Discos

Discos

GORILLAZ: Song Machine, Season One: Strange Timez (Gorillaz-Parlophone) En su momento se habló del fin de Gorillaz. No obstante, el trabajo imparable de Damon Albarn no podía dejar escapar su creación más atípica, Más»

Blanca Li, «Le Bal de Paris»

Blanca Li, «Le Bal de Paris»

La realidad del vacío Más»

Rolling Blackouts Coastal Fever, utopía en el jardín

Rolling Blackouts Coastal Fever, utopía en el jardín

  Cuando se pasa mucho tiempo fuera de casa, incluso lo familiar empieza a parecer foráneo. Al quinteto de pop de guitarras Rolling Blackouts Coastal Fever volver a Melbourne tras mirar al Más»

Carmen Díaz Margarit: “El sueño de la salamandra”

Carmen Díaz Margarit: “El sueño de la salamandra”

Las sirenas, gacelas, alondras de esta poeta, con todo su poder de denuncia, se convierten en salamandra en estas nuevas entregas de su poesía. La salamandra pasa del dolor indignado por las Más»

Discos

Discos

THE ROLLING STONES: Goats Head Soup (Amazon) Si tomamos el período de 1968 a 1973 como el más reverenciado en la carrera de The Rolling Stones, Goats Head Soup (1973) sería el cierre de su Más»

PP Arnold, la gran voz anónima de cinco décadas de rock

PP Arnold, la gran voz anónima de cinco décadas de rock

PP Arnold acaba de editar The New Adventures of PP Arnold’. El disco abarca soul orquestal, sunshine pop, música house, una lectura épica y vanguardista del poema de Bob Dylan The Last Más»

En el Centenario de Paul Celan

En el Centenario de Paul Celan

Entrevista con José Aníbal Campos, ensayista y traductor del escritor Más»

Marta Navarro: «Hijas de la tormenta»

Marta Navarro: «Hijas de la tormenta»

Sororidad y utopía son los dos ejes que vertebran el último poemario de Marta Navarro, que constituye su mejor libro hasta la fecha. En general, hay que destacar la progresión en el Más»

Ángela Figuera: «Soria pura»

Ángela Figuera: «Soria pura»

Ángela Figuera Aymerich (Bilbao, 1902 – Madrid, 1984) publica, con 46 años, su primer libro, Mujer de barro, (1948). En él recogía la antorcha encendida por Carmen Conde un año antes con Más»

Gsús Bonilla: «Aviaro. Cuaderno de excusas»

Gsús Bonilla: «Aviaro. Cuaderno de excusas»

En el contexto del confinamiento por la covid19, y motivado por él, Gsús Bonilla ha concebido este brillante conjunto de poemas en prosa a modo de diario. Con todo, el autor evita Más»

 

Discos

por Xavier Valiño

THE ROLLING STONES: Goats Head Soup (Amazon)

Si tomamos el período de 1968 a 1973 como el más reverenciado en la carrera de The Rolling Stones, Goats Head Soup (1973) sería el cierre de su etapa clásica. Su undécimo álbum, grabado en Jamaica, Los Ángeles y Londres, y la última colaboración con el productor Jimmy Miller, tuvo en “Angie” su mayor reclamo, aunque ahí estaban también “100 Years Ago”, “Star Star” o “Winter”, por ejemplo.

La reciente reedición no alcanza el nivel de la de Exile on Main St. (2010) ya que aquí hay solo tres -dignos- inéditos: “Criss Cross”, “Scarlet” y “All The Rage”. La caja incluye nuevas mezclas, vídeos, un libreto de 100 páginas, tres posters de la gira y un concierto, Brussels Affair, con 15 temas grabados en un memorable concierto en Bélgica realizado en el otoño de 1973, hasta ahora solo disponible en las series de grabaciones oficiales pirata del grupo.

NEIL YOUNG: The Times (Amazon)

Durante el confinamiento, Neil Young tuvo entretenidos a sus seguidores retransmitiendo cortas actuaciones desde su rancho en las Montañas Rocosas de Colorado, todo ello filmado por su pareja actual, la actriz Daryl Hannah. Una de esas sesiones (la sexta, del pasado 1 de julio) aparece ahora en formado de mini-LP de siete canciones. Young, creador del reproductor Pono que tenía un sonido excelso, ha decidido editar este disco con Amazon ya que, asegura, es quien mejor sonido le garantiza en estos momentos.

El disco contiene siete canciones politizadas, interpretadas con cercanía y honestidad en clave acústica y desnuda, con solo él y su guitarra: está su versión de “The Times They-Are A-Changing” de Bob Dylan, que le sirve para titular este trabajo, clásicos suyos como “Ohio”, “Alabama” o “Southern Man” y una actualización de “Lookin’ for a Leader”, dirigida, cómo no, al Presidente Trump.

