Sorolla, pintor de la alta sociedad y la moda

Sorolla, pintor de la alta sociedad y la moda

Atrás dejó Sorolla la pintura social de su primera época con su célebre cuadro “Aún dicen que el pescado es caro” (1894), para entregarse de lleno a la alta sociedad y por Más»

Arturo Borra: “Poesía como exilio. En los límites de la comunicación”

Arturo Borra: “Poesía como exilio. En los límites de la comunicación”

El punto de partida de este trabajo de Arturo Borra es el examen de “los discursos poéticos que construyen un imaginario de la extranjería no como temática sino ante todo como posición Más»

Discos

Discos

R.E.M.: Automatic for the People (deluxe) (Craft-Universal) Poco nuevo se puede decir sobre Automatic for the People, uno de los álbumes imprescindibles de los años 90 y la cima creativa y de Más»

Tom Cowsert, pintor colorista norteamericano

Tom Cowsert, pintor colorista norteamericano

Tom Cowsert lleva 21 años en España y habla el castellano con gran fluidez y marcado acento norteamericano.  Es un pintor colorista con una obra sustentada en el dibujo pulcro y ordenado, Más»

All Ways – Sharon Fridman

All Ways – Sharon Fridman

La molécula del siete Más»

Fortuny (1838-1874)

Fortuny (1838-1874)

Gran renovador, de desbordante imaginación y enorme originalidad son algunos calificativos que se atribuyen a Mariano Fortuny el artista español del siglo XIX con mayor éxito y reconocimiento internacional. El Museo del Más»

Natalia Lafourcade, desde la raíz

Natalia Lafourcade, desde la raíz

Natalia Lafourcade se ha convertido en los últimos tiempos en una de las exponentes más populares e influyentes de la música alternativa en el mundo hispanohablante. Esta cantante, compositora y productora que Más»

Olivia Laing: “La ciudad solitaria”

Olivia Laing: “La ciudad solitaria”

Cuando estás sola en otro país, empezando una vida nueva, y no hablas bien el idioma, puedes tener un ataque de timidez. Poco a poco, aprendes a evitar las situaciones incómodas por Más»

Discos

Discos

XOEL LÓPEZ: Sueños y pan (Esmerarte-Altafonte) Atlántico (2012) fue el primer disco que firmó con su propio nombre, aunque detrás ya había otros once. No era el primero de su nueva etapa Más»

Escandar Algeet: “La risa fértil”

Escandar Algeet: “La risa fértil”

El sexto poemario de Escandar Algeet podría considerarse un libro de confluencia: en él encontramos todas las líneas que han ido marcando sus anteriores entregas. En cada una de las secciones de Más»

 

TRISTÁN E ISOLDA

por Jorge Barraca

Wanger con videorealización

Desde mediados de enero hasta primeros de febrero, el Real presentó una interesante producción de Tristán e Isolda en el que las imágenes de vídeo que acompañaban toda la representación han sido lo más singular en unas funciones en que algunas voces y dirección escénica han cojeado.

Tristán 1De todas las ideas presentes en la producción visual y de su misma elaboración ha sido responsable el videoartista Bill Viola. Las escenas son muy sugerentes, hermosas, y, por momentos, sumamente evocadoras. Se convierten en la auténtica dirección escénica, pues Peter Sellars no incluye prácticamente movimiento ni interacción entre los protagonistas; como tampoco incorpora elementos escénicos significativos. Deja toda la expresividad, “todo el mensaje”, al vídeo. Pero, en muchas ocasiones –en particular en el Acto I–,  las imágenes acaban por distraer de música y  cantantes, no permiten una apreciación de lo que pasa en vivo sobre el escenario y desde el foso orquesta, al fin lo crucial de la obra: la partitura inconmensurable de Wanger, sus partes puramente musicales o sus partes cantadas, que no requieren precisamente de ningún complemento.

La dirección musical Marc Piollet fue en conjunto meritoria. Tuvo un inicio, en el Preludio, cuidado, lento, en el que se deleitó; pero pronto se apreció falta de empaste en la orquesta y descuidos en los detalles tímbricos. Ese impulso que empieza desde el primer compás, desde el acorde inicial, no siguió siempre la línea continua, ascendente, ansiosa, que debe restallar en la muerte de amor de Isolda. Si bien es cierto que las dinámicas a lo largo de la obra sí se tradujeron bien, que hubo momentos de intenso lirismo bien administrado y que el acompañamiento a las voces funcionó correctamente.

Tristan 2Dean Smith repetía en su papel del doliente Tristán respecto a la última producción que vimos en este mismo escenario. Es conocido lo inclemente de su cometido, aun para un cantante de emisión fácil, natural, no forzada y con volumen. Dean Smith es un artista capaz y con musicalidad, pero no posee todas estas cualidades. Se defendió durante el primer acto, pero avanzado el segundo la emisión estaba ya bastante perjudicada; consiguió remontar al principio del tercero pero al final estaba tan al límite como al mismo protagonista que encarnaba. Fue la profesionalidad lo que le permitió llegar al cierre de la ópera.

Por su parte la Isolda de Violeta Urmana resultó mucho más compacta y firme. Es cierto que comenzó más titubeante y destemplada, pero fue progresando a lo largo de su actuación para acabar con un final espléndido, climático. Sin duda, ella acabó por ser lo mejor de estas funciones y acaparó el aplauso final.

Franz-Josef Selig como Rey Marke, Ekaterina Gubanova como Brangäne y Jukka Rasilainen como Kurwenal compusieron el resto del elenco y sacaron adelante muy bien sus cometidos con equilibrio vocal y otorgando calidad a las funciones.