110 AÑOS, 110 OBRAS

110 AÑOS, 110 OBRAS

El Museo de Bellas Artes de Bilbao, tercera pinacoteca en importancia y una de las más veteranas del estado español, se prepara para cumplir sus primeros ciento diez años de vida. La Más»

María Dueñas: ”Las hijas del capitán”

María Dueñas: ”Las hijas del capitán”

Nueva York, 1936. La pequeña casa de comidas El Capitán arranca su andadura en la calle Catorce, uno de los enclaves de la colonia española que por entonces reside en la ciudad. Más»

Discos

Discos

GABINETE CALIGARI: Camino Soria (Warner) Es difícil que se alineen todos los elementos para que un grupo o solista pueda grabar el disco de su vida, que se convierta en un gran Más»

María López de Castro: La restaturación de arte como nueva obra de creación artistica

María López de Castro: La restaturación de arte como nueva obra de creación artistica

María López de Castro es Conservadora y Restauradora de Bienes Culturales y especialista en Pintura por el Istituto per l’Arte e il Restauro Palazzo Spinelli de Florencia y la Escuela de Restauración Más»

The Cranberries, la luz al final del túnel

The Cranberries, la luz al final del túnel

Hace aún escasas semanas que fallecía Dolores O’Riordan, la cantante de The Cranberries. Recordamos aquí sus palabras en una de sus últimas entrevistas que coincidió hace unos meses con la edición del Más»

Jesús Camargo, el color y la pintura del Mediterráneo

Jesús Camargo, el color y la pintura del Mediterráneo

El pintor Jesús Camargo muestra una pintura que refleja el paisaje y el color del mediterráneo. Una de sus series, titulada Magreb, es una de las más bellas de su trayectoria artística. Más»

Marta Agudo: “Historial”

Marta Agudo: “Historial”

Un magnífico poemario se aloja en las páginas de Historial; el último libro de Marta Agudo. Se trata de un poemario rotundo y preciso que, con una gran cohesión, aborda la enfermedad Más»

Antonio López, comunicativo y provocador en el Taller del Prado

Antonio López, comunicativo y provocador en el Taller del Prado

El pintor Antonio López estuvo comunicativo y provocador en un coloquio que tuvo lugar en el madrileño Taller del Prado, lugar desde el que está pintando un cuadro sobre la Gran Vía. Más»

Antònia Vicens:  “Lovely”

Antònia Vicens: “Lovely”

Antònia Vicens (Santanyí, 1941) recoge en los poemas de estas páginas una mirada que pone en cuestión la naturaleza de los afectos y de los vínculos. Desde una radical crítica feminista de Más»

“Muchacha en la ventana”, la Mona Lisa de Rembrandt, en Bilbao

“Muchacha en la ventana”, la Mona Lisa de Rembrandt, en Bilbao

Muchacha en la ventana, de Rembrandt y cuadro-estrella de una de las más veteranas pinacotecas europeas, la Dulwich Picture Gallery de Londres, cuelga durante tres meses en el Museo de Bellas Artes Más»

 

Jaroslav Hašek: “Las aventuras del buen soldado Svejk”

por Mercedes Martín

Galaxia Gutenberg, Barcelona, 2010

En la I Guerra Mundial murieron, según las cifras oficiales, quince millones de personas. Si uno piensa en las desgracias causadas –si uno tuviera la capacidad para contar una por una las desgracias, mirando a la cara a sus protagonistas– las razones de la guerra se convierten inmediatamente en una broma macabra. Las razones para la guerra siempre son un sinsentido, aunque las autoridades y personalidades del momento, con frecuencia, no sienten ninguna vergüenza en desgranarlas ante el público, ante los ciudadanos. Esto pasó en la I Guerra Mundial y pasa siempre, también ahora, con la guerra económica, en que trabajadores y países enteros son lanzados sin miramientos a la miseria con tal de que los especuladores obtengan el beneficio que habían estimado.

Las aventuras del buen soldado Švejk es una sátira a la razón que muestra las “razones de la guerra”, pues con frecuencia los discursos de sus protagonistas se pierden en divagaciones sin sentido, empezando por los discursos del buen soldado Švejk. El lector nunca puede saber si este es un redomado estúpido que, a veces, como los borrachos y los locos, dice la verdad. A veces, cree que, simplemente, en un mundo sin sentido la gente pierde la cabeza. Otras veces, el lector piensa que se trata de una forma de resistencia pasiva en la que el implicado sigue la corriente al discurso general: el discurso de la brutalidad y el poder, obviamente contrarios a la razón, pero que, aún así, encuentra especial valor en adornarse con ella. Es cierto, como sabemos, todos los regímenes autoritarios han tratado de justificarse, incluso ante las víctimas arrodilladas.

Švejk nos hace reír porque, allí donde uno espera desesperación y ruina, se levanta un chiste. Es uno de esos antihéroes del siglo XX, como  Josef K., Marsault, o Ulrich, curiosamente todos procedentes de novelas inacabadas escritas o publicadas en la misma década; pero este personaje es invencible, pues no se desespera.

La actual República Checa formó parte del Imperio Austro-Húngaro a principios del siglo XX y tuvo que luchar en el bando austriaco durante la I Guerra Mundial. Así, la historia que nos ocupa se compone de muchas aventuras de carácter picaresco de un checo cualquiera que se ve obligado a alistarse en el ejército por una razón tan ajena a su vida como que el archiduque Francisco Fernando ha sido asesinado. Entonces, comienza un sinsentido en el que Svejk se desenvuelve como puede a base de hacerse el estúpido (o quizá siéndolo en realidad) y salva el pellejo en medio de la estupidez generalizada en un mundo moderno donde las instituciones y las jerarquías administran los valores morales a su antojo.

La edición de Galaxia-Gutemberg tiene el mérito de ser la primera traducción del checo directamente al español.

El soldado Svejk se ha convertido en un referente universal de la literatura checa, una metáfora lingüística y étnica de este pueblo y su visión de la vida, que se trasluce, como el lector de esta revista podrá comprobar, en obras posteriores como la que reseñé no hace mucho, titulada Gottland, del polaco Mariusz Szczygiel.