Balthus

Balthus

Se presenta en las salas del Museo una retrospectiva del artista francés nacido en París (1908) Balthasar Klosowski de Rola, conocido por Balthus, organizada conjuntamente con la Fondation Beyeler en Riehen/Basilea (donde se ha Más»

Discos

Discos

GEPE: Folclor imaginario (Quemasucabeza) Tras siete discos, Gepe, sin duda uno de los artistas chilenos más destacados, sigue siendo bastante desconocido a este lado del Atlántico. En sus canciones pop con elementos Más»

Grupo Infantas: Exposición

Grupo Infantas: Exposición

Dieciocho artistas del Grupo Infantas de artistas visuales, pintores y escultores, exponen en la galería Montesqui de Madrid. Un buen nivel y un excelente, equilibrado, montaje. La galería Montsequí, dirigida por Montserrat Más»

José Ramón Blanco: “Los amores de la duquesa. Último viaje de Lucrecia Borgia”

José Ramón Blanco: “Los amores de la duquesa. Último viaje de Lucrecia Borgia”

  Leyendo “Los amores de la duquesa. Último viaje de Lucrecia Borgia”, último libro de narrativa publicado por José Ramón Blanco, me doy perfecta cuenta de la pasión que ejerce sobre el Más»

Félix Chacón: “Material de derribo”

Félix Chacón: “Material de derribo”

El paso del tiempo hace mella, lo sabemos, pero también permite adquirir perspectiva para evaluar el trayecto recorrido. Material de derribo constituye un poemario de autoafirmación desde la constatación de la fragilidad Más»

H.C. Westermann, Volver a casa

H.C. Westermann, Volver a casa

Un escultor ecléctico en el Museo Reina Sofía Más»

Fatoumata Diawara, tradición y experimentación

Fatoumata Diawara, tradición y experimentación

Recientemente, Fatoumata Diawara publicaba su nuevo disco Fenfo, cuyo significado aproximado vendría a ser “algo que decir”, a través de Wagram/Montuno. El álbum, continuación de Fatou, su aclamado disco de debut, ha Más»

Sara Mesa: “Cara de pan”

Sara Mesa: “Cara de pan”

Cara de pan narra la historia de amor imposible entre un hombre de cincuenta y cuatro años y una niña de trece. Serán unos cuantos días, porque les separan tantos años que Más»

Pablo Redondo Díez (Odnoder): “Génesis [ 1.3 – 5 ]”  Esculturas

Pablo Redondo Díez (Odnoder): “Génesis [ 1.3 – 5 ]” Esculturas

Primera exposición monográfica de escultura de un artista revelador Más»

Chus Fernández: Un lugar donde estar

Chus Fernández: Un lugar donde estar

Un lugar donde estar es el primer poemario de un autor conocido ya en el campo de la narrativa en la que ha cosechado premios y distinciones. Esta primera incursión en la Más»

 

Marta Cárdenas dona más de 300 obras al Bellas Artes de Bilbao

por Alberto López Echevarrieta

Museo de Bellas Artes de Bilbao, sala 33, del 19 de junio al 7 de julio de 2015

CARDENAS, Marta Autorretrato  1980 “Es un material que guardaba en una lonja que tenía muchas humedades. Si no me doy cuenta a tiempo los hongos hubieran acabado con él. Lo dono a este museo, donde hice la segunda exposición de mi vida, a sabiendas que va a estar muy bien conservado”. Con estas palabras, Marta Cárdenas (San Sebastián, 1944) ha donado 295 obras sobre papel y 55 cuadernos plenos de vida, unos trabajos espléndidos de su etapa anterior a 1997 que incluyen los diferentes estilos de una artista perteneciente a una de las pléyades más importantes de las artes vascas. Se descubre aquí una enriquecedora trayectoria en la que destaca la variedad en cuanto a la técnica y a la temática, ejemplo de la experimentación y la versatilidad que caracterizan la producción de la autora donostiarra.

¿Profesional o aficionada?

De una forma tan expresiva como natural y didáctica, Marta Cárdenas ha hecho un recorrido por su trayectoria artística en la presentación de este conjunto de obras a todas luces interesantísimas. Hija de un médico cirujano, vino al mundo en el seno de una familia muy preocupada por la pintura. Ha recordado que en su casa había un Regoyos y un Palencia que eran las joyas del patrimonio. Tanto su padre como su abuelo paterno dibujaban muy bien. “Mi padre preparaba las operaciones con lápices de colores en unos apuntes preciosos que luego utilizaba en las clases que daba a sus alumnos. Yo le tenía gran admiración”, ha señalado.

