El renacimiento de un museo, el Hof van Busleyden

El renacimiento de un museo, el Hof van Busleyden

            La localidad flamenca de Malinas ha recuperado para las artes uno de sus edificios más emblemáticos, el Museo Hof van Busleyden en el que se resume la época de mayor esplendor Más»

“Alarde de tonadilla. Una historia de la copla” en el Teatro Tribueñe de Madrid

“Alarde de tonadilla. Una historia de la copla” en el Teatro Tribueñe de Madrid

Vuelve Alarde de tonadilla. Una historia de la copla al Teatro Tribueñe de Madrid. El espectáculo de Hugo Pérez de la Pica es un recorrido hermoso por las tonadillas, romances, canciones populares Más»

Discos

Discos

FLORENCE & THE MACHINE: High as Hope (EMI) Llegando a su cuarto disco, Florence Welch ha decidido dejar atrás la épica de anteriores entregas y mostrarse más humana y cercana que nunca. Más»

Jorge Villalobos: “El desgarro”

Jorge Villalobos: “El desgarro”

El dolor es el tema principal de este conjunto de poemas en prosa; el dolor ante la muerte de la madre (cuando era niño el autor) y el largo proceso de duelo, Más»

José Galiana Izquierdo: “Una vida por medio”

José Galiana Izquierdo: “Una vida por medio”

José Galiana Izquierdo (Socuéllanos. Ciudad Real, 1929) ha ejercido su carrera de médico pediatra durante 45 años en Alicante. Ha tenido siempre inquietudes literarias y por ello ha participado en tertulias poéticas, Más»

Adriaen Brouwer, maestro de emociones

Adriaen Brouwer, maestro de emociones

  Bajo el título “Adriaen Brouwer: Maestro de emociones” se muestra en el Museo de Oudenaarde (MOU) y las Ardenas flamencas la primera y mayor representación de la obra de uno de Más»

Javier Lostalé: “Cielo”

Javier Lostalé: “Cielo”

Una paradoja constante sostiene el último poemario de Javier Lostalé: la desaparición del individuo cuanto más se recuerda y quiere hacer presente lo que lo constituye. En estas páginas, resulta muy interesante Más»

Julio Vilches: “Sálvora. Diario de un farero”

Julio Vilches: “Sálvora. Diario de un farero”

Hace tiempo que tengo Sálvora. Diario de un farero en mi lista de lectura. La buscaba en formato epub, pero aprovechando unas vacaciones en Canarias, la he adquirido en papel, y me Más»

 

Las Meninas de Dorset son de Velázquez, confirma Díaz Padrón

por Julia Sáez-Angulo

         “Las Meninas que hoy están en Kingston Lacy son de la mano de Velázquez y son las primeras”, afirmó con autoridad el investigador, historiador  y profesor de Bellas Artes, Matías Díaz Padrón en el salón solemne de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando en Madrid, ante un auditorio que desbordaba el espacio, entre el que se encontraban numerosas autoridades y estudiosos del mundo del arte.         Antonio Bonet Correa, director de la Real Academia presentó al ponente Díaz Padrón, seguido de Cristina Ordovás Gómez-Jordana, presidenta de la Fundación Juan de Goyeneche, patrocinadora de la publicación del libro Las primeras Meninas de Velázquez, en Kingston Lacy, Dorset, editadas por Documenta arts, así como su editor Raúl Rispa Márquez.

         Díaz Padrón, conservador senior del Museo del Prado, recordó que al llegar lo siglos XIX y XX “se produjo un giro aún no bien explicado, y la crítica atribuyó a Martínez del Mazo” el boceto o modeletto de “las primeras Meninas”, que se encuentran en Kingston Lacy, en Dorset, obra estimada y documentada por original de Velázquez en los siglos XVII y XVIII, con autoridades como las de Goya, Ceán Bermúdez o Jovellanos. Como bien destaca un telegrama de la profesora Katherine Hall, catedrática de la Universidad de Melbourne, al profesor Díaz Padrón ha sido “un reto muy persuasivo” del investigador español para volver hacia atrás con los conocedores de las “primeras Meninas” y llevar la contraria a la visión ahora dominante, referida sobre todo a Enriqueta Harris, Jonathan Brown o López-Rey.        La historia del reconocimiento del boceto o “primeras Meninas” pasa por “copia reducida del original del Alcázar”, hoy en el Museo del Prado a pintura de Martínez Mazo, cuando en realidad es el “modeletto, fase última para reconocimiento del cliente y dar paso a la obra definitiva”, afirmó Díaz Padrón, quien estima que “cotejar una y otra pintura –boceto y cuadro del Museo del Prado- es el recurso más valioso para precisar la autoría”

