David Refoyo: “Donde la ebriedad”

David Refoyo: “Donde la ebriedad”

A partir del juego con el título de la obra de Claudio Rodríguez, en Donde la ebriedad, David Refoyo (Zamora, 1983) lleva más allá el trabajo experimental con la palabra y con Más»

Eduardo Arroyo, le retour des croisades

Eduardo Arroyo, le retour des croisades

Me atrevería a decir que esto es un reencuentro de íntimos amigos. Lo primero que ha hecho Eduardo Arroyo en la presentación de la exposición que tiene en Bilbao ha sido reconocer Más»

Museo Thyssen 25 Aniversario

Museo Thyssen 25 Aniversario

Se ha dicho que una de las cosas que más lamentó Margaret Thatcher durante su gobierno fue el no haber conseguido que la colección Thyssen se quedara en el Reino Unido. También Más»

Cómo vivir en el campo, el juego de crear

Cómo vivir en el campo, el juego de crear

Cómo Vivir En El Campo es un trío (Pedro Arranz, Miguel Breñas y Carlos Barros) de Madrid que, tras varios CDs autoeditados en sus inicios, publicaría en 2012 su primer largo, CVEEC Más»

Missing o los cuerpos perdidos

Missing o los cuerpos perdidos

Missing. Perdida en la memoria o pérdida de memoria. En tan solo una hora y media la compañía británica Gecko Theatre consigue que el espectador-niño se encuentre con su propio delirio, delirio Más»

Discos

Discos

NEIL YOUNG: Hitchhiker (Reprise-Warner) Llevamos años oyendo hablar de los discos perdidos de Neil Young. Él mismo ha ido dejando caer detalles anunciando que los iba a recuperar en distintos formatos (su Más»

Doris Salcedo: “Palimpsesto”

Doris Salcedo: “Palimpsesto”

La torre tumbada del homenaje Más»

Jan Morris: “Trieste o el sentido de ninguna parte”

Jan Morris: “Trieste o el sentido de ninguna parte”

No es una casualidad que este verano haya leído Trieste o el sentido de ninguna parte porque me gusta la literatura de viajes, lo que es una casualidad es que ahora, escribiendo Más»

Sarah McKenzie, música como mantra

Sarah McKenzie, música como mantra

Hace tres años y medio que la cantante y pianista Sarah McKenzie participó en el concurso Umbria Jazz Festival: fue premiada con una beca especial para a asistir la icónica facultad Berklee Más»

Juan Gerstl, artista venezolano cinético: “El xagon, módulo esencial de mi arte cinético”

Juan Gerstl, artista venezolano cinético: “El xagon, módulo esencial de mi arte cinético”

  El artista se siente orgulloso y heredero directo de la gran tradición geométrico/cinética de su país: la escuela venezolana de Alejandro Otero, Jesús Rafael Soto y Carlos Cruz Díez. Una escuela Más»

 

Chus Visor descalificado por sus declaraciones contra las poetas mujeres

por Julia Sáez-Angulo

“Lo siento, la poesía femenina en España no está a la altura de la masculina. No hay mujeres poetas comparables a lo que suponen en la novela Ana María Matute o Martín Gaite (…). Desde la generación del 98 y todo el siglo XX no hay ninguna gran poeta, ninguna (…). Hay muchas que están bien, como Elena Medel, pero no se la puede considerar, por una Medel hay cinco hombres equivalentes”. Lo dijo en El Cultural el editor de Jesús García Sánchez, conocido como Chus Visor, y se armó el quilombo, dado que García Sánchez es el gran editor/pope de la poesía en España.chus visorEntonces empezó a moverse el manifiesto de protesta Justicia poética ya. “Sus palabras no son irrelevantes, ya que este editor es y ha sido miembro del jurado de numerosos premios de poesía concedidos por instituciones públicas y cuya dotación se paga con el dinero de todos. Por ese motivo, consideramos que sus opiniones sesgadas deberían invalidarlo para volver a desempeñar este papel”, claman los promotores de un manifiesto firmado ya por más de 400 personas; entre otros, poetas como Jorge Riechman, escritoras como Milena Busquets y periodistas como Pepa Bueno y Maruja Torres.

Según el manifiesto, criterios como el de García Sánchez explicarían las siguientes cifras: sólo el 15% de los libros de poesía y el 30% de los de narrativa, publicados en español, están escritos por mujeres. Sólo cuatro mujeres han ganado el Premio Nacional de Poesía en 52 ediciones.

“Los firmantes de este comunicado aspiramos a que haya transparencia en la concesión de premios con fondos públicos, paridad en los jurados que los otorgan y rotación de sus componentes. No queremos que ninguna persona con un criterio clara y públicamente sesgado hacia la poesía escrita por mujeres esté decidiendo quiénes son los autores con valor literario y social. No con nuestro dinero”, añade el manifiesto.

Poetas como Amalia Iglesias y Ana Rosetti. Escritores como Patricio Pron, Jose María Merino, Laura Freixas y Gabriela Wiener. Editores como Elsa López, Nuria Ruiz de Viñaspre y Charo Fierro. Periodistas como Ruth Toledano y Paula Corroto. Cineastas como Inés París, Chus Gutiérrez y Mabel Lozano. Dramaturgas como Itziar Pascual, Diana Raznovich y Margarita Borjay gestores culturales como Juan Barja y Liliane Mª Dahlmamn han firmado el manifiesto.

“Para comenzar, el monumental error al declarar la poesía femenina o masculina; qué desconectada non-strategy. Maria Mercedes Carranza una y otra vez nos advirtió que si dejábamos entrar la maquiavela disfunción de la poesía, basada en una hormonal idea, en una división de energías masculina femenina cuando toda la energía del planeta apunta hacia inevitable “shifting towards” androginous strong femenine energy to easy and heal y para que la poesía os-cure a lo Lorca. No pretendo insultar a priori pero las piedras seguiremos cantando la memoria de la sal”, ha declarado Antonieta Villamil se une a este justo necesario decreto y que Así Sea”.

Julia Sáez Angulo ha declarado por su parte: “Por supuesto que me sumo a esa protesta contra la afirmación de un editor de poesía como Chus Visor sobre la inferioridad de la poesía femenina respecto a la masculina. Es impropia de él y confío en que su inteligencia y sensatez le hagan rectificar cuanto antes. No puedo comprender ni aceptar sus palabras y espero una aclaración en justicia de las mismas”.

En suma, con estos bueyes hay que arar el duro campo de la literatura escrita por mujeres. Esa es la libre opinión de Chus Visor, que representa una visión facciosa de la situación en que las escritoras se encuentran. Opiniones como las de este editor explican las dos lacras que padecen las mujeres: la misoginia y la pobreza global.