David Refoyo: “Donde la ebriedad”

David Refoyo: “Donde la ebriedad”

A partir del juego con el título de la obra de Claudio Rodríguez, en Donde la ebriedad, David Refoyo (Zamora, 1983) lleva más allá el trabajo experimental con la palabra y con Más»

Eduardo Arroyo, le retour des croisades

Eduardo Arroyo, le retour des croisades

Me atrevería a decir que esto es un reencuentro de íntimos amigos. Lo primero que ha hecho Eduardo Arroyo en la presentación de la exposición que tiene en Bilbao ha sido reconocer Más»

Museo Thyssen 25 Aniversario

Museo Thyssen 25 Aniversario

Se ha dicho que una de las cosas que más lamentó Margaret Thatcher durante su gobierno fue el no haber conseguido que la colección Thyssen se quedara en el Reino Unido. También Más»

Cómo vivir en el campo, el juego de crear

Cómo vivir en el campo, el juego de crear

Cómo Vivir En El Campo es un trío (Pedro Arranz, Miguel Breñas y Carlos Barros) de Madrid que, tras varios CDs autoeditados en sus inicios, publicaría en 2012 su primer largo, CVEEC Más»

Missing o los cuerpos perdidos

Missing o los cuerpos perdidos

Missing. Perdida en la memoria o pérdida de memoria. En tan solo una hora y media la compañía británica Gecko Theatre consigue que el espectador-niño se encuentre con su propio delirio, delirio Más»

Discos

Discos

NEIL YOUNG: Hitchhiker (Reprise-Warner) Llevamos años oyendo hablar de los discos perdidos de Neil Young. Él mismo ha ido dejando caer detalles anunciando que los iba a recuperar en distintos formatos (su Más»

Doris Salcedo: “Palimpsesto”

Doris Salcedo: “Palimpsesto”

La torre tumbada del homenaje Más»

Jan Morris: “Trieste o el sentido de ninguna parte”

Jan Morris: “Trieste o el sentido de ninguna parte”

No es una casualidad que este verano haya leído Trieste o el sentido de ninguna parte porque me gusta la literatura de viajes, lo que es una casualidad es que ahora, escribiendo Más»

Sarah McKenzie, música como mantra

Sarah McKenzie, música como mantra

Hace tres años y medio que la cantante y pianista Sarah McKenzie participó en el concurso Umbria Jazz Festival: fue premiada con una beca especial para a asistir la icónica facultad Berklee Más»

Juan Gerstl, artista venezolano cinético: “El xagon, módulo esencial de mi arte cinético”

Juan Gerstl, artista venezolano cinético: “El xagon, módulo esencial de mi arte cinético”

  El artista se siente orgulloso y heredero directo de la gran tradición geométrico/cinética de su país: la escuela venezolana de Alejandro Otero, Jesús Rafael Soto y Carlos Cruz Díez. Una escuela Más»

 

Ángel Zapata: “Materia oscura”

por Alberto García-Teresa

Páginas de Espuma, 2015. 92 páginas

El nuevo libro de relatos de Ángel Zapata (creador, profesor, divulgador y teórico) aparece tras casi diez años de silencio. Recoge cerca de medio centenar de piezas, entre cuentos, poemas en prosa, microrrelatos e incluso aforismos. En ellas, profundiza en el sentido y en el impulso surrealista que siempre ha caracterizado (o matizado) su obra en todos los aspectos del texto (paradigma de escritura, ideológico, filosófico y referencial) hasta configurarlo por completo con esos parámetros.ZAPATA_MO_C_imprentaAsí, Zapata subvierte en estas páginas la separación y la heterodoxia de géneros literarios y de la misma narrativa, la construcción del relato alrededor de una trama atractiva (pues las tramas, en efecto, cuando las hay, son de poco interés), el desarrollo lógico y la causalidad. Además, añade un aluvión de imágenes alucinatorias, juegos de correspondencias y la presencia puntual de lo azaroso como clave de los acontecimientos. En ese sentido, sus textos ponen de manifiesto como la ilógica (o una lógica distinta la racional) y el absurdo están integrados en nuestra cotidianeidad. La revelación de lo maravilloso en estas piezas surge sin pretenciosidad, como algo constitutivo de nuestro día a día, que se asume sin sobresaltos, con naturalidad, incluso con tedio. No en vano, escribe: “A menudo se dice de las cosas: «¡qué extraño, qué extraño», pero es mentira, nada es extraño ya”. De esta forma, Ángel Zapata apuesta por la materia oscura como objeto de interrogación y de conocimiento. El autor, efectivamente, se adhiere a la parte escondida y oscura de la realidad pero que realmente nos ilumina y nos permite comprenderla (como ese “Sol negro” al que reconoce como lugar progenitor).

Por otro lado, emplea una prosa fluida, de oraciones que desobedecen la puntuación y que dejan correr el discurso (aunque sin llegar al chorro de conciencia), donde se combinan el sarcasmo y el humor absurdo. A su vez, son muy interesantes las propuestas de los títulos de cada una de las piezas, no siempre relacionados con el contenido, apoyándose entonces en esa desvinculación lógica presente en otros niveles del texto.

Así, Materia oscura resulta una obra sorprendente y poderosa, bien asentada en el paradigma surrealista.