Discos

Discos

WEEZER: Pacific Daydream (Crush/Atlantic-Warner) “No puedo conseguir que nadie haga Álgebra conmigo”, canta Rivers Cuomo en “QB Blitz”, con lo que parece seguir interpretando el papel (real o fingido) de antihéroe y Más»

David Refoyo: “Donde la ebriedad”

David Refoyo: “Donde la ebriedad”

A partir del juego con el título de la obra de Claudio Rodríguez, en Donde la ebriedad, David Refoyo (Zamora, 1983) lleva más allá el trabajo experimental con la palabra y con Más»

Eduardo Arroyo, le retour des croisades

Eduardo Arroyo, le retour des croisades

Me atrevería a decir que esto es un reencuentro de íntimos amigos. Lo primero que ha hecho Eduardo Arroyo en la presentación de la exposición que tiene en Bilbao ha sido reconocer Más»

Museo Thyssen 25 Aniversario

Museo Thyssen 25 Aniversario

Se ha dicho que una de las cosas que más lamentó Margaret Thatcher durante su gobierno fue el no haber conseguido que la colección Thyssen se quedara en el Reino Unido. También Más»

Cómo vivir en el campo, el juego de crear

Cómo vivir en el campo, el juego de crear

Cómo Vivir En El Campo es un trío (Pedro Arranz, Miguel Breñas y Carlos Barros) de Madrid que, tras varios CDs autoeditados en sus inicios, publicaría en 2012 su primer largo, CVEEC Más»

Missing o los cuerpos perdidos

Missing o los cuerpos perdidos

Missing. Perdida en la memoria o pérdida de memoria. En tan solo una hora y media la compañía británica Gecko Theatre consigue que el espectador-niño se encuentre con su propio delirio, delirio Más»

Discos

Discos

NEIL YOUNG: Hitchhiker (Reprise-Warner) Llevamos años oyendo hablar de los discos perdidos de Neil Young. Él mismo ha ido dejando caer detalles anunciando que los iba a recuperar en distintos formatos (su Más»

Doris Salcedo: “Palimpsesto”

Doris Salcedo: “Palimpsesto”

La torre tumbada del homenaje Más»

Jan Morris: “Trieste o el sentido de ninguna parte”

Jan Morris: “Trieste o el sentido de ninguna parte”

No es una casualidad que este verano haya leído Trieste o el sentido de ninguna parte porque me gusta la literatura de viajes, lo que es una casualidad es que ahora, escribiendo Más»

Sarah McKenzie, música como mantra

Sarah McKenzie, música como mantra

Hace tres años y medio que la cantante y pianista Sarah McKenzie participó en el concurso Umbria Jazz Festival: fue premiada con una beca especial para a asistir la icónica facultad Berklee Más»

 

Sara Torres: “La otra genealogía”

por Alberto García-Teresa

Torremozas, 2014. 70 páginas

genealogia autora1Con versos evocadores y diversidad formal, Sara Torres señala con sus poemas la otra genealogía a la cual nos debemos, la que nos liga con el mundo natural, con otra espiritualidad, unida a la naturaleza y a lo salvaje, a lo que desborda los límites y las fijaciones de lo humano. La autora aspira a la pureza, a lo que aún no está contaminado por el hombre, lo primigenio, entendiendo que ahí reside lo auténtico y lo que nos acerca a la verdad. Plantea el hermanamiento con los otros animales y lleva a cabo una exaltación de la naturaleza, que es contemplada desde una óptica trascendente. En ese sentido, introduce abundantes símbolos, incluidos los numéricos, y aparecen alusiones o descripciones de ritos que apuntan a una religiosidad arcana. Esto le permite observar el entorno con una mirada que hace extraña nuestra cotidianeidad y los cánones sociales. Así, se va revelando una crítica a todo lo construido, a lo que ostenta una superación de la naturaleza como gesto de soberbia (y no una integración en ella). De ahí la apelación a la ruptura con la ciudad plasmada en estos versos.

Por su parte, traza la búsqueda de esa trascendencia desde una perspectiva individual, como un proceso de salvación personal. Pero no presenta una exaltación de la soledad, sino que incide en una vinculación especial de un grupo reducido de individuos (apenas se intuye lo colectivo); una relación de entrega y cuidado basada en una proyección mística. A su vez, destacan los poemas construidos con yuxtaposiciones de sintagmas, a modo de fogonazos, que revelan una conciencia inconexa pero totalizadora de la realidad. A ese enfoque, Torres aporta una perspectiva femenina, dado que esa otra genealogía resulta también una genealogía de género.

En definitiva, se trata de un poemario muy original, que pone el peso de su sentido en el conjunto.