Goya y la Corte Ilustrada

Goya y la Corte Ilustrada

Primera exposición dedicada al pintor zaragozano en Bilbao Más»

Sorolla, pintor de la alta sociedad y la moda

Sorolla, pintor de la alta sociedad y la moda

Atrás dejó Sorolla la pintura social de su primera época con su célebre cuadro “Aún dicen que el pescado es caro” (1894), para entregarse de lleno a la alta sociedad y por Más»

Arturo Borra: “Poesía como exilio. En los límites de la comunicación”

Arturo Borra: “Poesía como exilio. En los límites de la comunicación”

El punto de partida de este trabajo de Arturo Borra es el examen de “los discursos poéticos que construyen un imaginario de la extranjería no como temática sino ante todo como posición Más»

Discos

Discos

R.E.M.: Automatic for the People (deluxe) (Craft-Universal) Poco nuevo se puede decir sobre Automatic for the People, uno de los álbumes imprescindibles de los años 90 y la cima creativa y de Más»

Tom Cowsert, pintor colorista norteamericano

Tom Cowsert, pintor colorista norteamericano

Tom Cowsert lleva 21 años en España y habla el castellano con gran fluidez y marcado acento norteamericano.  Es un pintor colorista con una obra sustentada en el dibujo pulcro y ordenado, Más»

All Ways – Sharon Fridman

All Ways – Sharon Fridman

La molécula del siete Más»

Fortuny (1838-1874)

Fortuny (1838-1874)

Gran renovador, de desbordante imaginación y enorme originalidad son algunos calificativos que se atribuyen a Mariano Fortuny el artista español del siglo XIX con mayor éxito y reconocimiento internacional. El Museo del Más»

Natalia Lafourcade, desde la raíz

Natalia Lafourcade, desde la raíz

Natalia Lafourcade se ha convertido en los últimos tiempos en una de las exponentes más populares e influyentes de la música alternativa en el mundo hispanohablante. Esta cantante, compositora y productora que Más»

Olivia Laing: “La ciudad solitaria”

Olivia Laing: “La ciudad solitaria”

Cuando estás sola en otro país, empezando una vida nueva, y no hablas bien el idioma, puedes tener un ataque de timidez. Poco a poco, aprendes a evitar las situaciones incómodas por Más»

Discos

Discos

XOEL LÓPEZ: Sueños y pan (Esmerarte-Altafonte) Atlántico (2012) fue el primer disco que firmó con su propio nombre, aunque detrás ya había otros once. No era el primero de su nueva etapa Más»

 

Rubens, invitado en Bilbao

por Alberto López Echevarrieta

Museo de Bellas Artes de Bilbao, del 27 de abril al 5 de septiembre de 2010


“El rapto de Deidamía”, inspirado en Ovidio, es uno de los tesoros del Prado

RUBENS boceto Deidamía

“El rapto de Deidamía” o “Lapitas y centauros”, uno de los más preciados lienzos de Rubens que custodia el Museo Nacional del Prado, se exhibe en el Museo de Bellas Artes de Bilbao dentro de su programa “La obra invitada”. El gran cuadro de Rubens, que se presenta junto a su correspondiente boceto procedente de Bruselas, formaba parte de una serie de cuadros que el rey Felipe IV encargó al artista flamenco para decorar la Torre de la Parada, un  pabellón de caza que se encontraba a las afueras de Madrid.

La obra pictórica, inspirada en las “Metamorfosis” de Ovidio, representa el momento en que la hija del rey de Argos, la bella Deidamía, es raptada por el centauro Éurito durante el banquete de su boda con Piritoo, rey de los lapitas. Rubens comenzó a pintarla en 1636 y tardo dos años en terminarla, en la última etapa de su vida. Hoy es uno de sus lienzos más apreciados por lo que su estancia en la pinacoteca bilbaína es todo un acontecimiento.

Fue Delacroix quien definió a Rubens como “el Homero de la pintura”, una expresión nada exagerada para uno de los artistas más vigorosos, prolíficos y seguros de sí mismos que jamás ha existido. En realidad, fue el padre del calor y del entusiasmo demostrando sus cualidades a través de la exuberancia de carnes en un paisaje de cuerpos, ropajes y colgaduras.

Pieter Paul Rubens (Siegen, 1577 – Amberes 1640) se formó durante ocho años en Italia donde impregnándose de un naturalismo magistral que, a partir de entonces, evocaría habitualmente en su obra con toda la fuerza del color. Vino a España en 1628 para trabajar en la corte y lo hizo a destajo. Su pintura, tan poco fría como académica, armonizó con el esplendor de las cortes del siglo XVII. Él, que fue paje antes de dedicarse al arte, conocía los gustos de sus patrocinadores y por eso les satisfacía plenamente cuando recibía encargos de este tipo.

Uno de los ejemplos más claros lo encontramos en “La paz y la guerra”, un imponente cuadro solicitado por Carlos I en el que mezcló a Minerva, la diosa de la Sabiduría, con Marte, el dios de la Guerra, y símbolos de la fertilidad, como la Fortuna, la Felicidad, la Paz, el Pan. No faltó un grupo de niños que huían de las miserias de la guerra. Toda una exhibición pictórica.

Rubens es figura de excepción en el Museo de Bellas Artes de Bilbao a través de “La obra invitada” que patrocina la Fundación Banco de Santander. Éste es un programa que pretende acercar al público obras singulares de otros museos o colecciones, con el propósito de enriquecer la visión de autores presentes en la colección de la pinacoteca o de mostrar autores no representados.

La atención actual se centra en “El rapto de Deidamía”, conocido también como “Lapitas y centauros”, un cuadro de grandes dimensiones (182 x 290 cms.), procedente del Museo del Prado, que fue creado tras otra obra maestra del flamenco, “Paisaje otoñal con el castillo de Steen”.

Rubens empezó a pintar el presente cuadro en 1636 y tardó dos años en terminarlo. Fue un encargo de Felipe IV que quería verlo colgado en un pabellón de caza que tenía en las afueras de Madrid. El artista se inspiró en las “Metamorfosis” de Ovidio, un poema épico en hexámetros, iniciado en torno al año 3 después de Cristo, y que está considerado como un retablo fascinante en el que afloran motivos de las literaturas griega y latina.

Representa una escena tan dramática como violenta que corresponde al rapto de la bella Deidamía –también llamada Hipodamia-, hija del rey de Argos, por el centauro Éurito durante el banquete de su boda con Piritoo, rey de los lapitas.

Como complemento se puede ver su boceto preparatorio “L’enlèvement de d’Hippodamie” (26 x 40 cms.) propiedad de los Reales Museos de Bellas Artes de Bélgica.