Niño de Elche, terapia de choque

Niño de Elche, terapia de choque

Colombiana es el nombre de la nueva producción de Niño de Elche. No existía un título para esta apuesta a principios de 2018 cuando Paco Contreras Molina, siempre fiel a su espíritu rompedor, Más»

Ameztoy, el Hombre de Paja

Ameztoy, el Hombre de Paja

  Cincuenta y tres pinturas, dibujos, estampas, cajas-collage, libros… forman parte de la exposición Ameztoy que el Museo de Bellas Artes de Bilbao presenta con todos los honores, como uno de los Más»

Rosa Silverio: «Invención de la locura»

Rosa Silverio: «Invención de la locura»

La conciencia de la desigualdad de las mujeres frente a los varones y la denuncia del orden patriarcal atraviesa esta obra de Rosa Silverio (Santiago de los Caballeros, República Dominicana, 1978) más Más»

Discos

Discos

LANA DEL REY: Norman Fucking Rockwell (Polydor-Universal) Cuando despuntó en 2011 con “Video Games”, parecía que Elizabeth Woolridge Grant iba a convertirse en la mayor estrella del nuevo siglo. No era su debut Más»

Fémina, extrayendo nácar de la concha

Fémina, extrayendo nácar de la concha

Fémina es un trío femenino argentino en estado de gracia, con una música llena de alma, armonía y también con un propósito. Cuenta con unas letras conmovedoras y el hip hop y el Más»

Cecilia Castro Lee: «El imaginario poético de Basilio Rodríguez Cañada. Intimidades, itinerarios, remembranzas. Antología-homenaje»

Cecilia Castro Lee: «El imaginario poético de Basilio Rodríguez Cañada. Intimidades, itinerarios, remembranzas. Antología-homenaje»

Cecilia Castro Lee, investigadora de larga trayectoria en los estudios hispánicos y profesora emérita de la Universidad West Georgia, ha preparado esta antología de la poesía de Basilio Rodríguez Cañada, en la Más»

Discos

Discos

RODRIGO CUEVAS: Manual de cortejo (Aris) Se esperaba este álbum desde hacía tiempo. Rodrigo Cuevas había ido dejando caer algunas canciones que hablaban de la tradición del Norte (asturiana, pero también gallega) Más»

Olafur Eliasson, comprometido con la naturaleza

Olafur Eliasson, comprometido con la naturaleza

El Museo Guggenheim de Bilbao presenta la singular obra del artista danés Olafur Eliasson (Coopenhague, 1967) como uno de los acontecimientos de la temporada. Bajo el título genérico de En la vida Más»

Tyler Ramsey, la imagen del cambio

Tyler Ramsey, la imagen del cambio

Tyler Ramsey acaba de editar su tercer disco, Fort the Morning. El álbum está inspirado por el lujurioso y verde paisaje de su hogar en las montañas, a las afueras de Asheville. Más»

Miguel Ángel Pozo: «La lluvia que seremos»

Miguel Ángel Pozo: «La lluvia que seremos»

Un canto a la dignidad de los desplazados, a la dureza de su situación, es lo que construye Miguel Ángel Pozo (Madrid, 1985) en su tercer poemario. Pero no lo hace mediante Más»

 

Rosa Silverio: «Invención de la locura»

por Alberto García-Teresa

(Huerga & Fierro, 2019. 82 páginas)

La conciencia de la desigualdad de las mujeres frente a los varones y la denuncia del orden patriarcal atraviesa esta obra de Rosa Silverio (Santiago de los Caballeros, República Dominicana, 1978) más que en ningún otro poemario precedente suyo. Así, mujeres concretas, en singular, como víctimas de un sistema machista, aparecen en las páginas de esta Invención de la locura. De hecho, el encierro en un manicomio de una mujer visionaria centra el poema inaugural del libro de modo revelador. Ellas hablan en primera persona, desde la lógica de su visión del mundo, y también afectadas, cómo no, por la interiorización de su exclusión o de su subordinación. De ahí el dolor ante la imposibilidad de la rebelión. Porque no hay herocidad; hay dolor, angustia, resignación a pesar del brillo de la insumisión: “pero no estoy rota, lo repito / Solo he tenido una caída”. La muerte, el suicidio o la reclusión (esa muerte en vida) aparecen al final o como horizonte de muchas de estas voces. Significativamente, las caídas son algunas de las acciones más retratadas en el poemario. Su valor simbólico es evidente, pero Silverio sabe trascender la obviedad para explorar la dimensión lírica de esa tragedia. La autora consigue, entonces, piezas estremecedoras.

Sin embargo, las aquí reunidas son voces que no se pliegan sobre sí mismas. Todo lo contrario; son plenamente conscientes del horror y la injusticia que se suceden en el mundo, más allá de las puertas cerradas. Apenas figuran nombres propios, y, cuando aparecen, lo hacen siempre para referirse a otras mujeres (nunca al “yo”). De esta manera, Silverio globaliza estas situaciones y las despega de la singularidad. No se trata de casos concretos y aislados; se trata de casos específicos que ocurren masivamente. Lo personal es político. Las alusiones a las grandes poetas asfixiadas por la opresión (Pizarnik, Dickinson, Sor Juana Inés de la Cruz, Plath…) no dejan de ser anclajes y búsquedas de asidero del “yo” que, asimismo, evidencia un trenzado que recoge esos nombres ilustres para no caer en el olvido.

Y a eso nos empuja este excelente poemario cohesionado y doloroso, a no olvidar; a ponernos en la piel de aquellas que, como tantas, han sufrido y sufren las múltiples caras de la violencia machista.