“Alarde de tonadilla. Una historia de la copla” en el Teatro Tribueñe de Madrid

“Alarde de tonadilla. Una historia de la copla” en el Teatro Tribueñe de Madrid

Vuelve Alarde de tonadilla. Una historia de la copla al Teatro Tribueñe de Madrid. El espectáculo de Hugo Pérez de la Pica es un recorrido hermoso por las tonadillas, romances, canciones populares Más»

Discos

Discos

FLORENCE & THE MACHINE: High as Hope (EMI) Llegando a su cuarto disco, Florence Welch ha decidido dejar atrás la épica de anteriores entregas y mostrarse más humana y cercana que nunca. Más»

Jorge Villalobos: “El desgarro”

Jorge Villalobos: “El desgarro”

El dolor es el tema principal de este conjunto de poemas en prosa; el dolor ante la muerte de la madre (cuando era niño el autor) y el largo proceso de duelo, Más»

José Galiana Izquierdo: “Una vida por medio”

José Galiana Izquierdo: “Una vida por medio”

José Galiana Izquierdo (Socuéllanos. Ciudad Real, 1929) ha ejercido su carrera de médico pediatra durante 45 años en Alicante. Ha tenido siempre inquietudes literarias y por ello ha participado en tertulias poéticas, Más»

Adriaen Brouwer, maestro de emociones

Adriaen Brouwer, maestro de emociones

  Bajo el título “Adriaen Brouwer: Maestro de emociones” se muestra en el Museo de Oudenaarde (MOU) y las Ardenas flamencas la primera y mayor representación de la obra de uno de Más»

Javier Lostalé: “Cielo”

Javier Lostalé: “Cielo”

Una paradoja constante sostiene el último poemario de Javier Lostalé: la desaparición del individuo cuanto más se recuerda y quiere hacer presente lo que lo constituye. En estas páginas, resulta muy interesante Más»

Julio Vilches: “Sálvora. Diario de un farero”

Julio Vilches: “Sálvora. Diario de un farero”

Hace tiempo que tengo Sálvora. Diario de un farero en mi lista de lectura. La buscaba en formato epub, pero aprovechando unas vacaciones en Canarias, la he adquirido en papel, y me Más»

Loredana Volpe: “A pesar de tu santa cólera”

Loredana Volpe: “A pesar de tu santa cólera”

Sorprendente, cuanto menos, resulta el primer poemario de Loredana Volpe (Caracas, 1990, aunque lleva años estudiando y trabajando en el mundo teatral en Barcelona), que aparece en una cuidadísima edición; que supone Más»

 

PHE: La maleta mexicana

por Ángela Rubio

Círculo de Bellas Artes. Madrid. Hasta el 30 de septiembre de 2012

Estamos ante una de las exposiciones más trascendentes que han pasado por la ciudad. Se trata de 126 rollos de película que permanecían en paradero  desconocido desde 1939. Más de 4.500 negativos de fotografías tomadas en la Guerra Civil española por Robert Capa (1913-1954), Gerda Taro (1910-1937) y David Seymor  “Chim” (1911-1956) en las que aparecen retratos desconocidos de Hemingway, García Lorca, Alberti, Mª Teresa León  y Dolores Ibárruri “La Pasionaria” y en los que se registran y documentan episodios clave de la contienda.

Esta muestra  comisariada por Cynthia Young es la plasmación de la exhaustiva investigación llevada a cabo por el Internacional Center of Photography  de Nueva York(ICP) fundado por el hermano de Capa, Cornell  quien luchó toda su vida por recuperar los negativos y lo consiguió con 89 años. En octubre de 1939 cuando el ejército alemán se acercaba a París, Robert  Capa le confió a su amigo y técnico de laboratorio documentos y negativos y zarpó a Nueva y York para no ser apresado. Este amigo entregó la maleta con todo el material a un veterano de la Guerra Civil española para que la escondiera en el sótano de un consulado latinoamericano. A partir de ahí el periplo de la maleta es apasionante.  En la página web del ICP se puede encontrar información pormenorizada del recorrido. El estado de conservación de todo el material es casi excelente. Si nos preguntamos ¿cómo es posible esto? La respuesta está en el clima relativamente seco y estable de la ciudad de México que evitó la exposición a cambios radicales y el material de las propias cajas, cartón poroso que dejaba circular un poco de aire evitando así que se acumulasen los gases tóxicos de la película de nitrato.

