Adriaen Brouwer, maestro de emociones

Adriaen Brouwer, maestro de emociones

  Bajo el título “Adriaen Brouwer: Maestro de emociones” se muestra en el Museo de Oudenaarde (MOU) y las Ardenas flamencas la primera y mayor representación de la obra de uno de Más»

Javier Lostalé: “Cielo”

Javier Lostalé: “Cielo”

Una paradoja constante sostiene el último poemario de Javier Lostalé: la desaparición del individuo cuanto más se recuerda y quiere hacer presente lo que lo constituye. En estas páginas, resulta muy interesante Más»

Julio Vilches: “Sálvora. Diario de un farero”

Julio Vilches: “Sálvora. Diario de un farero”

Hace tiempo que tengo Sálvora. Diario de un farero en mi lista de lectura. La buscaba en formato epub, pero aprovechando unas vacaciones en Canarias, la he adquirido en papel, y me Más»

Loredana Volpe: “A pesar de tu santa cólera”

Loredana Volpe: “A pesar de tu santa cólera”

Sorprendente, cuanto menos, resulta el primer poemario de Loredana Volpe (Caracas, 1990, aunque lleva años estudiando y trabajando en el mundo teatral en Barcelona), que aparece en una cuidadísima edición; que supone Más»

Discos

Discos

THE JAYHAWKS: Back Roads and Abandoned Motels (Legacy) Mockingbird Time(2011) y Paging Mr Proust(2016) atestiguaban que The Jayhwaks había regresado para quedarse, tras la segunda deserción de Mark Olson. Incluso se apuntaron Más»

Linda Guilala, según Apenino

Linda Guilala, según Apenino

Hace unos meses, el sello Elefant iniciaba Reworked By Series, una nueva colección de singles en  basada en la idea de que algunos artistas ofrecieran su propia visión de las canciones de Más»

La reconstrucción del Monasterio de Rioseco

La reconstrucción del Monasterio de Rioseco

Va camino de convertirse en uno de los más importantes centros culturales del norte de Burgos Más»

Carmen Valero, del Derecho al Arte

Carmen Valero, del Derecho al Arte

Estudió Arte y Decoración, porque fue su primera pulsión profesional en la vida. Con Daniel Quintero hizo un mural sobre Don Quijote en un hotel de Villacastín –todavía en pie- y de Más»

Discos

Discos

COOPER: Tiempo, Temperatura, Agitación (Elefant) Hace dos años, Álex Díez celebraba sus 30 años en la música, al frente de dos proyectos tan señalados como Los Flechazos y Cooper. Dejando a un Más»

 

Donación de 7 obras de Vicente Larrea

por Alberto López Echevarrieta

Son piezas únicas que van a engrosan el catálogo del Museo de Bellas Artes de Bilbao

El escultor Vicente Larrea ha donado al Museo de Bellas Artes de Bilbao siete piezas únicas de su propia colección realizadas entre 1967 y 2002. Se trata de seis esculturas en bronce y una en acero inoxidable, valoradas en 645.000 euros.

El conjunto de la donación se expone en la sala 32 de la pinacoteca bilbaína junto a otras piezas del mismo autor y es posible que, en un futuro próximo, todas ellas formen parte de una exposición permanente dedicada a un escultor que constituye toda una referencia en el arte abstracto vasco.

Larrea y las formas

La formación inicial de Vicente Larrea (Bilbao, 1934) en el taller del escultor Raymond Dubois le llevó a decidirse por el hierro y el bronce como elementos de trabajo. Formó parte de los históricos grupos Emen y Gaur que tanta significación han tenido en las artes vascas. Le dio una importante notoriedad una de sus primeras obras, Homenaje a Kirikiño, en atención a Ebaristo Bustinza (1866-1929), uno de los escritores vascos más apreciados, ya que mediante humor y técnicas de narración oral transmitió siempre una lección moral a los niños.

Hoy Larrea es junto a Balerdi y Mendiburu uno de los máximos exponentes de una generación de artistas abstractos caracterizados por su  interés por las descripciones naturales y la gran variedad de formas introducidas. Si bien durante un tiempo sus trabajos basaban sus contornos en perfiles rectilíneos o curvados, últimamente se ha decidido por formas orgánicas, algunas de las cuales forman parte del paisaje urbano de Bilbao.

La donación

Forman parte de la donación los bronces Espacio para una vida I (1967), Cadena 3 (1968), Santimamiñe uno bis (1971), Bastida (2002), Churruca (2002) y el conjunto Achúcarro, Alzola y Hoffmayer (2002). Añádase la pieza en acero inoxidable Proyecto para una cárcel deshabitada (1969).

La exposición montada al efecto, que se completa con Homenaje a Kirikiño (1966), Cepa 2 (1967), Formas concéntricas (1968), La Venus de Santimamiñe (1985-1986) y Dodekathlos (1997-1998) pertenecientes a la colección de la pinacoteca, sirve para dar una idea de la trayectoria del artista y la evolución de su obra hasta alcanzar el estilo que ya le caracteriza. Tal vez la última citada, un homenaje a los trabajadores de un antiguo astillero, sea la más popular, ya que su versión correspondiente y en enormes dimensiones se ubica frente al Palacio Euskalduna de Bilbao.