110 AÑOS, 110 OBRAS

110 AÑOS, 110 OBRAS

El Museo de Bellas Artes de Bilbao, tercera pinacoteca en importancia y una de las más veteranas del estado español, se prepara para cumplir sus primeros ciento diez años de vida. La Más»

María Dueñas: ”Las hijas del capitán”

María Dueñas: ”Las hijas del capitán”

Nueva York, 1936. La pequeña casa de comidas El Capitán arranca su andadura en la calle Catorce, uno de los enclaves de la colonia española que por entonces reside en la ciudad. Más»

Discos

Discos

GABINETE CALIGARI: Camino Soria (Warner) Es difícil que se alineen todos los elementos para que un grupo o solista pueda grabar el disco de su vida, que se convierta en un gran Más»

María López de Castro: La restaturación de arte como nueva obra de creación artistica

María López de Castro: La restaturación de arte como nueva obra de creación artistica

María López de Castro es Conservadora y Restauradora de Bienes Culturales y especialista en Pintura por el Istituto per l’Arte e il Restauro Palazzo Spinelli de Florencia y la Escuela de Restauración Más»

The Cranberries, la luz al final del túnel

The Cranberries, la luz al final del túnel

Hace aún escasas semanas que fallecía Dolores O’Riordan, la cantante de The Cranberries. Recordamos aquí sus palabras en una de sus últimas entrevistas que coincidió hace unos meses con la edición del Más»

Jesús Camargo, el color y la pintura del Mediterráneo

Jesús Camargo, el color y la pintura del Mediterráneo

El pintor Jesús Camargo muestra una pintura que refleja el paisaje y el color del mediterráneo. Una de sus series, titulada Magreb, es una de las más bellas de su trayectoria artística. Más»

Marta Agudo: “Historial”

Marta Agudo: “Historial”

Un magnífico poemario se aloja en las páginas de Historial; el último libro de Marta Agudo. Se trata de un poemario rotundo y preciso que, con una gran cohesión, aborda la enfermedad Más»

Antonio López, comunicativo y provocador en el Taller del Prado

Antonio López, comunicativo y provocador en el Taller del Prado

El pintor Antonio López estuvo comunicativo y provocador en un coloquio que tuvo lugar en el madrileño Taller del Prado, lugar desde el que está pintando un cuadro sobre la Gran Vía. Más»

Antònia Vicens:  “Lovely”

Antònia Vicens: “Lovely”

Antònia Vicens (Santanyí, 1941) recoge en los poemas de estas páginas una mirada que pone en cuestión la naturaleza de los afectos y de los vínculos. Desde una radical crítica feminista de Más»

“Muchacha en la ventana”, la Mona Lisa de Rembrandt, en Bilbao

“Muchacha en la ventana”, la Mona Lisa de Rembrandt, en Bilbao

Muchacha en la ventana, de Rembrandt y cuadro-estrella de una de las más veteranas pinacotecas europeas, la Dulwich Picture Gallery de Londres, cuelga durante tres meses en el Museo de Bellas Artes Más»

 

Ángel Padilla: “Camino”

por Alberto García-Teresa

Alicia Rosell, 2014. 142 páginas

camino autor 2El último poemario de Ángel Padilla, Camino, constituye una exaltación de la utopía libertaria, de la revolución, la cual supone la plasmación completa de la fraternidad, del respeto, del amor. La ubica en el presente, no como un anhelo, sino que escribe desde su realización. El poemario manifiesta ese nuevo mundo como culminación de un proceso, como conquista. Marcada por el idealismo, recoge una armonía universal, sin sometimiento, en la naturaleza de todos sus elementos entre sí (animales humanos y no humanos). El autor emplea símbolos para expresar esa victoria de la inocencia, de la autenticidad frente a la represión, al Orden (“el niño habrá hablado con el carcelero / y el carcelero con su corazón”). En ese sentido, el caballo, nuevamente, es el símbolo central de la obra, que representa la máxima expresión de la libertad y de la liberación. Igualmente, la primavera se convierte en un símbolo central, en alusión al renacimiento de la vida, de la eclosión de la revolución. También emplea la adscripción moral tradicional de las categorías clásicas (la elevación como realización, dignificación y culmen de la pureza). Asimismo, se extrae una lectura moral de lo físico (se canta a lo bello y se equipara con la liberación social). Con todo, Camino se apoya en la imaginería, en la potencia de las imágenes que, aunque se emplea con una formulación novedosa, no dejan de llevar el lastre de ser símbolos ya muy tópicos.

camino cubiertaExiste, por su parte, una idealización de la naturaleza, a la que se adhieren valores éticos, en oposición a los antivalores de la ideología especista y productivista de nuestra sociedad. De fondo, planea su habitual concepción de la naturaleza como Gaia. El “yo” poético se funde con todo ello. No en vano, manifiesta una fuerte entrega vitalista comunitaria, de realización en el otro, de compleción en los demás, de radical empatía. Padilla expresa el bullicio de la vida que supone la proclamación de la alegría de la utopía alcanzada. En esencia, el amor resulta el meollo de todo ello. Se presenta como una herramienta subversiva, al desobedecer a la jerarquía y a la dominación; como un arma que desarticula y evidencia el absurdo de la ideología de la muerte de nuestra sociedad. De hecho, se resuelve que es la única vía posible para la paz y se convierte en una resistencia al militarismo. Así, aparece la estrategia revolucionaria por extensión de la concienciación y consta un llamamiento a la movilización. Sin embargo, sabe combinar esa convocatoria explícita con metáforas con alto poder de evocación, con lo que al poeta se mueve hábilmente en dos campos de lenguaje.

Puja un impulso irracionalista en los textos, aunque con menos virulencia que en su espléndido poemario anterior, Funerales de caballo. El autor emplea un verso libre, que se apoya en gran medida en los paralelismos, y logra un ritmo fluido, que se disloca puntualmente (con encabalgamientos y rupturas sintácticas) aunque de manera más comedida que en otras ocasiones.

Padilla entiende la poesía como canto, como expresión que permite una mejora moral, una condena moral del mundo y una vislumbre, como decía Benjamín, de la utopía. Utiliza un tono adecuado para ello, basado en la intensidad y en la emoción, que se distribuye en una alternancia de poemas breves y extensos. Camino consiste en una reafirmación de oposición a este mundo, ante el cual muestra un estado que lo supera; una afirmación antagonista. En suma, se trata de un poemario para seguir “creyendo en la construcción de un Nuevo Mundo desde el Amor”.