“Alarde de tonadilla. Una historia de la copla” en el Teatro Tribueñe de Madrid

“Alarde de tonadilla. Una historia de la copla” en el Teatro Tribueñe de Madrid

Vuelve Alarde de tonadilla. Una historia de la copla al Teatro Tribueñe de Madrid. El espectáculo de Hugo Pérez de la Pica es un recorrido hermoso por las tonadillas, romances, canciones populares Más»

Discos

Discos

FLORENCE & THE MACHINE: High as Hope (EMI) Llegando a su cuarto disco, Florence Welch ha decidido dejar atrás la épica de anteriores entregas y mostrarse más humana y cercana que nunca. Más»

Jorge Villalobos: “El desgarro”

Jorge Villalobos: “El desgarro”

El dolor es el tema principal de este conjunto de poemas en prosa; el dolor ante la muerte de la madre (cuando era niño el autor) y el largo proceso de duelo, Más»

José Galiana Izquierdo: “Una vida por medio”

José Galiana Izquierdo: “Una vida por medio”

José Galiana Izquierdo (Socuéllanos. Ciudad Real, 1929) ha ejercido su carrera de médico pediatra durante 45 años en Alicante. Ha tenido siempre inquietudes literarias y por ello ha participado en tertulias poéticas, Más»

Adriaen Brouwer, maestro de emociones

Adriaen Brouwer, maestro de emociones

  Bajo el título “Adriaen Brouwer: Maestro de emociones” se muestra en el Museo de Oudenaarde (MOU) y las Ardenas flamencas la primera y mayor representación de la obra de uno de Más»

Javier Lostalé: “Cielo”

Javier Lostalé: “Cielo”

Una paradoja constante sostiene el último poemario de Javier Lostalé: la desaparición del individuo cuanto más se recuerda y quiere hacer presente lo que lo constituye. En estas páginas, resulta muy interesante Más»

Julio Vilches: “Sálvora. Diario de un farero”

Julio Vilches: “Sálvora. Diario de un farero”

Hace tiempo que tengo Sálvora. Diario de un farero en mi lista de lectura. La buscaba en formato epub, pero aprovechando unas vacaciones en Canarias, la he adquirido en papel, y me Más»

Loredana Volpe: “A pesar de tu santa cólera”

Loredana Volpe: “A pesar de tu santa cólera”

Sorprendente, cuanto menos, resulta el primer poemario de Loredana Volpe (Caracas, 1990, aunque lleva años estudiando y trabajando en el mundo teatral en Barcelona), que aparece en una cuidadísima edición; que supone Más»

 

Miguel de Unamuno y la Fotografía ¡Imaginar lo que se ve!

por Alberto López Echevarrieta

Museo Vasco de Bilbao, del 29 de setiembre al 31 de diciembre de 2014

            Coincidiendo con el CL Aniversario de su nacimiento, el Museo Vasco de Bilbao expone quinientos documentos visuales en torno a don Miguel de Unamuno, uno de los filósofos y escritores más importantes del siglo pasado. Producida por la Casa-Museo Unamuno de la Universidad de Salamanca, la muestra, titulada “Miguel de Unamuno y la fotografía. ¡Imaginar lo que se ve!”, se compone de unas 350 fotos, correspondiendo el resto a postales, revistas, libros, periódicos, dibujos, etc. que fueron reunidos por el propio pensador y que hoy nos permiten ahondar en diferentes aspectos de su personalidad y obra.

La exposición

            Unamuno en la frontera de Hendaya 2No se podía haber escogido mejor lugar. El Museo Vasco está enclavado en el Casco Viejo bilbaino, a escasos metros de la calle Ronda donde nació don Miguel; forma parte del conjunto monumental al que pertenece la parroquia de los Santos Juanes donde el escritor fue bautizado; uno de los accesos se sitúa justamente frente al lugar donde vivió; y la fachada principal da a la plaza donde estuvo el Instituto Vizcaino donde estudio Unamuno y en cuyo honor lleva su nombre y tiene un busto de Victorio Macho. Es seguro de que, en más de una ocasión, en sus tiempos de niñez y mocedad, se resguardó de la lluvia bajo los aleros de este mismo edificio que constituye el epicentro unamuniano por excelencia de la época.

“Es el marco más adecuado para esta muestra”, nos ha dicho Mariano Esteban, vicerrector de la Universidad de Salamanca, que ha asistido a la presentación junto a dos nietos del pensador, Ramón y Pablo, amén de buena parte de la corporación municipal que ha colocado un ramo de flores al pie del monolito que sostiene la obra de Macho.

