Balthus

Balthus

Se presenta en las salas del Museo una retrospectiva del artista francés nacido en París (1908) Balthasar Klosowski de Rola, conocido por Balthus, organizada conjuntamente con la Fondation Beyeler en Riehen/Basilea (donde se ha Más»

Discos

Discos

GEPE: Folclor imaginario (Quemasucabeza) Tras siete discos, Gepe, sin duda uno de los artistas chilenos más destacados, sigue siendo bastante desconocido a este lado del Atlántico. En sus canciones pop con elementos Más»

Grupo Infantas: Exposición

Grupo Infantas: Exposición

Dieciocho artistas del Grupo Infantas de artistas visuales, pintores y escultores, exponen en la galería Montesqui de Madrid. Un buen nivel y un excelente, equilibrado, montaje. La galería Montsequí, dirigida por Montserrat Más»

José Ramón Blanco: “Los amores de la duquesa. Último viaje de Lucrecia Borgia”

José Ramón Blanco: “Los amores de la duquesa. Último viaje de Lucrecia Borgia”

  Leyendo “Los amores de la duquesa. Último viaje de Lucrecia Borgia”, último libro de narrativa publicado por José Ramón Blanco, me doy perfecta cuenta de la pasión que ejerce sobre el Más»

Félix Chacón: “Material de derribo”

Félix Chacón: “Material de derribo”

El paso del tiempo hace mella, lo sabemos, pero también permite adquirir perspectiva para evaluar el trayecto recorrido. Material de derribo constituye un poemario de autoafirmación desde la constatación de la fragilidad Más»

H.C. Westermann, Volver a casa

H.C. Westermann, Volver a casa

Un escultor ecléctico en el Museo Reina Sofía Más»

Fatoumata Diawara, tradición y experimentación

Fatoumata Diawara, tradición y experimentación

Recientemente, Fatoumata Diawara publicaba su nuevo disco Fenfo, cuyo significado aproximado vendría a ser “algo que decir”, a través de Wagram/Montuno. El álbum, continuación de Fatou, su aclamado disco de debut, ha Más»

Sara Mesa: “Cara de pan”

Sara Mesa: “Cara de pan”

Cara de pan narra la historia de amor imposible entre un hombre de cincuenta y cuatro años y una niña de trece. Serán unos cuantos días, porque les separan tantos años que Más»

Pablo Redondo Díez (Odnoder): “Génesis [ 1.3 – 5 ]”  Esculturas

Pablo Redondo Díez (Odnoder): “Génesis [ 1.3 – 5 ]” Esculturas

Primera exposición monográfica de escultura de un artista revelador Más»

Chus Fernández: Un lugar donde estar

Chus Fernández: Un lugar donde estar

Un lugar donde estar es el primer poemario de un autor conocido ya en el campo de la narrativa en la que ha cosechado premios y distinciones. Esta primera incursión en la Más»

 

La Alhóndiga (HÓ), nuevo Centro de Arte y Ocio de Bilbao

por Alberto López Echevarrieta

(Abierto de lunes a viernes de 7,00 a 23,00 horas, y sábados, domingos y festivos de 8,30 a 24,00 horas)

43.000 metros cuadrados en pleno centro de la capital vizcaína

La antigua alhóndiga de Bilbao se ha convertido en un complejo destinado al arte, el deporte y el ocio en pleno corazón de la capital vasca. La emblemática construcción, concluida en 1909 por el arquitecto Ricardo Bastida (1878-1953) y con una extensión de 43.000 metros cuadrados, conserva las artísticas fachadas originales, pero su interior es de nueva factura. Phillippe Starck (París, 1949) lo ha convertido en un espacio multiuso de indudable atractivo llamando poderosamente la atención en él las cuarenta y tres columnas de diferentes estilos creadas para esta ocasión por Lorenzo Baraldi.

HÓ (AlhóndigaBilbao) dispone en su interior de tres edificios destinados a Mediateka, Actividad Física y Programación Cultural. 12.500 personas pasaron por sus instalaciones en el primer día de actividad.

El edificio de la vieja alhóndiga, situado en pleno corazón de Bilbao, ha sido caballo de batalla de varios alcaldes que no han podido llevar a cabo los distintos proyectos que se han planteado para reutilizarlo. Sus cuatro fachadas, emblemáticas en la historia de la Villa, no se podían derribar, dada su condición artística. Esta disposición impidió que el magnífico solar resultante se destinara a viviendas.

José María Gorordo, durante su estancia al frente de la corporación municipal, estuvo a punto de iniciar un proyecto, bendecido por Jorge Oteiza, consistente en respetar las fachadas y levantar a partir de ellas un enorme cubo de vidrio que albergara un museo contemporáneo. No cuajó el proyecto. Tampoco la idea de Josu Ortuondo, el munícipe que le sucedió, consistente en hacer del edificio un palacio de deportes. Ha sido el actual alcalde, Iñaki Azkuna, quien cogió el toro por los cuernos –no creo que le importe el símil taurino- y ha hecho factible el milagro.

La alhóndiga de Bilbao fue construida por el arquitecto Ricardo Bastida entre 1905 y 1909. Ya en el momento de su inauguración se aseguró que era la más sobresaliente de cuantas había en España. El edificio sufrió un pavoroso incendio el 21 de mayo de 1919 y sirvió como refugio durante la guerra civil. Su destino como almacén de vino finiquitó en 1973 planteándose entonces el problema: ¿Qué hacer con tan extraordinaria construcción?

La transformación les ha costado a los bilbainos más de setenta y cinco millones de euros, treinta más de lo presupuestado, pero, a la vista del resultado, nadie se llevará las manos a la cabeza. ¡Ahí lo tenéis! Es vuestro. Ésta es la invitación que hizo Azkuna el 18 de mayo pasado cuando HÓ –como abreviadamente se va a llamar AlhóndigaBilbao– abrió sus puertas por primera vez dejando epatado al personal.

El edificio tiene 43.000 metros cuadrados de extensión. Dispone de siete plantas subterráneas destinadas cinco a parking y dos a cines (siete locales); una gran sala de exposiciones; la Sala Bastida, espacio polivalente de 226 metros cuadrados que acogerá cursos, reuniones, ruedas de prensa, etc., y un auditorio con aforo para 400 personas.

El atrio es espectacular. Se accede a él por la nueva entrada al edificio desde la Plaza de Arriquíbar a través de cuatro amplios pórticos que antes eran ventanas. Para respetarlas ha sido preciso elevar el nivel de la plaza. En el “hall” llaman poderosamente la atención cuarenta y tres columnas de tres metros de altura, creadas por el experto en ambientación cinematográfica Lorenzo Baraldi. Todas son diferentes en estilos y materiales: mármol, bronce, madera, ladrillo, terracota vidriada, piedra de Lecce, etc.

Cuatro plantas superiores albergan un Centro de Actividad Física que ocupa cerca de 3.000 metros cuadrados, un restaurante, la mediateka, un solárium y tres piscinas cubiertas. La mediateka, que se abrirá al público el último trimestre de este año, está concebida como un nuevo concepto de biblioteca, ya que en ella se accederá a la información y a la utilización de libros en todos los soportes. Se podrá ojear un libro de Arte, descubrir nueva música a través de sus miles de CDs, leer el periódico, ver una película, practicar idiomas, escuchar las voces de los Premios Nobel, experimentar con las nuevas tecnologías y los más pequeños participar en diversos talleres.

La respuesta del público ha sido la esperada. En su primer día de actividad pasaron por HÓ unas 12.500 personas.