Repetido en Congresos

         Desde 2003 han sido varios los congresos y exposiciones en los que el profesor Díaz Padrón ha sostenido su tesis sobre la autoría velazqueña de “las primeras Meninas” de Kingston Lacy, que ahora corrobora en el gran libro publicado y presentado en la Real Academia:

         “La fecha y procedencia (del boceto) estaban registradas en los inventarios del marqués del Carpio, en 1677-1688, pasando sucesivamente al duque de Alba, al conde de Monterrey, al duque de Arcos, al marqués de la Florida y a Jovellanos. Este seguimiento –resumido aquí en pocas palabras ha sido difícil y arduo de hilar”, explicó el ponente.

         Díaz Padrón no ve “diferencias de estilo entre el modeletto y el lienzo del Museo del prado: ni en la factura, ni en la formulación corpórea del volumen”. Observa “el trazo recto y preciso en las siluetas y en las luces de las telas contrasta con las pinceladas inconexas de Mazo: más próximas al Impresionismo moderno”.         “No veo diferencias cualitativas entre boceto y obra definitiva –salvo las lógicas de su función”, concluyó el ponente, aparte de que “en todos los inventarios del siglo XVII el modeletto está a nombre de Velázquez sin reservas”. “Velázquez es un pintor que capta lo que ve, no lo que está”, dijo el conservador senior del Prado, en otro momento, sin olvidar que “las primeras Meninas” llegaron a Inglaterra cuando “el lord inglés lo mandó adquirir para su buena colección a un sobrino de Jovellanos”

         El debate sobre la tesis del profesor Díaz Padrón estuvo muy animado, en él se habló de la posible quema de obras y dibujos en el incendio del Alcázar, por lo que pudieran haberse perdido otros dibujos y bocetos de Velázquez, porque no sólo pintaba “a la prima”.

         A la pregunta de cuando se llegará a un consenso general sobre la autoría velazqueña de “las primera Meninas”, Díaz Padrón dijo con convencimiento científico, que sólo cabe apelar al “principio de autoridad”. “A mí mismo me ha costado estar seguro” y “de los maestros que he aprendido, como Harris o Brown, tengo autoridad para rebatirlos”.

        Recordemos que Díaz Padrón cuenta en su haber más de 400 atribuciones de Pintura Española y de los Países Bajos, siglos XVII y XVIII, todas aceptadas por la comunidad de especialistas. Ni una sola atribución ha sido equivocada o rechazada a posteriori.

         Díaz Padrón fue conservador de la pintura flamenca en el Museo del Prado, por indicación de su director don Diego Angulo, que veía esta necesidad para la pinacoteca nacional, si bien el conservador senior nunca dejó de estudiar e investigar la pintura del Siglo de Oro.

         Cuando se supo de la rotunda afirmación del conservador senior Díaz Padrón sobre la autoría velazqueña de “las primeras Meninas”, el conservador Portus del Museo del Prado se resistió a admitirlo, pero su declaración recordó a la reciente, seria, patética y celosa declaración del conservador del Museo del Louvre, ante los elevados elogios a la Gioconda del Museo del Prado: “Sólo hay una Gioconda real, la del Museo del Louvre”.

         El gran cuadro de Las Meninas se encuentran en el Museo del Prado, pero “las primeras Meninas”, el boceto o modeletto del grande está en Kingston Lacy, en Dorset (Inglaterra), como ha certificado con argumentos científicos el conservador senior del Museo del prado Matías Díaz Padrón, miembro de la Real Academia de Bélgica.

          La ciencia siempre está abierta.

         A partir del próximo viernes, día 4, el Museo del Prado presenta la exposición “Velázquez y la familia de Felipe IV”.