Mircea Cărtărescu: “El ala izquierda (Cegador I)”

Mircea Cărtărescu: “El ala izquierda (Cegador I)”

“Cuando salió del patio en forma de U, Maria se adentró en el otoño. Sobre el patio, el cielo seguía siendo de un azul intenso, unas nubes de leche, mofletudas, flotaban inmóviles. Más»

Arthur Miller: “El precio”

Arthur Miller: “El precio”

El teatro de Arthur Miller puede fácilmente relacionarse con dos grandes dramaturgos nacidos en el siglo XIX y que influyeron decisivamente en muchos del siglo XX, a saber, Ibsen y Chejov. De Más»

Bittersweet, a salvo de la radiación

Bittersweet, a salvo de la radiación

Desde Sevilla llega por fin el debut en largo de una de las bandas salidas de la capital hispalense más interesantes del último lustro. Bittersweet combinan post-punk, rock y electrónica en diez Más»

Ignacio Gómez de Liaño: ”El círculo de la sabiduría”

Ignacio Gómez de Liaño: ”El círculo de la sabiduría”

El círculo de la sabiduría es el título del ensayo del Ignacio Gómez de Liaño , publicado por la editorial Siruela, un soberbio volumen que se acompaña con numerosas imágenes procedentes de Más»

El Alfabeto Del Museo De Bilbao

El Alfabeto Del Museo De Bilbao

Una nueva y atrevida forma de ver una pinacoteca centenaria Más»

Discos

Discos

SPIRITUALIZED: And Nothing Hurts (Bella Union-PIAS) Desde la misma portada, Jason Pierce nos confirma que no dejado atrás su fijación con el espacio, un lugar al que evadirse cuando se ha pasado Más»

Esther Garboni: “A mano alzada”

Esther Garboni: “A mano alzada”

Entonando la ternura desde la indignación, la poesía de Esther Garboni (Sevilla, 1973) construye en un “yo” femenino fuerte aunque con aristas, que se resiste a la sumisión pero que conoce sus Más»

Børns, inocencia contrastada

Børns, inocencia contrastada

Blue Madonnaes el segundo disco de Børns, un álbum que recuerda de nuevo su originalidad. El mismo Prince reconoció su don, alabando la canción “Electric Love” en una de sus últimas entrevistas, Más»

Tamara de Lempicka, reina del Art Decó (1898 -1980). Exposición y Conferencia de Adriana Zapisek

Tamara de Lempicka, reina del Art Decó (1898 -1980). Exposición y Conferencia de Adriana Zapisek

Adriana Zapisek, pintora argentina de origen polaco, residente entre Madrid y Buenos Aires, ha impartido una conferencia sobre la polaca “Tamara de Lepicka, pintora del Art Deco (1898 -1980)”,en la Tertulia Ilustrada, Más»

Javier Abella, fotógrafo artístico

Javier Abella, fotógrafo artístico

Es un fotógrafo extraordinario. Sus series rigurosamente concebidas, pensadas y llevadas a efecto son arte desde la primera a la última obra, desde el principio al último detalle, porque él se revela Más»

 

TRISTÁN E ISOLDA

por Jorge Barraca

Wanger con videorealización

Desde mediados de enero hasta primeros de febrero, el Real presentó una interesante producción de Tristán e Isolda en el que las imágenes de vídeo que acompañaban toda la representación han sido lo más singular en unas funciones en que algunas voces y dirección escénica han cojeado.

Tristán 1De todas las ideas presentes en la producción visual y de su misma elaboración ha sido responsable el videoartista Bill Viola. Las escenas son muy sugerentes, hermosas, y, por momentos, sumamente evocadoras. Se convierten en la auténtica dirección escénica, pues Peter Sellars no incluye prácticamente movimiento ni interacción entre los protagonistas; como tampoco incorpora elementos escénicos significativos. Deja toda la expresividad, “todo el mensaje”, al vídeo. Pero, en muchas ocasiones –en particular en el Acto I–,  las imágenes acaban por distraer de música y  cantantes, no permiten una apreciación de lo que pasa en vivo sobre el escenario y desde el foso orquesta, al fin lo crucial de la obra: la partitura inconmensurable de Wanger, sus partes puramente musicales o sus partes cantadas, que no requieren precisamente de ningún complemento.

La dirección musical Marc Piollet fue en conjunto meritoria. Tuvo un inicio, en el Preludio, cuidado, lento, en el que se deleitó; pero pronto se apreció falta de empaste en la orquesta y descuidos en los detalles tímbricos. Ese impulso que empieza desde el primer compás, desde el acorde inicial, no siguió siempre la línea continua, ascendente, ansiosa, que debe restallar en la muerte de amor de Isolda. Si bien es cierto que las dinámicas a lo largo de la obra sí se tradujeron bien, que hubo momentos de intenso lirismo bien administrado y que el acompañamiento a las voces funcionó correctamente.

Tristan 2Dean Smith repetía en su papel del doliente Tristán respecto a la última producción que vimos en este mismo escenario. Es conocido lo inclemente de su cometido, aun para un cantante de emisión fácil, natural, no forzada y con volumen. Dean Smith es un artista capaz y con musicalidad, pero no posee todas estas cualidades. Se defendió durante el primer acto, pero avanzado el segundo la emisión estaba ya bastante perjudicada; consiguió remontar al principio del tercero pero al final estaba tan al límite como al mismo protagonista que encarnaba. Fue la profesionalidad lo que le permitió llegar al cierre de la ópera.

Por su parte la Isolda de Violeta Urmana resultó mucho más compacta y firme. Es cierto que comenzó más titubeante y destemplada, pero fue progresando a lo largo de su actuación para acabar con un final espléndido, climático. Sin duda, ella acabó por ser lo mejor de estas funciones y acaparó el aplauso final.

Franz-Josef Selig como Rey Marke, Ekaterina Gubanova como Brangäne y Jukka Rasilainen como Kurwenal compusieron el resto del elenco y sacaron adelante muy bien sus cometidos con equilibrio vocal y otorgando calidad a las funciones.