraciones cinceladas con una inteligente disposición (y omisión) de los artículos para ampliar sus referencias. Además, aprovecha al máximo las posibilidades expresivas del filo de dichos objetos: tensión latente, elementos invasivos, herida viva y herida en potencia, etc.perez lopez fotoEn todas las páginas del volumen subyace una actitud rebelde, como pueden revelar las muestras pequeñas de naturaleza insurrecta que se levanta entre y contra la urbanización. Asimismo, palpita una violencia permanente, un entorno de agresión y una atención preferente a lo dañado. Se detiene en lo desamparado y la compasión brota, entonces, como uno de los vectores que mueven el poemario. Finalmente, Pérez López incorpora también un plano de reflexión sobre lenguaje, o incluso emplea el lenguaje como referente, dentro de esos contextos, aplicando el mismo protocolo de saltos de ámbitos, perspectivas y campos semánticos. El propio trabajo con el lenguaje, en definitiva, resulta la clave y uno de los máximos aciertos de este interesante y sugestivo poemario.