BLAKE MILLS: Mutable Set (New Deal/Caroline-Musicasusual)

Poco a poco, la estrella de Blake Mills va en ascenso, sobre todo como productor, compositor y músico de estudio que ha trabajado con Fiona Apple, Alabama Shakes, The Killers, John Legend, Jay-Z, Laura Marling, Perfume Genius o Phoebe Bridgers. No obstante, él continúa dándole prioridad a su carrera en solitario, que llega ahora a su cuarto álbum.

El título (Conjunto mutable) hace referencia a la disonancia emocional presente en la vida moderna, a la posibilidad de cambiar incluso a las personas y las experiencias preciosas en la vida. Su sonido refleja como el exceso de oferta de la sociedad de hoy genera tantos estímulos como insatisfacción, al mezclar con acierto crescendos orquestales e instantes de silencio, melodías accesibles y disonancias misteriosas o progresiones de acordes que atrapan, pero no tienen final.

JAMES DEAN BRADFIELD: Even in Exile (MontyRay)

Asegura que fue con “Washington Bullets” de The Clash, de su álbum Sandinista (1980), cuando escuchó hablar por primera vez de Víctor Jara. Casualmente, hace tres años el poeta y dramaturgo galés Patrick Jones (hermano de Nicky Wire, su compañero en Manic Street Preachers) le enseñó unos textos que había escrito sobre Jara. Sabiendo que no iba a publicarlos, Bradfield le pidió poder usarlos.

Es así como nace su tercer disco en solitario al margen de los Manic, un trabajo también político pero escrito desde la distancia, la de una persona de mediana edad que ha acabado valorando e intentando entender a Jara, pero que compone en inglés desde Gales y con el lenguaje del rock. Lo que le ha salido es un disco amplio de miras (que tiene presente, por ejemplo, el rock sinfónico del 73, año del asesinato de Jara) y que intenta -y consigue- ser respetuoso y honesto.

THAO & THE GET DOWN STAY DOWN: Temple Down (Ribbon-Musicasusual)

Fue al editar A Man Alive en 2016, que Thao Nguyen perdió interés en el proyecto mientras luchaba con problemas como su identidad homosexual y su familia y, en particular, su capacidad para lidiar con ellos de manera efectiva a través de la música. Finalmente, decidió enfrentarse a todo, se casó con su pareja y regresó al estudio con su compañero de banda Adam Thompson.

Su quinto álbum, el primero que producen y en el que coescriben las canciones, se convierte así en un trabajo más meditativo y más homogéneo que su predecesor, con referencias más específicas a su situación de las que hasta ahora habían incluido. Aun así, mantiene los habituales ritmos funk, hip-hop, surf o pop que los ha caracterizado hasta ahora, sin dejar tampoco los temas políticos como en “Phenom”. Menos inmediato, sí, pero más personal.

DANIEL ROMANO: How Ill Thy World Is Ordered (You’ve Changed)

Cuando hace tres años King Wizard and the Lizard Wizard editaron cinco discos en un año, un hecho profusamente publicitado, parecía un hito entre la locura y la valentía movido por la inspiración. Pues bien, a estas alturas del año, y sin alharaca alguna, Daniel Romano lleva diez discos. Sí, diez, todos entre lo bueno y lo excelente (estos, sobre todo, los que ha lanzado en edición física), todos variados y de una creatividad al alcance de casi nadie.

El más reciente suena a muchos nombres clásicos y a otros más oscuros, mezcla caminos secundarios del rock y lo conocido, pero suena totalmente personal. Romano grabó las canciones en vivo en el estudio con el orden que las publica, en solo tres tomas cada una para escoger la mejor y sin regrabar nada. Su ira y su confusión suenan creíbles, reales, incluso aunque las leamos a raíz la pandemia. No hay nadie tan en forma en el rock de hoy en día.

JESSIE WARE: What’s Your Pleasure (PMR/EMI)

Cuando un tema como “In Your Eyes” recuerda a “Safe from Harm”, una de las piezas contenidas en aquella obra maestra de Massive Attack que fue Blue Lines (1991), es que algo va bien. Tampoco es que el resto desmerezca, ni mucho menos. De hecho, Jessie Ware se ha ido consolidando desde su irrupción en 2012 con Devotion como la gran dama del sonido disco de canciones maduras, contagiosas y bien trabajadas.

Su cuarto disco continúa esa línea. Desde la edición de Glasshouse en 2017 ha venido adelantando diferentes temas, todos ellos singles por derecho propio, que aparecen aquí, salvo “Overtime”. El trabajo -ocasional- con Joseph Mount (Metronomy) y -continuo- con James Ford -Simian Mobile Disco- sigue dando sus frutos en gemas como “Ooh La La”, “Step into My Life” o un “Remember Where You Are” que recuerda incluso a Minnie Riperton.