La maleta mexicana  contiene cerca de doscientas piezas, 101 hojas de contacto, 70 fotografías (50 de ellas copias de época), objetos, periódicos y 2 audiovisuales. Proporciona una amplia panorámica de la guerra y demuestra como el trabajo de los tres fotógrafos ha sentado las bases de la fotografía moderna. El enfoque de la fotografía bélica no existía antes de Robert Capa y La maleta mexicana  es un documento de valor incalculable sobre la evolución del fotoperiodismo bélico.  Las fotografías son importantes dentro de la historia de la fotografía pero también dentro de la historia contemporánea.  Estos tres  fotógrafos viajaron juntos a España para luchar con sus cámaras por el futuro de la democracia. Conscientes de que no se puede forjar un futuro sin memoria, tuvieron  el deseo de preservar las convulsiones del siglo XX como voz del pasado que nos diga “vienes de aquí”. Estos jóvenes creían que las fotografías podían cambiar el mundo.

Para completar la muestra La Fábrica y la Fundación Pablo Iglesias han publicado en español La maleta mexicana, un proyecto de ICP. El libro consta de dos tomos que reproducen íntegramente los 126 rollos de película acompañados por 18 ensayos de 22 especialistas en fotografía y en la Guerra Civil Española.

Esta exposición pone el broche final a la edición de PHE de este año cuyo lema ha sido “Desde aquí. Contexto e internacionalización” en el que se ha hablado de como las obras se hacen en un lugar concreto, en un contexto determinado y “desde” allí llegan con extraordinaria rapidez a lugares lejanos. Reflexiona acerca de las interconexiones entre las esferas locales e internacionales, donde artista, obra e internacionalización son elementos de una ecuación. El artista trabaja en un contexto determinado pero está muy bien informado y por tanto su producción no está anclada en lenguajes tradicionales o locales. Aunque dichas obras estén basadas en trasfondos locales específicos son perfectamente entendibles y asimilables por cualquiera. Son obras que desde su origen conceptual tienen la capacidad de ser traspoladas a cualquier otro contexto. El auge de las comunicaciones electrónicas, la globalización y la acelerada modernización de Asia son algunos de los factores que han propiciado un extraordinario incremento de la práctica y circulación artística. Podríamos decir que el circuito internacional actual resulta casi inabarcable. Esto ha ocasionado una transformación de las realidades entre arte, cultura e internacionalización en los últimos 15 años. Gerardo Mosquera, comisario general del festival, lo llama codificación internacional dentro de una metacultura global.

De las veinticuatro exposiciones que han formado parte de la sección oficial del festival  este año  y a modo de balance destacaría: Espacio compartido organizada por el Bank of América Merrill Lynch dentro del programa Art in our  Communities y PHotoEspaña presenta la obra de 21 artistas de 9 países que retratan el periodo entre final de la Guerra Fría y la actualidad. El punto de partida está situado en 1987, año en el que Reagan y Gorbachov firman el Tratado INF de limitación de armas nucleares. Esto unido a la caída del muro de Berlín y el colapso de la URSS marca el final de la Guerra Fría y da paso a una nueva era global a cuya formación contribuye también la creación y el desarrollo de internet.  Los trabajos que se han podido ver reflejan la complejidad de una etapa de revoluciones, así Thomas Ruff  o Günter Förg reproducen edificaciones que en su época reflejaron los ideales de la modernidad pero que hoy en día revelan el fracaso de esos sueños utópicos.  Otro punto de vista es el tomado por Olivo Barberi, Wout Berger y Hans Aarsman quienes documentan vastos paisajes plasmándolos desde una gran distancia como si se observaran desde un avión que sobrevolara un mundo nuevo. El punto de vista escogido refleja el nivel de desconexión que siente el individuo pese a estar más conectado que nunca. Grandes figuras como Thomas Struth, Andreas Gursky  y Massimo Vitali están presentes de manera destacada en la muestra.  Artistas jóvenes como Ben Gest y Ken Fandell emplean nuevas tecnologías para expresar algunas de las implicaciones de la acelerada era electrónica y sus trabajos recuerdan  que la aldea global está llena de diferencias y distancias.

