París rinde homenaje a Yves Saint Laurent e inaugura su museo

París rinde homenaje a Yves Saint Laurent e inaugura su museo

             El 3 de octubre se inauguró el Museo Yves Saint Laurent en París, en la 5 Aveniva Marceau 5, la dirección del antiguo estudio en una mansión del Más»

Discos

Discos

BENJAMIN BIOLAY: Volver (Barclay-Universal) Cuando en 2001 Benjamin Biolay editó su primer disco, Rose Kennedy, muchos lo encumbraron como el nuevo rey de la chanson. Curiosamente, para un cantante tan francés, hace Más»

Lita Cabellut: “Retrospective”

Lita Cabellut: “Retrospective”

Después de la exposición “Trilogía de la duda” celebrada en el año 2013 en el Espai Volart 2, la primera de la artista en el Estado español, la Fundació Vila Casas inaugura Más»

Centro Botín. Balance positivo de los primeros tres meses

Centro Botín. Balance positivo de los primeros tres meses

El director general de la Fundación Botín, Íñigo Sáenz de Miera, ha destacado en rueda de prensa la excepcional acogida brindada por la sociedad cántabra al Centro Botín desde su apertura el Más»

Soledad Lorenzo, exposición “Punto de Encuentro” en el Museo Reina Sofía

Soledad Lorenzo, exposición “Punto de Encuentro” en el Museo Reina Sofía

Punto de encuentro es la primera de las dos exposiciones en las que se presenta una selección de las obras de la Colección Soledad Lorenzo, que forman parte del depósito que la galerista realizó al Museo Reina Sofía al Más»

Picasso y Dora Maar, invitados en Bilbao

Picasso y Dora Maar, invitados en Bilbao

El retrato que Pablo Ruiz Picasso realizó en 1938 de su compañera y musa Dora Maar titulado Femme assise dans un fauteuil se exhibe en el Museo de Bellas Artes de Bilbao Más»

Julio César Galán: “Testigos de la utopía”

Julio César Galán: “Testigos de la utopía”

Con un cuestionamiento formal radical, Testigos de la utopía, firmado por Julio César Galán, se trata de un poemario excelente y singularísimo, que articula una práctica textual muy particular para volcar una Más»

Sonia Delaunay, Arte, Diseño y Moda

Sonia Delaunay, Arte, Diseño y Moda

Nadie debiera perderse la primera exposición de Sonia Delaunay, Arte, Diseño y Moda, que se hace en España y que se clausura el próximo 15 de octubre en el Museo Thyssen-Bornemisza de Más»

Colección Alicia Koplowitz – Grupo Omega Capital

Colección Alicia Koplowitz – Grupo Omega Capital

Cincuenta y cuatro mil setecientas cuarenta y siete personas se habían dado cita en la exposición Colección Alicia Koplowitz-Grupo Omega Capital a día 13 de setiembre después de haber sido inaugurada el Más»

 

Michela Murgia: La acabadora

por Mercedes Martín

Salamandra, Barcelona. 192 pp.

Estoy leyendo dos libros a la vez, uno es científico, de François Jullien, y por eso no lo reseño aquí, se titula La urdimbre y la trama, el otro es la novela que reseño para esta sección: La acabadora. En La urdimbre y la trama, Jullien estudia otras maneras de pensar, que son también otras maneras de sentir, de otra cultura: China. Las estudia con la esperanza de encontrar un hecho que pruebe que la teoría foucaultiana sobre el orden del discurso, sobre todos los órdenes al fin y al cabo, era cierta: todo orden es relativo. Así, Jullien probará que fuera de nuestro orden del mundo hay otro u otros tan válidos o tan inválidos como este.

También en la novela se prueba que hay otros órdenes igualmente existentes, igualmente válidos para algunas comunidades. Qué casualidad que ambos libros se den simultáneamente en el espacio y en el tiempo de mis lecturas y que su objetivo sea el mismo en cierto modo: el orden, el bien y el mal, la ética, el conocimiento y las jerarquías no son más que convenciones.

“La acabadora” es una figura social en Cerdeña, una institución, como la comadrona. Sin embargo, los sardos, que han sido colonizados por la cultura cristina como muchas culturas desde que existe el Cristianismo, deben ocultar esta figura porque, desde la perspectiva dominante (la cristiana), semejante cometido es impensable.

¿Qué es una acabadora? Es una mujer que asiste a la muerte, igual que hay la mujer que asiste al parto. En la novela, la acabadora es una viuda modista al que todo el pueblo recurre cuando se acerca la muerte de un familiar. Ella va con sus pócimas y adelanta la muerte de los moribundos para que ese tránsito no sea tan largo y difícil… ¿Le parece horrible, lector? No olvide que usted y yo pertenecemos a la cultura cristiana.

Pero, soportemos el cuestionamiento de nuestras creencias durante un poco más de tiempo porque el caso es que la viuda modista ha adoptado a una niña, pero sin la necesidad del papeleo ni de las justificaciones, la niña se la cedió de la manera más natural la madre a la viuda porque no tiene dinero para criarla. Se trata de otra figura social, otra institución, y se le llama “la hija del alma”. Según esta costumbre una mujer se hace cargo del hijo de otra porque no puede tener hijos propios y la otra no puede dar de comer a los hijos que tiene. Esto tampoco resulta extraño ni malo en la cultura sarda. Ese rol, como el de acabadora, está totalmente asumido, aunque se practica a espaldas de la oficialidad (representada por el cura del pueblo).

La novela es interesante y hermosa a su manera, aunque estas cosas quizá le parezcan a usted duras de tragar, existen y siempre es mágico contemplar la existencia humana en toda su diversidad. Está escrita de manera lacónica y lírica a la vez y se la recomiendo encarecidamente.

Yo, que soy cristiana porque Quiero, quiero pensar que APARTE DE todos los órdenes impuestos hay un orden bueno no sujeto a negociación, un orden amable con la vida de todas las criaturas, pero del cual casi no sabemos nada, excepto por el amor y por La Palabra. De todas maneras, no sé decir gran cosa sobre él, salvo que no puede imponerse, sólo es válido si se abraza, y eso es lo maravilloso.