Mircea Cărtărescu: “El ala izquierda (Cegador I)”

Mircea Cărtărescu: “El ala izquierda (Cegador I)”

“Cuando salió del patio en forma de U, Maria se adentró en el otoño. Sobre el patio, el cielo seguía siendo de un azul intenso, unas nubes de leche, mofletudas, flotaban inmóviles. Más»

Arthur Miller: “El precio”

Arthur Miller: “El precio”

El teatro de Arthur Miller puede fácilmente relacionarse con dos grandes dramaturgos nacidos en el siglo XIX y que influyeron decisivamente en muchos del siglo XX, a saber, Ibsen y Chejov. De Más»

Bittersweet, a salvo de la radiación

Bittersweet, a salvo de la radiación

Desde Sevilla llega por fin el debut en largo de una de las bandas salidas de la capital hispalense más interesantes del último lustro. Bittersweet combinan post-punk, rock y electrónica en diez Más»

Ignacio Gómez de Liaño: ”El círculo de la sabiduría”

Ignacio Gómez de Liaño: ”El círculo de la sabiduría”

El círculo de la sabiduría es el título del ensayo del Ignacio Gómez de Liaño , publicado por la editorial Siruela, un soberbio volumen que se acompaña con numerosas imágenes procedentes de Más»

El Alfabeto Del Museo De Bilbao

El Alfabeto Del Museo De Bilbao

Una nueva y atrevida forma de ver una pinacoteca centenaria Más»

Discos

Discos

SPIRITUALIZED: And Nothing Hurts (Bella Union-PIAS) Desde la misma portada, Jason Pierce nos confirma que no dejado atrás su fijación con el espacio, un lugar al que evadirse cuando se ha pasado Más»

Esther Garboni: “A mano alzada”

Esther Garboni: “A mano alzada”

Entonando la ternura desde la indignación, la poesía de Esther Garboni (Sevilla, 1973) construye en un “yo” femenino fuerte aunque con aristas, que se resiste a la sumisión pero que conoce sus Más»

Børns, inocencia contrastada

Børns, inocencia contrastada

Blue Madonnaes el segundo disco de Børns, un álbum que recuerda de nuevo su originalidad. El mismo Prince reconoció su don, alabando la canción “Electric Love” en una de sus últimas entrevistas, Más»

Tamara de Lempicka, reina del Art Decó (1898 -1980). Exposición y Conferencia de Adriana Zapisek

Tamara de Lempicka, reina del Art Decó (1898 -1980). Exposición y Conferencia de Adriana Zapisek

Adriana Zapisek, pintora argentina de origen polaco, residente entre Madrid y Buenos Aires, ha impartido una conferencia sobre la polaca “Tamara de Lepicka, pintora del Art Deco (1898 -1980)”,en la Tertulia Ilustrada, Más»

Javier Abella, fotógrafo artístico

Javier Abella, fotógrafo artístico

Es un fotógrafo extraordinario. Sus series rigurosamente concebidas, pensadas y llevadas a efecto son arte desde la primera a la última obra, desde el principio al último detalle, porque él se revela Más»

 

“Ave Fénix” un libro con la trayectoria de Pedro Sandoval en la Pintura

por Redacción

TF. Editores

“Ave Fénix” es el título del último libro que recoge la trayectoria pictórica del pintor venezolano/español Pedro Sandoval (Caracas, 1966), residente en Madrid desde hace más de una década. El libro de 494 páginas, con pastas duras, ampliamente ilustrado con la obra del pintor y con textos de Juan Antonio Tinte, Julia Sáez-Angulo, Graziana la Rocca, y Borja Thyssen-Bornemisza, ha sido publicado por TF Editores.

