Niño de Elche, terapia de choque

Niño de Elche, terapia de choque

Colombiana es el nombre de la nueva producción de Niño de Elche. No existía un título para esta apuesta a principios de 2018 cuando Paco Contreras Molina, siempre fiel a su espíritu rompedor, Más»

Ameztoy, el Hombre de Paja

Ameztoy, el Hombre de Paja

  Cincuenta y tres pinturas, dibujos, estampas, cajas-collage, libros… forman parte de la exposición Ameztoy que el Museo de Bellas Artes de Bilbao presenta con todos los honores, como uno de los Más»

Rosa Silverio: «Invención de la locura»

Rosa Silverio: «Invención de la locura»

La conciencia de la desigualdad de las mujeres frente a los varones y la denuncia del orden patriarcal atraviesa esta obra de Rosa Silverio (Santiago de los Caballeros, República Dominicana, 1978) más Más»

Discos

Discos

LANA DEL REY: Norman Fucking Rockwell (Polydor-Universal) Cuando despuntó en 2011 con “Video Games”, parecía que Elizabeth Woolridge Grant iba a convertirse en la mayor estrella del nuevo siglo. No era su debut Más»

Fémina, extrayendo nácar de la concha

Fémina, extrayendo nácar de la concha

Fémina es un trío femenino argentino en estado de gracia, con una música llena de alma, armonía y también con un propósito. Cuenta con unas letras conmovedoras y el hip hop y el Más»

Cecilia Castro Lee: «El imaginario poético de Basilio Rodríguez Cañada. Intimidades, itinerarios, remembranzas. Antología-homenaje»

Cecilia Castro Lee: «El imaginario poético de Basilio Rodríguez Cañada. Intimidades, itinerarios, remembranzas. Antología-homenaje»

Cecilia Castro Lee, investigadora de larga trayectoria en los estudios hispánicos y profesora emérita de la Universidad West Georgia, ha preparado esta antología de la poesía de Basilio Rodríguez Cañada, en la Más»

Discos

Discos

RODRIGO CUEVAS: Manual de cortejo (Aris) Se esperaba este álbum desde hacía tiempo. Rodrigo Cuevas había ido dejando caer algunas canciones que hablaban de la tradición del Norte (asturiana, pero también gallega) Más»

Olafur Eliasson, comprometido con la naturaleza

Olafur Eliasson, comprometido con la naturaleza

El Museo Guggenheim de Bilbao presenta la singular obra del artista danés Olafur Eliasson (Coopenhague, 1967) como uno de los acontecimientos de la temporada. Bajo el título genérico de En la vida Más»

Tyler Ramsey, la imagen del cambio

Tyler Ramsey, la imagen del cambio

Tyler Ramsey acaba de editar su tercer disco, Fort the Morning. El álbum está inspirado por el lujurioso y verde paisaje de su hogar en las montañas, a las afueras de Asheville. Más»

Miguel Ángel Pozo: «La lluvia que seremos»

Miguel Ángel Pozo: «La lluvia que seremos»

Un canto a la dignidad de los desplazados, a la dureza de su situación, es lo que construye Miguel Ángel Pozo (Madrid, 1985) en su tercer poemario. Pero no lo hace mediante Más»

 

Nuria Ruiz de Viñaspre: «La zanja»

por Alberto García-Teresa

Denes, Valencia, 2015. 82 páginas

ah nuria ruiz 1El juego con el lenguaje se pone en primer plano en el nuevo poemario de Nuria Ruiz de Viñaspre (Logroño, 1969). La autora presenta en La zanja una propuesta más experimental, que avanza desde los parámetros que dibujó en su inmediatamente anterior Pensatorium, en el cual ya hizo de la depuración y del rizoma la base de su escritura. Por debajo, se manifiesta un deseo de mostrar las conexiones, azarosas o caprichosas, de todo lo real, que se unen y que se descomponen con facilidad construyendo nuevas formas (de lenguaje, de representación de mundo o de entidad de mundo). De hecho, el poema y el mismo lenguaje son el motivo de los varios textos recogidos en estas páginas. Al respecto, Viñaspre alerta sobre el lenguaje y sus usos: «a veces las palabras no son lo que dicen que son y esas veces son mortales». No en vano, llega a sentenciar: «tengo tanta confianza en el lenguaje como desconfianza».

La poeta emplea un registro expresionista, con gran poder de evocación, con el que construye imágenes de larga reverberación. En las composiciones recogidas aquí, la autora ha perdido la violencia característica de otras obras, pero ha aumentado su vuelo imaginativo, pues persiste y ahonda en el impulso alucinatorio e irracionalista como método de aprehensión de la realidad.

A su vez, son continuos los juegos de palabras con las variaciones y derivaciones fonéticas. De hecho, algunos textos de La zanja resultan expresiones de poesía fónica. Reiteraciones y repeticiones (significativamente, con mucha presencia del número tres) se despliegan y se desarrollan constantemente en los versos.

ah nuria ruiz 2También emplea libremente la disposición del texto en la página, lo que refleja la pretensión de desborde de los marcos prefijados y de los lugares comunes por parte de la autora. Esa inquietud se corresponde con un ímpetu de indagación. Dicho afán se vincula física (y metafóricamente) con la acción de excavar, de adentrarse en la materia, como bien explicita la cita de Anne Carson que abre el volumen. No en vano, estos poemas dan a entender que Viñaspre concibe la escritura como un ejercicio de liberación de ataduras, de ruptura con lo establecido. Sin embargo, nos dice: «escribo para restaurar el orden». En ese sentido, esta aseveración puede resultarnos contraria a lo que los propios poemas revelan. Pero a lo que se refiere Viñaspre es más bien a devolver el orden caótico frente al falso orden normativo que ha impuesto el ser humano, y que han encorsetado tanto la manera de pensar y de percibir la realidad como las distintas formas de imaginar las posibilidades y las alternativas de su ruptura. Finalmente, en ese uso libérrimo de las posibilidades del lenguaje, algunas piezas recogen un uso excepcional de la tensión y del pulso del verso, que baila entre el descontrol del flujo de conciencia y la severidad de la precisión. Además, puntualmente, aplica a algunas piezas un anclaje crítico con la sociedad (que nos conecta con el mencionado Tablas de carnicero y Órbita cementerio).

Por otro lado, de nuevo, los animales vuelven a situarse en el centro de la simbología y de la imaginería. Tras los caballos de Pensatorium o las reses de Tablas de carnicero, en esta ocasión, les llega el turno a los pájaros y al ciervo, especialmente, aunque sólo ocupan esa posición en una parte de esta obra.

Al hilo de esta cuestión, siempre dentro de una unidad de sentido, La zanja resulta el poemario menos homogéneo de Viñaspre, quien ha ido ofreciendo volúmenes muy unitarios previamente. Pero también constituye uno de los de mayor poder de irradiación y de investigación lingüística por su parte.