David Refoyo: “Donde la ebriedad”

David Refoyo: “Donde la ebriedad”

A partir del juego con el título de la obra de Claudio Rodríguez, en Donde la ebriedad, David Refoyo (Zamora, 1983) lleva más allá el trabajo experimental con la palabra y con Más»

Eduardo Arroyo, le retour des croisades

Eduardo Arroyo, le retour des croisades

Me atrevería a decir que esto es un reencuentro de íntimos amigos. Lo primero que ha hecho Eduardo Arroyo en la presentación de la exposición que tiene en Bilbao ha sido reconocer Más»

Museo Thyssen 25 Aniversario

Museo Thyssen 25 Aniversario

Se ha dicho que una de las cosas que más lamentó Margaret Thatcher durante su gobierno fue el no haber conseguido que la colección Thyssen se quedara en el Reino Unido. También Más»

Cómo vivir en el campo, el juego de crear

Cómo vivir en el campo, el juego de crear

Cómo Vivir En El Campo es un trío (Pedro Arranz, Miguel Breñas y Carlos Barros) de Madrid que, tras varios CDs autoeditados en sus inicios, publicaría en 2012 su primer largo, CVEEC Más»

Missing o los cuerpos perdidos

Missing o los cuerpos perdidos

Missing. Perdida en la memoria o pérdida de memoria. En tan solo una hora y media la compañía británica Gecko Theatre consigue que el espectador-niño se encuentre con su propio delirio, delirio Más»

Discos

Discos

NEIL YOUNG: Hitchhiker (Reprise-Warner) Llevamos años oyendo hablar de los discos perdidos de Neil Young. Él mismo ha ido dejando caer detalles anunciando que los iba a recuperar en distintos formatos (su Más»

Doris Salcedo: “Palimpsesto”

Doris Salcedo: “Palimpsesto”

La torre tumbada del homenaje Más»

Jan Morris: “Trieste o el sentido de ninguna parte”

Jan Morris: “Trieste o el sentido de ninguna parte”

No es una casualidad que este verano haya leído Trieste o el sentido de ninguna parte porque me gusta la literatura de viajes, lo que es una casualidad es que ahora, escribiendo Más»

Sarah McKenzie, música como mantra

Sarah McKenzie, música como mantra

Hace tres años y medio que la cantante y pianista Sarah McKenzie participó en el concurso Umbria Jazz Festival: fue premiada con una beca especial para a asistir la icónica facultad Berklee Más»

Juan Gerstl, artista venezolano cinético: “El xagon, módulo esencial de mi arte cinético”

Juan Gerstl, artista venezolano cinético: “El xagon, módulo esencial de mi arte cinético”

  El artista se siente orgulloso y heredero directo de la gran tradición geométrico/cinética de su país: la escuela venezolana de Alejandro Otero, Jesús Rafael Soto y Carlos Cruz Díez. Una escuela Más»

 

Nuria Ruiz de Viñaspre, Ana Martín Puigpelat: Tabula rasa

por Alberto García-Teresa

La Garúa, 2013. 164 páginas

Este interesante proyecto pone de relieve las relaciones entre música y palabra. La obra surge de un reto. Las dos autoras escriben un poema tras escuchar una misma pieza de música clásica, de manera aislada, sin ponerse en comunicación. Al unísono, cuando ambas han terminado su texto, se lo intercambian. Y repiten el ejercicio con otra nueva pieza. Así, hasta sumar las 31 que conforman el libro. De esta forma, Ana Martín Puigpelat y Nuria Ruiz de Viñaspre continúan la tradición de poetas que emplean el verso como modo de expresar la contemplación (audición, en este caso) de otras obras de arte. Arte que genera arte.

Es muy llamativo que, a pesar de que ambas escritoras poseen registros diferentes, su respuesta a un mismo estímulo (cada pieza concreta) revela significativas similitudes. No sólo en el tono, sino en cuanto a los referentes utilizados. Incluso, ambas coinciden al incluir una misma cita de Cioran para acompañar sus respectivos textos de Variaciones  Goldberg – Aria, de Bach.

Sin embargo, de este trabajo de composición no se deja constancia en el volumen, desacertadamente, en mi opinión, pues resulta crucial para comprender la verdadera dimensión de la investigación de las capacidades de comunicación de la música.En cualquier caso, el poemario ofrece un buen conjunto de textos que funcionan de manera autónoma, que pueden leerse e interpretarse como tales, fuera del ejercicio que los ha generado. No obstante, los poemas aparecen recogidos sin una especificación sobre su autoría. Efectivamente, de ella se deja constancia sólo en un apunte final en el índice. Por tanto, el volumen ha sido editado como un poemario conjunto, sin distinciones, con los dos textos agrupados y diferenciados sólo bajo el rótulo de cada una de las piezas de música, que les confiere, por tanto, su única identidad.

Destaca el poder de sugerencia que las propias imágenes y metáforas de los versos. Son fruto, a su vez, en definitiva, de la evocación que la música despliega. También su diversidad formal, el registro existencial, o, la interpretación existencial de las piezas escuchadas.

En suma, estamos ante una estimulante obra, que permite descubrir las relaciones entre música y palabra, entre distintas maneras de expresión, y evidenciar las múltiples manifestaciones que el talento emplea para dar forma al modo de vivir, de sentir y de pensar la vida.