Discos

Discos

NILE RODGERS & CHIC: It’s About Time (Virgin-EMI) Recordemos que David Bowie le pidió en su día a Nile Rodgers que su disco Let’s Dance, que él produjo, sonase como una foto de Little Más»

Mircea Cărtărescu: “El ala izquierda (Cegador I)”

Mircea Cărtărescu: “El ala izquierda (Cegador I)”

“Cuando salió del patio en forma de U, Maria se adentró en el otoño. Sobre el patio, el cielo seguía siendo de un azul intenso, unas nubes de leche, mofletudas, flotaban inmóviles. Más»

Arthur Miller: “El precio”

Arthur Miller: “El precio”

El teatro de Arthur Miller puede fácilmente relacionarse con dos grandes dramaturgos nacidos en el siglo XIX y que influyeron decisivamente en muchos del siglo XX, a saber, Ibsen y Chejov. De Más»

Bittersweet, a salvo de la radiación

Bittersweet, a salvo de la radiación

Desde Sevilla llega por fin el debut en largo de una de las bandas salidas de la capital hispalense más interesantes del último lustro. Bittersweet combinan post-punk, rock y electrónica en diez Más»

Ignacio Gómez de Liaño: ”El círculo de la sabiduría”

Ignacio Gómez de Liaño: ”El círculo de la sabiduría”

El círculo de la sabiduría es el título del ensayo del Ignacio Gómez de Liaño , publicado por la editorial Siruela, un soberbio volumen que se acompaña con numerosas imágenes procedentes de Más»

El Alfabeto Del Museo De Bilbao

El Alfabeto Del Museo De Bilbao

Una nueva y atrevida forma de ver una pinacoteca centenaria Más»

Discos

Discos

SPIRITUALIZED: And Nothing Hurts (Bella Union-PIAS) Desde la misma portada, Jason Pierce nos confirma que no dejado atrás su fijación con el espacio, un lugar al que evadirse cuando se ha pasado Más»

Esther Garboni: “A mano alzada”

Esther Garboni: “A mano alzada”

Entonando la ternura desde la indignación, la poesía de Esther Garboni (Sevilla, 1973) construye en un “yo” femenino fuerte aunque con aristas, que se resiste a la sumisión pero que conoce sus Más»

Børns, inocencia contrastada

Børns, inocencia contrastada

Blue Madonnaes el segundo disco de Børns, un álbum que recuerda de nuevo su originalidad. El mismo Prince reconoció su don, alabando la canción “Electric Love” en una de sus últimas entrevistas, Más»

Tamara de Lempicka, reina del Art Decó (1898 -1980). Exposición y Conferencia de Adriana Zapisek

Tamara de Lempicka, reina del Art Decó (1898 -1980). Exposición y Conferencia de Adriana Zapisek

Adriana Zapisek, pintora argentina de origen polaco, residente entre Madrid y Buenos Aires, ha impartido una conferencia sobre la polaca “Tamara de Lepicka, pintora del Art Deco (1898 -1980)”,en la Tertulia Ilustrada, Más»

 

Antony Flew: “Dios existe”

por Julia Sáez-Angulo

editorial Trotta, 2012. 168 págs.

Estaba considerado el “papa del ateísmo”. Antony Flew (Londres, 1923 – Reading, 2010) filósofo británico formado en Oxford  fue el gran especialista en la obra de David Hume y auténtico apóstol del ateísmo en sus libros durante la segunda mitad del siglo XX. De pronto, siguiendo los debates intelectuales de la razón confesó que llegó al deísmo. Fue en 2004  y en 2007 publicó el libro “Dios existe”, para explicar su cambio de postura y la editorial Trotta lo publica ahora.

Curiosamente otro pensador, escritor y periodistas francés, André Frossard (Colombier-Châtelot, 1915 – París, 1995) también escribió un libro titulado “Dios existe. Yo me lo encontré”, pero en este caso fue una visión radical mística, podríamos decir que de gracia tumbativa a lo de san Pablo en su caída del caballo hacia Damasco. Frossard era miembro del partico comunista francés, entró en una iglesia corriente, sin valor artístico alguno, mientras esperaba a un amigo y de pronto se encontró creyente. Su experiencia prolongada hasta su muerte la relató en el citado libro.

El caso de Antony Flew es muy distinto. Profesor de Filosofía en diversas universidades como las de Aberdeen, Keele y Reading, escribió varios libros como “Teología y falsificación”, “Dios y la filosofía” o “La presunción de ateísmo”. Cuando en 2004 sintió que su investigación y razonamientos le llevaban a la posición intelectual contraria que había mantenido hasta entonces, no dudó con toda honestidad  en escribir el libro “Dios existe”, publicado por Trotta.

“Dios existe” lleva un prólogo de Francisco José Solert Gil, un prefacio de Roy Abraham Varghese y una introducción. Después se divide en dos partes: “Mi negación de lo divino” y “Mi descubrimiento de lo divino”. Se trata por tanto de una experiencia intelectual muy singular, que causó cierta conmoción en la Universidad británica y la crítica lo saludó como un acontecimiento semejante al que pudiera producir el papa si “anunciara que ahora piensa que Dios es un mito”.

El “papa del ateísmo”, el profesor Antony Flew, dejó de ser ateo para declararse deísta por los descubrimientos de la ciencia de vanguardia. El autor aceptó que hay una Inteligencia fundante del cosmos, por lo que el libro es ensayo y testimonio al mismo tiempo, así como el reconocimiento de la razón para llegar a la creencia en Dios y por tanto al mejor conocimiento de la realidad.