Els Joglars: “Señor Ruiseñor”

Els Joglars: “Señor Ruiseñor”

¡Que buenos cómicos y actores son El Joglars! Se merecieron una prolongada ovación en el Teatro del canal, la tarde del 11 de setiembre. Una ovación serena, seca, sin gritos de ¡bravo!, Más»

Ringo Starr, feliz tocando

Ringo Starr, feliz tocando

What’s My Name es el vigésimo álbum de estudio de Ringo Starr, con el tema titular como primer single. Producido en su propio estudio, participan entre otros Paul McCartney, Joe Walsh, Edgar Winter, Dave Más»

Discos

Discos

RUFUS WAINWRIGHT: Unfollow the Rules (BMG) Teníamos olvidado al Rufus Wainwright pop. Después de Out of the Game (2012), que no se cuenta entre sus mejores trabajos, editó su ópera Prima Donna (2015) y su trabajo sobre Más»

The Lumineers, abriéndose a la oscuridad

The Lumineers, abriéndose a la oscuridad

 III es el tercer álbum de The Lumineers. En él, sus compositores, Wesley Schultz y Jeremiah Fraites contaron de nuevo con Simone Felice y con el violinista Lauren Jacobson. Felice comandó el segundo álbum Más»

Sergio Martínez.  El realismo de la figura femenina y su contemplación.

Sergio Martínez. El realismo de la figura femenina y su contemplación.

  Sergio Martínez (Chile, 1966), reside en el madrileño espacio de Majadahona, pero desde muy pequeño vivió en Concepción hasta 2003. Autodidacta, dibujó desde niño y comenzó a experimentar con el óleo Más»

Discos

Discos

  BRENDAN BENSON: Dear Life (Third Man) Benson siempre ha sido considerado un autor con una capacidad compositiva cercana al pop de melodías imperecederas, el más Beatle del grupo que montó con Más»

Emilio Sánchez Mediavilla: «Una dacha en el Golfo»

Emilio Sánchez Mediavilla: «Una dacha en el Golfo»

Hace muchos siglos Bahréin era una región del Paraíso, al menos podemos deducirlo de las tablillas sumerias, asirias y mesopotámicas. El lugar donde cuentan que sucedió el diluvio universal, donde Gilgamesh persiguió Más»

Flavia Tótoro Taulis: «¡Qué sabes de arte?»

Flavia Tótoro Taulis: «¡Qué sabes de arte?»

Flavia Tótoro (Ciudad de México, 1964) ha residido en Chile, Canadá, Trinidad y Tobago. Tras su licenciatura en Arte por la Universidad Católica de Chile (PUC-1991), especialidad en Restauración y Pintura, obtiene Más»

Arte y Pandemia

Arte y Pandemia

Cuando creíamos que los males se reducían a los totalitarismos y sus funestas consecuencias humanas, aparece un virus amenazador, el COVID-19, que asola nuestra vida y revuelve nuestra relación con la naturaleza Más»

Keb’ Mo’, el compromiso emocional del blues

Keb’ Mo’, el compromiso emocional del blues

Desde que irrumpiera en la escena musical a principios de los años 90, Kevin Rooselvelt Moore (renombrado Keb’ Mo’ en 1994) se ha ganado una reputación por su maestría en los múltiples Más»

 

Camille, de Turlitava Teatro

por Alberto García-Teresa

camille2A Turlitava Teatro le gusta arriesgar, probar con formatos nuevos, experimentar y explorar más allá de lo convencional las posibilidades escénicas de los textos dramáticos. Si en sus obras anteriores han apostado siempre por la indagación en la reformulación del espacio escénico, en espacios no convencionales y en la reconfiguración del pacto de ficción con el público, en Camille, su última propuesta, optan por una complicada puesta en escena de un collage de textos con una sola intérprete.

Camille aborda la vida de Camille Claudel (1864-1943), una escultora francesa de gran proyección que es encerrada durante sus últimos treinta años en un manicomio. El texto se ha compuesto a partir de la adaptación libre de Locas, de Sandra Massera, la correspondencia de la propia Camille Claudel y del estudio original de las creaciones de la escultora. Con todo ello, Turlitava ha construido el sustrato de una obra compleja, que abandona la trama en favor de la indagación en la angustiosa psicología del personaje.

CamilleDestaca, especialmente, el excepcional trabajo de Victoria Peinado Vergara. La actriz, que nunca abandona la escena, sabe mantener en todo momento la atención en un trabajo de gran exigencia física. Crea un personaje obsesivo, que transmite su locura, repleto de movimientos compulsivos y de alternancias de registros de voz. Además, la directora, Jana Pacheco, consigue resolver la intercalación de momentos de tensión y distensión y encuentra resquicios por los que traer a esa opresiva escena elementos extraescénicos y lograr que la actriz convierta el soliloquio en un diálogo imaginario. La conversación con componentes del escenario (una silla, un traje, una pared), que simulan para el personaje seres cercanos, o las continuas apelaciones lanzadas al aire, al mismo tiempo que consolidan la identidad conflictiva de la protagonista, hacen posible dotar de otro ritmo a la obra para que no quede estancada. Por su lado, la actriz utiliza muy bien todo el espacio escénico, y realmente pone los pelos de punta cuando sostiene la mirada (esa mirada llena de rabia y demencia) mientras habla a pocos centímetros del público, clavándole los ojos. Camille recrea pasajes de las cartas que recibe siguiendo un tenue hilo cronológico, trata de escribir las suyas sobre cualquier superficie, lucha por comunicar y expresar su angustia, por manifestar la crueldad, la injusticia, la hipocresía que su situación genera. Reconstruye así, en parte, su vida anterior, su carrera, sus inquietudes artísticas y también lo que acontece mientras dura su reclusión. A la vez, lanza puentes que hacen de esa experiencia del encierro una metáfora de la situación política actual («¿Y vosotros no queréis salir? Os roban la libertad y sólo gritáis, pero no hacéis nada para remediarlo»).

También destaca la escenografía de la obra, muy sobria pero cargada de simbolismo, que se amolda a la perfección a la constitución de la sala (de viejo ladrillo visto) y que emplea con precisión colores, evocaciones y algunos elementos inquietantes, en consonancia con el espacio recreado. La luz sabe acoplarse también a ese entorno, aunque la música resulta excesivamente estridente (algo que, sin embargo, resulta acorde con la personalidad del personaje) y obtiene demasiado protagonismo en pasajes concretos.

Turlitava sale airoso de una muy difícil propuesta, y sabe utilizar con inteligencia posibles limitaciones (una sala de poco aforo, ausencia de tarima, un espacio desnudo, escaso presupuesto) para convertirlas en potencialidades que, en suma, vuelven a demostrar la habilidad de este original grupo de teatro para mostrar un arte inquieto, inconformista y estimulante, que no teme a la cercanía del público y al cual somete, en definitiva, a una continua inmersión en sus obras.

Camille

Producción: TurliTava Teatro

Dirección y dramaturgia: Jana Pacheco

Texto Original: Locas, de Sandra Massera

Interpretación: Victoria Peinado Vergara

Coreografía: Chus de la Cruz

Escenografía y Diseño Gráfico: Nicolás Fryd

Espacio Sonoro: Manu Vega y Alfonso Sáenz (Sogorda y Surfea) y Fernando Epélde

Documentación: Benjamín Jiménez de la Hoz

Gestión y distribución: Luis Illán y Alberto Basas

Teatro: La Puerta Estrecha (Madrid)