Discos

Discos

JOSH ROUSE: Love in the Modern Age (Yep Roc-Popstock!) Tras acabar la gira de su anterior disco, The Embers of Time, Josh Rouse buscaba un cambio. Necesitaba explorar nuevos sonidos y, también, Más»

Lorenzo Lotto. Retratos

Lorenzo Lotto. Retratos

Un total de 38 retratos del pintor italiano renacentista Lorenzo Lotto se muestran en el Museo del Prado hasta el 30 de septiembre de 2018. La exposición, que ha sido comisariada por Más»

Josu Hormaetxe: “Corsarios Vascos”

Josu Hormaetxe: “Corsarios Vascos”

La piratería siempre ha tenido un atractivo especial para la investigación. Tal vez porque casi todos, de niños, hemos tenido como libro de cabecera La isla del tesoroo porque nos han seducido Más»

Silvia Pérez Cruz: valentía, locura, un encargo y un recuerdo pendiente

Silvia Pérez Cruz: valentía, locura, un encargo y un recuerdo pendiente

Silvia Pérez Cruz ha editado recientemente su nuevo disco, Vestida de nit, cuyo origen está en un concierto acústico que le propusieron en su día dentro de un ciclo de música clásica Más»

110 AÑOS, 110 OBRAS

110 AÑOS, 110 OBRAS

El Museo de Bellas Artes de Bilbao, tercera pinacoteca en importancia y una de las más veteranas del estado español, se prepara para cumplir sus primeros ciento diez años de vida. La Más»

María Dueñas: ”Las hijas del capitán”

María Dueñas: ”Las hijas del capitán”

Nueva York, 1936. La pequeña casa de comidas El Capitán arranca su andadura en la calle Catorce, uno de los enclaves de la colonia española que por entonces reside en la ciudad. Más»

Discos

Discos

GABINETE CALIGARI: Camino Soria (Warner) Es difícil que se alineen todos los elementos para que un grupo o solista pueda grabar el disco de su vida, que se convierta en un gran Más»

María López de Castro: La restaturación de una obra de arte. La fundamental colaboración interdisciplinar

María López de Castro: La restaturación de una obra de arte. La fundamental colaboración interdisciplinar

María López de Castro es Conservadora y Restauradora de Bienes Culturales y especialista en Pintura por el Istituto per l’Arte e il Restauro Palazzo Spinelli de Florencia y la Escuela de Restauración Más»

The Cranberries, la luz al final del túnel

The Cranberries, la luz al final del túnel

Hace aún escasas semanas que fallecía Dolores O’Riordan, la cantante de The Cranberries. Recordamos aquí sus palabras en una de sus últimas entrevistas que coincidió hace unos meses con la edición del Más»

Jesús Camargo, el color y la pintura del Mediterráneo

Jesús Camargo, el color y la pintura del Mediterráneo

El pintor Jesús Camargo muestra una pintura que refleja el paisaje y el color del mediterráneo. Una de sus series, titulada Magreb, es una de las más bellas de su trayectoria artística. Más»

 

Rubens, invitado en Bilbao

por Alberto López Echevarrieta

Museo de Bellas Artes de Bilbao, del 27 de abril al 5 de septiembre de 2010


“El rapto de Deidamía”, inspirado en Ovidio, es uno de los tesoros del Prado

RUBENS boceto Deidamía

“El rapto de Deidamía” o “Lapitas y centauros”, uno de los más preciados lienzos de Rubens que custodia el Museo Nacional del Prado, se exhibe en el Museo de Bellas Artes de Bilbao dentro de su programa “La obra invitada”. El gran cuadro de Rubens, que se presenta junto a su correspondiente boceto procedente de Bruselas, formaba parte de una serie de cuadros que el rey Felipe IV encargó al artista flamenco para decorar la Torre de la Parada, un  pabellón de caza que se encontraba a las afueras de Madrid.

La obra pictórica, inspirada en las “Metamorfosis” de Ovidio, representa el momento en que la hija del rey de Argos, la bella Deidamía, es raptada por el centauro Éurito durante el banquete de su boda con Piritoo, rey de los lapitas. Rubens comenzó a pintarla en 1636 y tardo dos años en terminarla, en la última etapa de su vida. Hoy es uno de sus lienzos más apreciados por lo que su estancia en la pinacoteca bilbaína es todo un acontecimiento.

Fue Delacroix quien definió a Rubens como “el Homero de la pintura”, una expresión nada exagerada para uno de los artistas más vigorosos, prolíficos y seguros de sí mismos que jamás ha existido. En realidad, fue el padre del calor y del entusiasmo demostrando sus cualidades a través de la exuberancia de carnes en un paisaje de cuerpos, ropajes y colgaduras.

Pieter Paul Rubens (Siegen, 1577 – Amberes 1640) se formó durante ocho años en Italia donde impregnándose de un naturalismo magistral que, a partir de entonces, evocaría habitualmente en su obra con toda la fuerza del color. Vino a España en 1628 para trabajar en la corte y lo hizo a destajo. Su pintura, tan poco fría como académica, armonizó con el esplendor de las cortes del siglo XVII. Él, que fue paje antes de dedicarse al arte, conocía los gustos de sus patrocinadores y por eso les satisfacía plenamente cuando recibía encargos de este tipo.

Uno de los ejemplos más claros lo encontramos en “La paz y la guerra”, un imponente cuadro solicitado por Carlos I en el que mezcló a Minerva, la diosa de la Sabiduría, con Marte, el dios de la Guerra, y símbolos de la fertilidad, como la Fortuna, la Felicidad, la Paz, el Pan. No faltó un grupo de niños que huían de las miserias de la guerra. Toda una exhibición pictórica.

Rubens es figura de excepción en el Museo de Bellas Artes de Bilbao a través de “La obra invitada” que patrocina la Fundación Banco de Santander. Éste es un programa que pretende acercar al público obras singulares de otros museos o colecciones, con el propósito de enriquecer la visión de autores presentes en la colección de la pinacoteca o de mostrar autores no representados.

La atención actual se centra en “El rapto de Deidamía”, conocido también como “Lapitas y centauros”, un cuadro de grandes dimensiones (182 x 290 cms.), procedente del Museo del Prado, que fue creado tras otra obra maestra del flamenco, “Paisaje otoñal con el castillo de Steen”.

Rubens empezó a pintar el presente cuadro en 1636 y tardó dos años en terminarlo. Fue un encargo de Felipe IV que quería verlo colgado en un pabellón de caza que tenía en las afueras de Madrid. El artista se inspiró en las “Metamorfosis” de Ovidio, un poema épico en hexámetros, iniciado en torno al año 3 después de Cristo, y que está considerado como un retablo fascinante en el que afloran motivos de las literaturas griega y latina.

Representa una escena tan dramática como violenta que corresponde al rapto de la bella Deidamía –también llamada Hipodamia-, hija del rey de Argos, por el centauro Éurito durante el banquete de su boda con Piritoo, rey de los lapitas.

Como complemento se puede ver su boceto preparatorio “L’enlèvement de d’Hippodamie” (26 x 40 cms.) propiedad de los Reales Museos de Bellas Artes de Bélgica.