CARDENAS, MartaCárdenas ha revivido su etapa en el colegio. “Allí fui muy desgraciada. Era la más bajita de la clase. Vamos, el último mono”. Su situación cambió cuando su padre le regaló una caja de acuarelas: “Sufrí una decepción, porque mi caja sólo tenía 6 pocillos y la de uno de mis hermanos 24. Consideraba que disponía de pocos colores y así se lo hice saber. ‘¿Quieres ser profesional o aficionada?’, me dijo. Quedé atónita. ‘Con 6 colores puedes conseguir tus propósitos. Y atiende bien, lleva siempre un cuaderno contigo. No dejes escapar nada’. Luego me di cuenta de la razón que tenía, así que le obedecí y le sigo obedeciendo con lo de los cuadernos”. Y para demostrarlo, Marta vuelca su bolso y nos muestra todo el “equipo de campaña” que lleva encima, pinturas incluidas. Demuestra, sin necesidad, que es capaz de pintar en un cuaderno profesional con el mismo arte que lo hace en el reverso de un folleto de conservas de boquerones.

Un suspenso inesperado

La trayectoria de Cárdenas comenzó tras su paso por la Asociación Artística de Guipuzcoa, en la San Sebastián de finales de la década de los años 50 “donde no se podían pintar desnudos y los modelos eran siempre personajes a los que dibujaba por el sistema de las manchas”. Tiene una espinita clavada en aquel suspenso en dibujo que le dieron porque su trabajo era “demasiado libre”, pero tal vez su etapa peor fue en la Escuela de Bellas Artes de San Fernando de Madrid, porque los profesores no entendían nuevos estilos. “Sí, fue un horror. Los profesores ni se acercaban a nuestras exposiciones”.

Superadas aquellas etapas de zozobra, Marta Cárdenas se fija una meta y sigue fiel al consejo paterno: No se le escapa nada. El resultado es digno de admiración. Me llama la atención “En la Sierra del Guadarrama” (1982) un guache sobre papel, tan válido como “Nieve en Canadá” (1976) trazado a lápiz compuesto sobre el mismo soporte. En el terreno de las acuarelas sorprende la atrevida simplicidad del  “Paseo nuevo” (1968) que compensa el detalle del “Autorretrato” (1980). El “Cuaderno número 6” abre por una de sus más brillantes páginas.CARDENAS, M. Cuaderno 6Destaca la gestualidad de sus formas en dibujos a tinta caracterizados por la inmediatez de la ejecución. El esquematismo resultante en sus paisajes informalistas oculta largos procesos de trabajo, bien en blanco y negro como en el color. Se aprecia una técnica cuidada tanto en las piezas espontáneas como en aquellas que requieren procesos más delicados en cuanto a su confección y exigencia de todo tipo de pinceles o tintas.

Siguiendo a Van Gogh

La exposición que se puede ver en el Bellas Artes de Bilbao está compuesta por una serie de trabajos que muestran la evolución de la artista, desde sus primeros carbones a otros materiales que van forjando la personalidad de la artista. “Confieso que no tengo retentiva. Mis dibujos tienen que salirme a la primera. Uno de mis grandes logros fue conseguir dibujar sin mirar al papel. De esta forma hice muchas labores en escuelas de danza, gimnasios, salas de esgrima y hasta en frontones, donde realicé un cuaderno muy interesante por encargo de la familia Huarte, de Pamplona. Hago mía una frase de Van Gogh que reconozco magistral: ‘Lo que pintes de una vez es mejor que lo que haces dos o tres veces’”.CARDENAS, M. NieveEnCanadá 1976Hay obras que denotan sus percepciones de la luz y las manchas de color. También la influencia de Chillida y Balerdi. O la pintura figurativa que comparte con Vicente Ameztoy, Carlos Sanz y Ramón Zuriarrain. En su grafía se aprecian toques orientales y el tratamiento especial que le da a la Naturaleza con los más elementales colores. “Estoy encantada que mi obra esté centrada en esta pinacoteca. El que quiera interesarse por ella tendrá que pasar por aquí y eso, en medio de todo, es una comodidad”.

Marta Cárdenas se ha comprometido a hacer una nueva donación a este museo que incluya hasta las cartas de amor que se cruzaban de novios con su marido, el gran compositor bilbaíno Luis de Pablo. Javier Viar, director de la pinacoteca, ha aceptado de antemano semejante oferta.