Julia Sáez-Angulo escribe sobre la pintura de Sandoval: “El artista reconoce sus fuentes y técnicas en las vanguardias históricas de primeros del XX y especialmente en el expresionismo abstracto americano de la escuela de Nueva York, de la Action Painting, con resonancias insignes como Franz Kline, Willem de Kooning, Robert Motherwell, Philip Guston, Franz Kline, Mark Rothko, Clyfford Still, Georgia O´Keef… También Hans Hofmann. No se pueden tener mejores referencias ni punto de partida más idóneo hacia la abstracción.

Alemania, sobre todo por su periódica presencia en Berlín, ha sido otro punto de interés humano para el pintor que ha seguido de cerca al maestro Gerard Ritchter y sostiene un encuentro permanente y amistoso con  Georges Baselitz, Ad Reinhardt o Sigmar Polke. El neo-expresionismo de los jóvenes salvajes alemanes late en las profundidades de la obra de Sandoval. La cercanía germánica a su desenvolvimiento artístico no es inmune.

De su Venezuela natal portaba ya fuertes raíces y estaba empapado del humus que sembraron los renombrados artistas del arte contemporáneo que dio su país en el siglo XX, como fueron el singular Armando Reverón (Caracas, 1989 – 1954) con sus espectaculares deslumbramientos blancos de la luz tropical en la pintura o los  geométricos Jesús Rafael Soto, Carlos Cruz-Díez, que iban a emerger de alguna manera en la obra ligeramente   constructiva de Sandoval, siempre dentro de la abstracción. A algunos de estos artistas, el pintor los trato de joven y contó con su amistad, porque “muy pronto supe que lo mío era la pintura y no tengo otro objetivo más claro que ella misma”, explica el autor.

Venezuela, el Caribe, el trópico… un paisaje amado y vivido desde la infancia como patria sustentadora de la vida y los sueños; un  anclaje demasiado poderoso y fuerte para soltar amarras; una geografía a la que no renuncia ni quiere renunciar, porque está demasiado impregnada en sus retinas y emociones y funciona con la misma cadencia y resistencia que Ítaca para Ulises, aunque el pintor resida en otras latitudes distintas a su nacencia. Atmósferas y paisajes cromáticos que aparecen, desaparecen y reverberan con frecuencia en las telas del pintor.

Consciente de su condición de latinoamericano, Sandoval ha sostenido encuentros periódicos con artistas de aquellas latitudes para conversar sobre arte, sobre pintura, sobre la situación social en los países del siempre agitado continente americano… En resumen, un contacto para sostener la amistad que se crece entre la palabra, la risa, el vino y la vida. Ahí están los amigos –también maestros— como Roberto Matta, Omar Carreño, Adonay Duque, Oswaldo Vigas, Víctor Valera, Jacobo Borges, Fernando de Sislo, o Mateo Manaure, otro nombre cuya obra evolucionó hacia la abstracción geométrica y que más adelante tornó hacia la abstracción lírica. Todos ellos artistas, colegas y amigos con los que dialogar para converger o discrepar sobre las cosas. Todos ellos diferenciados en la manera de enfocar el arte o las posiciones estéticas. Todos ellos interesados en el arte o, lo que es lo mismo, en el hombre y la condición humana.

La comunicación y la amistad es para Sandoval lubricante de la existencia. Para enriquecer el punto de vista, conviene cambiar impresiones con los distintos personajes del circuito artístico en sus diversas franjas o generaciones y el pintor lo ha hecho desde muy joven (dejó su casa siendo un adolescente) con galeristas o marchantes como Leo Castelli, Denise René, Dore Aston, Ariel Jiménez, los Thyssen-Bornemisza –amigos cercanos- … El intercambio de opiniones abre la mente; se escucha para aprender, asentir o discrepar. Pedro Sandoval es consciente de que en los encuentros de la amistad y la palabra surge la tormenta de las ideas filosóficas, artísticas o vitales. El hombre, el artista no está solo más que en “el acto solitario de la creación”, pero es consciente de que el conocimiento fluye como un cordón umbilical de la sabiduría y la experiencia de la humanidad.

Este libro de arte es uno de los mejores que se han pubicado en los últimos años.