David Refoyo: “Donde la ebriedad”

David Refoyo: “Donde la ebriedad”

A partir del juego con el título de la obra de Claudio Rodríguez, en Donde la ebriedad, David Refoyo (Zamora, 1983) lleva más allá el trabajo experimental con la palabra y con Más»

Eduardo Arroyo, le retour des croisades

Eduardo Arroyo, le retour des croisades

Me atrevería a decir que esto es un reencuentro de íntimos amigos. Lo primero que ha hecho Eduardo Arroyo en la presentación de la exposición que tiene en Bilbao ha sido reconocer Más»

Museo Thyssen 25 Aniversario

Museo Thyssen 25 Aniversario

Se ha dicho que una de las cosas que más lamentó Margaret Thatcher durante su gobierno fue el no haber conseguido que la colección Thyssen se quedara en el Reino Unido. También Más»

Cómo vivir en el campo, el juego de crear

Cómo vivir en el campo, el juego de crear

Cómo Vivir En El Campo es un trío (Pedro Arranz, Miguel Breñas y Carlos Barros) de Madrid que, tras varios CDs autoeditados en sus inicios, publicaría en 2012 su primer largo, CVEEC Más»

Missing o los cuerpos perdidos

Missing o los cuerpos perdidos

Missing. Perdida en la memoria o pérdida de memoria. En tan solo una hora y media la compañía británica Gecko Theatre consigue que el espectador-niño se encuentre con su propio delirio, delirio Más»

Discos

Discos

NEIL YOUNG: Hitchhiker (Reprise-Warner) Llevamos años oyendo hablar de los discos perdidos de Neil Young. Él mismo ha ido dejando caer detalles anunciando que los iba a recuperar en distintos formatos (su Más»

Doris Salcedo: “Palimpsesto”

Doris Salcedo: “Palimpsesto”

La torre tumbada del homenaje Más»

Jan Morris: “Trieste o el sentido de ninguna parte”

Jan Morris: “Trieste o el sentido de ninguna parte”

No es una casualidad que este verano haya leído Trieste o el sentido de ninguna parte porque me gusta la literatura de viajes, lo que es una casualidad es que ahora, escribiendo Más»

Sarah McKenzie, música como mantra

Sarah McKenzie, música como mantra

Hace tres años y medio que la cantante y pianista Sarah McKenzie participó en el concurso Umbria Jazz Festival: fue premiada con una beca especial para a asistir la icónica facultad Berklee Más»

Juan Gerstl, artista venezolano cinético: “El xagon, módulo esencial de mi arte cinético”

Juan Gerstl, artista venezolano cinético: “El xagon, módulo esencial de mi arte cinético”

  El artista se siente orgulloso y heredero directo de la gran tradición geométrico/cinética de su país: la escuela venezolana de Alejandro Otero, Jesús Rafael Soto y Carlos Cruz Díez. Una escuela Más»

 

Pilar Aroca habla sobre “Maruja Mallo y los poetas”

por Julia Sáez-Angulo

pilar arocaPilar Aroca, de la Asociación de Escritores y Artistas Españoles, presentó una comunicación en el Congreso de  la Asociación de Críticos de Arte de España, AECA, sobre Las mujeres en el Arte, una comunicación sobre “Maruja Mallo y los poetas” en la que, entre otras cosas, dijo: 

“Maruja Mallo fue una mujer intelectual y rebelde. Una mujer poeta que se expresó con el color y los pinceles; y al hablar de ella es imposible separar su vida de su obra, porque ambas estaban penetradas, de norte a sur, por el arte y sus circunstanciales vivencias. Fue una de los artistas de la llamada “Vanguardia Interior Española”, y cabe situarla en la órbita del surrealismo más canónico. Su innovadora obra dramática, apoyada en la perfección geométrica, que estudia la proporción matemática, (con dibujo seguro y pulcrísimo, imaginativo, alegre, e irónico), despertó pasiones en sus innumerables admiradores y algunas fobias en sus detractores más acérrimos, como lo fue Jiménez Caballero, como ya veremos más adelante… pero a pesar de éstos, y otros sinsabores, Maruja nació a la luz, con esa estrella con la que nacen, de vez en cuando, algunos seres especiales; y fue en Viveiro (Lugo), a primeros del siglo XX, concretamente un 5 de enero –en esa noche mágica de la Festividad de los Reyes Magos-, quizá en el año 1902, como apunta Gómez de la Serna, o en el 1909 como afirman algunos estudiosos (entre los que se encuentra Consuelo de la Gándara). La misma Maruja, en el año 1928, en su primera exposición, declara tener menos de 20 años; cuando en realidad ya había cumplido 25. Mera anécdota, hoy en día aún sigue esa moda de quitarse años… aunque, posiblemente lo hagan porque la juventud vende… y nadie quiere estar fuera de mercado” (…)

28_marujamallo maruja-mallo“Podemos decir –concluyó- que Maruja Mallo fue una precursora. Y que, al igual que su íntima amiga Concha Méndez, fue una trasgresora, tanto en su vida privada como en su obra, porque quizá se divertían escandalizando un poco, rompiendo los moldes y las estrictas reglas que entonces, todavía, estaban obligadas a seguir las mujeres de su época. Debo añadir que, yo personalmente no estoy de acuerdo con el licencioso proceder de Maruja como mujer; aunque como Pliego de Descargo, considero culpable al entorno, la época y el momento de su triunfo como artista total, que dominaba múltiples Disciplinas: Geometría Matemática, Dibujo Artístico, Pintura, Cerámica, Arte Mural; el Collage y Vestuario y Decoración Teatral, sin olvidar su gran facilidad como oradora y conferenciante, así como su innegable Sexappeal, y que, esta concatenación de atributos personales, deslumbraron a propios y extraños, siendo la causa de que los más desinhibidos la arrastrasen como abanderada de aquella avanzadilla vanguardista y agitadora de las Artes y de las Letras Españolas de aquel momento; excitando e incitando aún más su rebeldía. Provocando y avivando su ego hasta límites infranqueables.  Sin duda, este desliz le pasó factura, y a su vuelta a España, su patria no puso en justa balanza, ni separó, lo positivo de lo negativo de su proceder como mujer y como artista”.

“Me hace ilusión creer que si Maruja Mallo hubiese sido coetánea nuestra, ahora, en el año 2013, se le habría juzgado solo por su obra, que fue grande e imprescindible; y se le hubiese aplaudido hasta el fin de sus días como la gran artista que fue, precursora del quehacer cinemático, o sea, del movimiento y el ritmo”.