Allí mismo, en el Real Jardín Botánico, se ha podido ver otra de las exposiciones más importantes del festival Air_Port_Photo .  Angeles Imaña, su comisaria, aborda te mas  como la preservación de la naturaleza y la cultura, pone en el muro la denuncia social y reflexiona sobre los espacios aparentemente deshumanizados en que se gesta la civilización del siglo XX. Esta exposición supone la puesta de largo de la obra fotográfica de la Colección Aena de Arte Contemporáneo. Estas piezas habitualmente están expuestas en distintos aeropuertos españoles y se presentan aquí por primera vez de forma conjunta.  Chema Madoz, Alberto García-Alix, Chema Alvargonzález, Rubén Acosta, Paloma Navares, Tim White-Sobieski, Daniel Canogar, José Manuel Ballester y otros muchos crean un conjunto fotográfico como hacía tiempo que no se lograba en una exposición.

Otra de las más destacadas exposiciones es la que ha podido verse en la sala de la Comunidad de Madrid situada en Alcalá 31 Ansiedad de la Imagen  producida por la Fundación Telefónica y organizada por ésta y por PHE  reflexiona sobre la sociedad de la información y los conflictos provocados por la globalización y la restructuración provocada por las necesidades económicas y los intereses políticos.  Esto ha intensificado conflictos como la polarización entre ricos y pobres, la oposición entre globalización y nacionalismo, centro y periferia. Es muy importante recapacitar acerca de como la era de la información inmediata ha generado una enorme presión psicológica sobre los ciudadanos –influyendo en su estilo de vida- y en los gobiernos –poniendo en apuros su propia viabilidad y teniendo que modificar legislaciones.  Con el objeto de reflexionar sobre todo esto, el comisario de la muestra Huang Du ha seleccionado a 14 artistas que hablan de la incertidumbre del presente. Destacaría los soberbios retratos en color de Mateo Basilé, la serie sobre los reclusos en Muanmar realizada por  Lu Nan o la impresionante serie  “Las fronteras del imperio “ de  Chen Chieh-jen.

Sobresaliente resulta la exposición que ha podido verse en el teatro Fernán Gómez, Asia Serendipity  en la que Fumio Nanjo, director del Mori Art Museum de Tokio y comisario de la muestra, ha seleccionado 15 artistas asiáticos que le plantan cara a la herencia de la mirada occidental rompiendo barreras entre lo real y lo imaginario, entre arte y fotografía. Uno de los fenómenos clave de la transformación del mundo contemporáneo es la disolución de los límites entre categorías y géneros, en los que la frontera entre producción artística es cada vez menos clara. Los jóvenes presentes en esta muestra se muestran menos preocupados por la tradición y el academicismo y dejan libre su espíritu para desarrollar de una manera muy innovadora magníficas historias. Asia es  uno de los más importantes núcleos de producción artística y cultural con muchos retos por delante, uno de ellos es ilustrar una utopía nueva y contemporánea así como la expresión de los sentimientos. Destacaría especialmente la obra de Hideyuki Ohba con su “sueño se chocolate”, a Koji Sekimoto  con su serie “Ejercitando la sonrisa”  Sohei Nishino con la serie de “Mapa diorama” y Kohei Koyama  con “Viaje debajo del sol de medianoche”

No puedo terminar sin mencionar la que ha sido galardonada con el premio del público Aquí estamos y que ha podido verse en el Círculo de Bellas Artes.  Gerardo Mosquera y Mónica Portillo han realizado un excelente trabajo de comisariado en esta exposición que plantea la posibilidad de proyección más allá de sus contextos de universos complejos y singulares en un presente de comunicación instantánea. Nos presentan desde icónicos y a veces grotescos retratos de Richard Avedon –en el que descubrimos una Marilyn  Monroe vulnerable- pasando por las escenas cotidianas en clave de humor de Lilla Szász  y el diario visual de R. Bullingham hasta el sórdido y tierno margen del sistema de Paz Ezzázuriz. Todas ellas logran captar momentos únicos de confianza, desinhibición y ternura en las personas que las personas capturadas.