La iconografía de don Miguel de Unamuno es muy abundante gracias a la buena disposición que el escritor siempre tuvo para con su imagen. “No creo que hoy se hiciera un selfy con uno de estos teléfonos modernos. Sí le gustaba la fotografía, pero como medio de expresión. Le inquietaba su inmediatez. Tuvo siempre muy claro las posibilidades de la foto en el espacio público. Le gustaba explorar ese ámbito”, matiza Esteban.

¿Culto a la imagen?

El comentario surge ante un conjunto de fotografías en las que podemos ver a don Miguel posando ante Juan de Echevarría, Jesús Gallego y José Aguiar, que dejaron plasmada la imagen del pensador en pintura, mientras José Suárez le retrataba en la colina de La Flecha y Alfonso y Gombau en sus respectivos estudios. El escritor nos mira directamente, pero no con ojos retadores, sino respirando una sana paz como la que él pidió para un estado de guerra. Es un rostro que, por angular, resulta muy fotogénico y él parece darse cuenta de ello. Le gusta, participa con el artista, sobre todo en la colección de Gombau.

Unamuno y su familia 2“Hay muchas fotos familiares”, nos apunta Pablo Unamuno, nieto del escritor, como queriendo justificarse, cuando, en realidad, el conjunto de ellas nos conforma el ambiente familiar del personaje. No hacen falta palabras para describir ese ambiente familiar del que él participa como el que más. Resultan entrañables sus fotos con unos nietos que, a buen seguro, no eran conscientes de la trascendencia de su abuelo y por ello juegan no sólo con el aitite, sino subido a una estatua a él dedicada. La exposición, excepcionalmente montada en dos salas del museo, recoge no sólo aspectos familiares, sino también viajes, excursiones, visitas, artículos en las revistas “La esfera”, “Estampa”, “Crónica”, “La calle”, “Ahora”… Son textos escritos con el corazón. De hecho, don Miguel lo ponía en todo aquello en lo que trabajaba. Y lo hacía sin pelos en la lengua, sin cortarse para nada. Si tenía que poner a caldo al rey Alfonso XIII lo hacía, aún a sabiendas de que su postura le iba a acarrear muy serios problemas, como así fue: el destierro, el exilio… ¡Qué curiosas las fotos de don Miguel en Fuerteventura en pleno destierro, incluida la que aparece montado en un camello!

También podemos ver las fotos que le hicieron en París y en Hendaya con la familia y con Eduardo Ortega. Es un gran testimonio la instantánea que le sacaron en la reunión que mantuvo en el Centro Español de Londres en 1936. Llama la atención la serena belleza de su esposa, Concepción Lizarraga.

Perpetuo cascarrabias

Unamuno en Fuerteventura 2Unamuno no dejó títere con cabeza, porque, aún abogando por la República, criticó duramente el cariz tomado por la II República española, saludando inicialmente al golpe de Estado del general Franco para, tres meses después, ponerlo a caldo públicamente y ante toda una corte militar en aquella histórica sesión del 12 de octubre de 1936 –en plena guerra civil-, en el paraninfo de la Universidad de Salamanca. Su histórica frase de “Venceréis, pero no convenceréis”  fue contestada por Millán Astray con aquella no menos histórica de “¡Muera la inteligencia!”.

La exposición se complementa con los libros que escribió, numerosas caricaturas a las que tan aficionado era, dibujos en general y tarjetas postales que le escribían sus amigos y que ayudan a enriquecer la figura de este hombre excepcional de alcance universal.

Como complemento de esta exposición, los jueves del mes de noviembre próximo tendrá lugar un ciclo de conferencias y proyecciones bajo el título de “Unamuno. Paisaje natural” en el que intervendrán Alfonso Carlos Saiz Valdivielso, doctor en Derecho, escritor y periodista, Académico Correspondiente de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, que hablará sobre “La iconografía de Unamuno” (día 6); Pablo Zapata, profesor de Literatura, fundador y vicepresidente de la Asociación de Amigos de Unamuno, hará lo propio con el tema “Unamuno y Machado. Dos sueños rotos” (día 13); la actriz de teatro, cine y TV Itziar Lazkano, premios Ercilla 1988, Rosa Aguirre 1995 y Jokulariak 2001, hará una lectura dramatizada de “Solitaña, el cuento que se hizo novela” acompañada al piano (día 20); y finalmente, el día 27 se proyectará el mediometraje “Volver del sueño”, realizado por Miguel Picazo en 1986 con Javier Loyola encarnando a don Miguel de Unamuno.