Discos

Discos

WEEZER: Pacific Daydream (Crush/Atlantic-Warner) “No puedo conseguir que nadie haga Álgebra conmigo”, canta Rivers Cuomo en “QB Blitz”, con lo que parece seguir interpretando el papel (real o fingido) de antihéroe y Más»

David Refoyo: “Donde la ebriedad”

David Refoyo: “Donde la ebriedad”

A partir del juego con el título de la obra de Claudio Rodríguez, en Donde la ebriedad, David Refoyo (Zamora, 1983) lleva más allá el trabajo experimental con la palabra y con Más»

Eduardo Arroyo, le retour des croisades

Eduardo Arroyo, le retour des croisades

Me atrevería a decir que esto es un reencuentro de íntimos amigos. Lo primero que ha hecho Eduardo Arroyo en la presentación de la exposición que tiene en Bilbao ha sido reconocer Más»

Museo Thyssen 25 Aniversario

Museo Thyssen 25 Aniversario

Se ha dicho que una de las cosas que más lamentó Margaret Thatcher durante su gobierno fue el no haber conseguido que la colección Thyssen se quedara en el Reino Unido. También Más»

Cómo vivir en el campo, el juego de crear

Cómo vivir en el campo, el juego de crear

Cómo Vivir En El Campo es un trío (Pedro Arranz, Miguel Breñas y Carlos Barros) de Madrid que, tras varios CDs autoeditados en sus inicios, publicaría en 2012 su primer largo, CVEEC Más»

Missing o los cuerpos perdidos

Missing o los cuerpos perdidos

Missing. Perdida en la memoria o pérdida de memoria. En tan solo una hora y media la compañía británica Gecko Theatre consigue que el espectador-niño se encuentre con su propio delirio, delirio Más»

Discos

Discos

NEIL YOUNG: Hitchhiker (Reprise-Warner) Llevamos años oyendo hablar de los discos perdidos de Neil Young. Él mismo ha ido dejando caer detalles anunciando que los iba a recuperar en distintos formatos (su Más»

Doris Salcedo: “Palimpsesto”

Doris Salcedo: “Palimpsesto”

La torre tumbada del homenaje Más»

Jan Morris: “Trieste o el sentido de ninguna parte”

Jan Morris: “Trieste o el sentido de ninguna parte”

No es una casualidad que este verano haya leído Trieste o el sentido de ninguna parte porque me gusta la literatura de viajes, lo que es una casualidad es que ahora, escribiendo Más»

Sarah McKenzie, música como mantra

Sarah McKenzie, música como mantra

Hace tres años y medio que la cantante y pianista Sarah McKenzie participó en el concurso Umbria Jazz Festival: fue premiada con una beca especial para a asistir la icónica facultad Berklee Más»

 

Pedro Miguel Lamet: El último jesuita

por Julia Sáez-Angulo

Editorial La Esfera de los Libros. Madrid, 2011. 632 págs

Con frecuencia la novela, si es rigurosa y está bien hecha,  informa mejor, si no más, que la historia porque envuelve al lector en un ambiente y atmósfera que la historia no logra nunca. El tema de la dramática persecución de los jesuitas por el rey de España Carlos III en 1767 no había sido abordado de esta manera y el jesuita Pedro Miguel Lamet lo ha hecho con el rigor que le caracteriza.

La conspiración borbónica contra la Compañía de Jesús –el otrora denominado ejército negro del Papa- en sus territorios hispánicos e italianos, así como en la Santa Sede con el papa Clemente XIV (1705 – 1774) para tratar de abolirla, es un episodio negro en la historia de la dinastía, que afortunadamente no prosperó, lo que no impidió que se expulsara a los jesuitas de todo el país bajo la autoridad de Carlos III (1734 – 1788), el rey que vino a reinar en España desde Nápoles, a la muerte de su hermano sin descendencia.

El que se denomina “el mejor alcalde de Madrid”, no fue muy ecuánime en el asunto de su conflicto con los jesuitas, orden religiosa ciertamente poderosa, a la que algunos han acusado recientemente de “formar líderes más que creyentes”, pero una orden que ha dado numerosa gloria a la Iglesia de Cristo y desde luego ha defendido durante décadas la obediencia al Papa. Carlos III quiso afianzar la soberanía del Estado sobre ciertos poderes eclesiástico que consideraba excesivos y poco económicos para el desarrollo económico del país.

Lo que sí consiguió el rey Felipe IV de Francia con los templarios en la Santa Sede de Clemente V (1264 – 1314): la abolición de la orden religioso/militar, no lo logró el rey de España, un Borbón empeñado en hacerlo y por el que muchos jesuitas pasaron numerosas calamidades cuando tuvieron que navegar deportados de los territorios hispánicos a Córcega y los Estados Pontificios, entre otros lugares.

Mateo Fonseca es el protagonista, un secretario personal del conde de Floridablanca (1728 – 1808) que vive las intrigas de palacio  en Madrid y del Vaticano. A través de su mirada vemos las acusaciones, presiones, intereses, espionajes y conspiraciones. En suma, un relato que se lee como una novela de intriga con soporte histórico. La amenidad la caracteriza y la documentación del autor la hace más creíble.

Pedro Miguel Lamet (Cádiz, 1941) es autor de 34 libros, que van desde la poesía al ensayo pasando por la novela. Colaborador habitual en los medios informativos con temas de carácter cultural y religioso, su prosa es muy cuidada y su sagacidad digna de encomio. Es un prototipo de jesuita, que ha tenido el acierto de escribir una novela sobre un período decisivo para la historia de su orden. Ha sido profesor de Estética y Cinematografía en varias universidades.