París rinde homenaje a Yves Saint Laurent e inaugura su museo

París rinde homenaje a Yves Saint Laurent e inaugura su museo

             El 3 de octubre se inauguró el Museo Yves Saint Laurent en París, en la 5 Aveniva Marceau 5, la dirección del antiguo estudio en una mansión del Más»

Discos

Discos

BENJAMIN BIOLAY: Volver (Barclay-Universal) Cuando en 2001 Benjamin Biolay editó su primer disco, Rose Kennedy, muchos lo encumbraron como el nuevo rey de la chanson. Curiosamente, para un cantante tan francés, hace Más»

Lita Cabellut: “Retrospective”

Lita Cabellut: “Retrospective”

Después de la exposición “Trilogía de la duda” celebrada en el año 2013 en el Espai Volart 2, la primera de la artista en el Estado español, la Fundació Vila Casas inaugura Más»

Centro Botín. Balance positivo de los primeros tres meses

Centro Botín. Balance positivo de los primeros tres meses

El director general de la Fundación Botín, Íñigo Sáenz de Miera, ha destacado en rueda de prensa la excepcional acogida brindada por la sociedad cántabra al Centro Botín desde su apertura el Más»

Soledad Lorenzo, exposición “Punto de Encuentro” en el Museo Reina Sofía

Soledad Lorenzo, exposición “Punto de Encuentro” en el Museo Reina Sofía

Punto de encuentro es la primera de las dos exposiciones en las que se presenta una selección de las obras de la Colección Soledad Lorenzo, que forman parte del depósito que la galerista realizó al Museo Reina Sofía al Más»

Picasso y Dora Maar, invitados en Bilbao

Picasso y Dora Maar, invitados en Bilbao

El retrato que Pablo Ruiz Picasso realizó en 1938 de su compañera y musa Dora Maar titulado Femme assise dans un fauteuil se exhibe en el Museo de Bellas Artes de Bilbao Más»

Julio César Galán: “Testigos de la utopía”

Julio César Galán: “Testigos de la utopía”

Con un cuestionamiento formal radical, Testigos de la utopía, firmado por Julio César Galán, se trata de un poemario excelente y singularísimo, que articula una práctica textual muy particular para volcar una Más»

Sonia Delaunay, Arte, Diseño y Moda

Sonia Delaunay, Arte, Diseño y Moda

Nadie debiera perderse la primera exposición de Sonia Delaunay, Arte, Diseño y Moda, que se hace en España y que se clausura el próximo 15 de octubre en el Museo Thyssen-Bornemisza de Más»

Colección Alicia Koplowitz – Grupo Omega Capital

Colección Alicia Koplowitz – Grupo Omega Capital

Cincuenta y cuatro mil setecientas cuarenta y siete personas se habían dado cita en la exposición Colección Alicia Koplowitz-Grupo Omega Capital a día 13 de setiembre después de haber sido inaugurada el Más»

 

Zadie Smith: “NW London”

por Mercedes Martín

Salamandra, 2013. 384 págs.

Zadie SmithEn música, cuando una nota da la réplica a otra se llama contrapunto. Cuando una idea musical se retoma añadiendo un pequeño cambio cada vez en sucesión geométrica se llama fuga. Cuando se introduce alguna irregularidad en el ritmo se llama síncopa. ¿Y a qué viene la teoría de la música ahora?, se preguntará el lector. La teoría de la música puede describir muchas veces el estilo de un escritor, si es que no lo explica. Así como el estilo escultórico barroco pudo influir e impregnar la escritura de su época y viceversa, estos viejos trucos de la teoría musical llamaron la atención de los escritores posmodernos. ¿Por qué? Porque la escritura posterior a Joyce ya aborrecía del mensaje: los escritores creían que tratar de comprender y explicar el mundo era una falacia. Así, preferían llamar a sus relatos “escritura” (como si de una partitura se tratase) y no relato o novela, y en esta escritura reflejaban los dialectalismos, los acentos, lo contradictorio, la exclamación, la onomatopeya, el ritmo, los silencios… Porque el lenguaje, según ellos, habla por sí mismo, como la imagen o la música, sin necesidad de que el escritor le dé forma de historia.

zadieHe leído en alguna reseña que el estilo de Smith es musical en este sentido y me parece acertado. En efecto, NW London puede describirse echando mano de la teoría de la música porque en la novela (por llamarla de una manera convencional) precisamente se trata de recrear una polifonía de voces sin orden ni concierto, el ruido que haría la multitud si oyéramos sus pensamientos, si captáramos momentáneamente los fragmentos de sus conversaciones al pasar, el efecto que tendrían estos fragmentos en nosotros si nos detuviéramos en ellos, repitiéndolos mentalmente, dándoles vueltas. Smith quiere pintar un mural callejero de Londres, concretamente del Londres multicultural del North West, de clase media-baja. No trata de caracterizar a un grupo racial, sino que trata de caracterizar a nuestra sociedad globalizada apiñada en las ciudades, viviendo en este ritmo sincopado y en esta fuga permanente, en este mundo polifónico y rápido de internet, de la realidad de las prisas y las retenciones del tráfico. Y, como en la vida real, sus personajes están conectados-desconectados, es decir que sus monólogos se cruzan y a veces consiguen articular un diálogo, una melodía reconocible, una chispa de sentido, pero pronto se disuelven en otras voces, interiores y exteriores, poniendo de relieve nuestra soledad en medio de la multitud y nuestra impotencia para comprender el mundo.

Por supuesto, se podrían destacar otras cosas, pero creo que esta es su virtud más notable, el reflejo de la soledad en la ciudad plagada de voces.