Discos

Discos

WEEZER: Pacific Daydream (Crush/Atlantic-Warner) “No puedo conseguir que nadie haga Álgebra conmigo”, canta Rivers Cuomo en “QB Blitz”, con lo que parece seguir interpretando el papel (real o fingido) de antihéroe y Más»

David Refoyo: “Donde la ebriedad”

David Refoyo: “Donde la ebriedad”

A partir del juego con el título de la obra de Claudio Rodríguez, en Donde la ebriedad, David Refoyo (Zamora, 1983) lleva más allá el trabajo experimental con la palabra y con Más»

Eduardo Arroyo, le retour des croisades

Eduardo Arroyo, le retour des croisades

Me atrevería a decir que esto es un reencuentro de íntimos amigos. Lo primero que ha hecho Eduardo Arroyo en la presentación de la exposición que tiene en Bilbao ha sido reconocer Más»

Museo Thyssen 25 Aniversario

Museo Thyssen 25 Aniversario

Se ha dicho que una de las cosas que más lamentó Margaret Thatcher durante su gobierno fue el no haber conseguido que la colección Thyssen se quedara en el Reino Unido. También Más»

Cómo vivir en el campo, el juego de crear

Cómo vivir en el campo, el juego de crear

Cómo Vivir En El Campo es un trío (Pedro Arranz, Miguel Breñas y Carlos Barros) de Madrid que, tras varios CDs autoeditados en sus inicios, publicaría en 2012 su primer largo, CVEEC Más»

Missing o los cuerpos perdidos

Missing o los cuerpos perdidos

Missing. Perdida en la memoria o pérdida de memoria. En tan solo una hora y media la compañía británica Gecko Theatre consigue que el espectador-niño se encuentre con su propio delirio, delirio Más»

Discos

Discos

NEIL YOUNG: Hitchhiker (Reprise-Warner) Llevamos años oyendo hablar de los discos perdidos de Neil Young. Él mismo ha ido dejando caer detalles anunciando que los iba a recuperar en distintos formatos (su Más»

Doris Salcedo: “Palimpsesto”

Doris Salcedo: “Palimpsesto”

La torre tumbada del homenaje Más»

Jan Morris: “Trieste o el sentido de ninguna parte”

Jan Morris: “Trieste o el sentido de ninguna parte”

No es una casualidad que este verano haya leído Trieste o el sentido de ninguna parte porque me gusta la literatura de viajes, lo que es una casualidad es que ahora, escribiendo Más»

Sarah McKenzie, música como mantra

Sarah McKenzie, música como mantra

Hace tres años y medio que la cantante y pianista Sarah McKenzie participó en el concurso Umbria Jazz Festival: fue premiada con una beca especial para a asistir la icónica facultad Berklee Más»

 

Donación de 7 obras de Vicente Larrea

por Alberto López Echevarrieta

Son piezas únicas que van a engrosan el catálogo del Museo de Bellas Artes de Bilbao

El escultor Vicente Larrea ha donado al Museo de Bellas Artes de Bilbao siete piezas únicas de su propia colección realizadas entre 1967 y 2002. Se trata de seis esculturas en bronce y una en acero inoxidable, valoradas en 645.000 euros.

El conjunto de la donación se expone en la sala 32 de la pinacoteca bilbaína junto a otras piezas del mismo autor y es posible que, en un futuro próximo, todas ellas formen parte de una exposición permanente dedicada a un escultor que constituye toda una referencia en el arte abstracto vasco.

Larrea y las formas

La formación inicial de Vicente Larrea (Bilbao, 1934) en el taller del escultor Raymond Dubois le llevó a decidirse por el hierro y el bronce como elementos de trabajo. Formó parte de los históricos grupos Emen y Gaur que tanta significación han tenido en las artes vascas. Le dio una importante notoriedad una de sus primeras obras, Homenaje a Kirikiño, en atención a Ebaristo Bustinza (1866-1929), uno de los escritores vascos más apreciados, ya que mediante humor y técnicas de narración oral transmitió siempre una lección moral a los niños.

Hoy Larrea es junto a Balerdi y Mendiburu uno de los máximos exponentes de una generación de artistas abstractos caracterizados por su  interés por las descripciones naturales y la gran variedad de formas introducidas. Si bien durante un tiempo sus trabajos basaban sus contornos en perfiles rectilíneos o curvados, últimamente se ha decidido por formas orgánicas, algunas de las cuales forman parte del paisaje urbano de Bilbao.

La donación

Forman parte de la donación los bronces Espacio para una vida I (1967), Cadena 3 (1968), Santimamiñe uno bis (1971), Bastida (2002), Churruca (2002) y el conjunto Achúcarro, Alzola y Hoffmayer (2002). Añádase la pieza en acero inoxidable Proyecto para una cárcel deshabitada (1969).

La exposición montada al efecto, que se completa con Homenaje a Kirikiño (1966), Cepa 2 (1967), Formas concéntricas (1968), La Venus de Santimamiñe (1985-1986) y Dodekathlos (1997-1998) pertenecientes a la colección de la pinacoteca, sirve para dar una idea de la trayectoria del artista y la evolución de su obra hasta alcanzar el estilo que ya le caracteriza. Tal vez la última citada, un homenaje a los trabajadores de un antiguo astillero, sea la más popular, ya que su versión correspondiente y en enormes dimensiones se ubica frente al Palacio Euskalduna de Bilbao.