Discos

Discos

WEEZER: Pacific Daydream (Crush/Atlantic-Warner) “No puedo conseguir que nadie haga Álgebra conmigo”, canta Rivers Cuomo en “QB Blitz”, con lo que parece seguir interpretando el papel (real o fingido) de antihéroe y Más»

David Refoyo: “Donde la ebriedad”

David Refoyo: “Donde la ebriedad”

A partir del juego con el título de la obra de Claudio Rodríguez, en Donde la ebriedad, David Refoyo (Zamora, 1983) lleva más allá el trabajo experimental con la palabra y con Más»

Eduardo Arroyo, le retour des croisades

Eduardo Arroyo, le retour des croisades

Me atrevería a decir que esto es un reencuentro de íntimos amigos. Lo primero que ha hecho Eduardo Arroyo en la presentación de la exposición que tiene en Bilbao ha sido reconocer Más»

Museo Thyssen 25 Aniversario

Museo Thyssen 25 Aniversario

Se ha dicho que una de las cosas que más lamentó Margaret Thatcher durante su gobierno fue el no haber conseguido que la colección Thyssen se quedara en el Reino Unido. También Más»

Cómo vivir en el campo, el juego de crear

Cómo vivir en el campo, el juego de crear

Cómo Vivir En El Campo es un trío (Pedro Arranz, Miguel Breñas y Carlos Barros) de Madrid que, tras varios CDs autoeditados en sus inicios, publicaría en 2012 su primer largo, CVEEC Más»

Missing o los cuerpos perdidos

Missing o los cuerpos perdidos

Missing. Perdida en la memoria o pérdida de memoria. En tan solo una hora y media la compañía británica Gecko Theatre consigue que el espectador-niño se encuentre con su propio delirio, delirio Más»

Discos

Discos

NEIL YOUNG: Hitchhiker (Reprise-Warner) Llevamos años oyendo hablar de los discos perdidos de Neil Young. Él mismo ha ido dejando caer detalles anunciando que los iba a recuperar en distintos formatos (su Más»

Doris Salcedo: “Palimpsesto”

Doris Salcedo: “Palimpsesto”

La torre tumbada del homenaje Más»

Jan Morris: “Trieste o el sentido de ninguna parte”

Jan Morris: “Trieste o el sentido de ninguna parte”

No es una casualidad que este verano haya leído Trieste o el sentido de ninguna parte porque me gusta la literatura de viajes, lo que es una casualidad es que ahora, escribiendo Más»

Sarah McKenzie, música como mantra

Sarah McKenzie, música como mantra

Hace tres años y medio que la cantante y pianista Sarah McKenzie participó en el concurso Umbria Jazz Festival: fue premiada con una beca especial para a asistir la icónica facultad Berklee Más»

 

Concierto de Ney por el intérprete Hamsa Castro en la Casa Turca de Madrid

por Julia Sáez-Angulo

La Casa Turca en Madrid celebró una Cena de Navidad en su sede en la que no faltó, antes de los postres, un concierto de ney por el intérprete Hamsa Castro, que fue muy aplaudido. Al acto, presidido por Temirkhon  Termizoda Naziri, asistieron diversos profesores, historiadores, filólogos, arquitectos y periodistas.

Hamsa CastroEl neyzen granadino Hamsa Castro es un músico autodidacta muy celebrado, que interpreta de modo magistral el ney, instrumento musical de viento, propio de Oriente Medio. El músico ha llevado a cabo conciertos en diversos auditorios, foros, palacios y centro culturales de España, Turquía y otras ciudades de Europa y Oriente Medio. El ney, que significa caña, es una suerte de flauta, con seis agujeros frontales para los dedos y uno lateral en el pulgar. El tono varía con el movimiento de los dedos. Su factura es muy simple, pero su música es rica y natural. Se le calcula una antigüedad de unos cinco mil años; en las tumbas egipcias apareció hace más de tres mil.

El instrumento se hace con un vaciado de rama de cañaveral y emite un sonido poético muy singular, casi de intimidad amorosa. Su origen rural es evidente. Los sufíes lo han utilizado mucho por su profunda intensidad para el espíritu y los sanadores por sus propiedades curativas, según explicó Hamsa Castro. El sonido resulta acariciador y relajante.

La sopladura sobre el instrumento es fundamentalmente con los labios, pero algunos intérpretes lo hacen con sopladura interdental, sujetando el instrumento con la mandíbula superior y moviendo el aire con la lengua. El ney es un instrumento con el que se pueden alcanzar tres octavas;  es el precursor de la flauta moderna. Hoy cuentan con él algunas orquestas.

“Escucha el Ney” es el título de la primera canción del trabajo de Hamsa Castro titulado De Granada a Istambul. El neysem granadino lo ha interpretado solo, en dúos, tríos u orquestas.