Parade y su deriva sentimental

Parade y su deriva sentimental

La deriva sentimental es el nuevo disco de Parade, una colección de 11 temas de Antonio Galvañ, al que suma “Josephine”, la versión de Stephin Merritt. En algún caso cuenta con su propia voz Más»

La danza y la poesía desde el confinamiento

La danza y la poesía desde el confinamiento

  La danza es filosofía, poesía, pero sobre todo es movimiento y el movimiento es acción, acción de moverse. Pero ¿cómo coser palabras como movimiento y confinamiento si son tan opuestas? ¿Cómo Más»

Sara Gallardo: «Eisejuaz»

Sara Gallardo: «Eisejuaz»

  Sara Gallardo escribió una novela extraña, Eisejuaz, que se publicó en 1971. Trata de un hombre indígena que se llama a sí mismo por su nombre “Eisejuaz” y también por su Más»

Discos

Discos

LOS ENEMIGOS: Bestieza (Alkilo-Altafonte) Son ya ocho años desde su regreso y seis desde el primer disco de su segunda encarnación (Vida inteligente). David Krahe (Los Coronas), que los seguía desde sus inicios, Más»

León Benavente, apuntes en cualquier lugar

León Benavente, apuntes en cualquier lugar

  Vamos a volvernos locos. Es el tercer larga duración de León Benavente. Este nuevo disco ha sido producido y grabado por el propio grupo en el estudio El Cariño de Mozota. Más»

Jordi Doce: «La puerta verde»

Jordi Doce: «La puerta verde»

Con su habitual rigor y lucidez, Jordi Doce prosigue aportando colecciones de ensayos donde continúa iluminando y facilitando el acceso a lo mejor de la poesía en lengua inglesa de los últimos Más»

Niño de Elche, terapia de choque

Niño de Elche, terapia de choque

Colombiana es el nombre de la nueva producción de Niño de Elche. No existía un título para esta apuesta a principios de 2018 cuando Paco Contreras Molina, siempre fiel a su espíritu rompedor, Más»

Ameztoy, el Hombre de Paja

Ameztoy, el Hombre de Paja

  Cincuenta y tres pinturas, dibujos, estampas, cajas-collage, libros… forman parte de la exposición Ameztoy que el Museo de Bellas Artes de Bilbao presenta con todos los honores, como uno de los Más»

Rosa Silverio: «Invención de la locura»

Rosa Silverio: «Invención de la locura»

La conciencia de la desigualdad de las mujeres frente a los varones y la denuncia del orden patriarcal atraviesa esta obra de Rosa Silverio (Santiago de los Caballeros, República Dominicana, 1978) más Más»

Discos

Discos

LANA DEL REY: Norman Fucking Rockwell (Polydor-Universal) Cuando despuntó en 2011 con “Video Games”, parecía que Elizabeth Woolridge Grant iba a convertirse en la mayor estrella del nuevo siglo. No era su debut Más»

 

Rosa Silverio: «Invención de la locura»

por Alberto García-Teresa

(Huerga & Fierro, 2019. 82 páginas)

La conciencia de la desigualdad de las mujeres frente a los varones y la denuncia del orden patriarcal atraviesa esta obra de Rosa Silverio (Santiago de los Caballeros, República Dominicana, 1978) más que en ningún otro poemario precedente suyo. Así, mujeres concretas, en singular, como víctimas de un sistema machista, aparecen en las páginas de esta Invención de la locura. De hecho, el encierro en un manicomio de una mujer visionaria centra el poema inaugural del libro de modo revelador. Ellas hablan en primera persona, desde la lógica de su visión del mundo, y también afectadas, cómo no, por la interiorización de su exclusión o de su subordinación. De ahí el dolor ante la imposibilidad de la rebelión. Porque no hay herocidad; hay dolor, angustia, resignación a pesar del brillo de la insumisión: “pero no estoy rota, lo repito / Solo he tenido una caída”. La muerte, el suicidio o la reclusión (esa muerte en vida) aparecen al final o como horizonte de muchas de estas voces. Significativamente, las caídas son algunas de las acciones más retratadas en el poemario. Su valor simbólico es evidente, pero Silverio sabe trascender la obviedad para explorar la dimensión lírica de esa tragedia. La autora consigue, entonces, piezas estremecedoras.

Sin embargo, las aquí reunidas son voces que no se pliegan sobre sí mismas. Todo lo contrario; son plenamente conscientes del horror y la injusticia que se suceden en el mundo, más allá de las puertas cerradas. Apenas figuran nombres propios, y, cuando aparecen, lo hacen siempre para referirse a otras mujeres (nunca al “yo”). De esta manera, Silverio globaliza estas situaciones y las despega de la singularidad. No se trata de casos concretos y aislados; se trata de casos específicos que ocurren masivamente. Lo personal es político. Las alusiones a las grandes poetas asfixiadas por la opresión (Pizarnik, Dickinson, Sor Juana Inés de la Cruz, Plath…) no dejan de ser anclajes y búsquedas de asidero del “yo” que, asimismo, evidencia un trenzado que recoge esos nombres ilustres para no caer en el olvido.

Y a eso nos empuja este excelente poemario cohesionado y doloroso, a no olvidar; a ponernos en la piel de aquellas que, como tantas, han sufrido y sufren las múltiples caras de la violencia machista.