The Lumineers, abriéndose a la oscuridad

The Lumineers, abriéndose a la oscuridad

 III es el tercer álbum de The Lumineers. En él, sus compositores, Wesley Schultz y Jeremiah Fraites contaron de nuevo con Simone Felice y con el violinista Lauren Jacobson. Felice comandó el segundo álbum Más»

Sergio Martínez.  El realismo de la figura femenina y su contemplación.

Sergio Martínez. El realismo de la figura femenina y su contemplación.

  Sergio Martínez (Chile, 1966), reside en el madrileño espacio de Majadahona, pero desde muy pequeño vivió en Concepción hasta 2003. Autodidacta, dibujó desde niño y comenzó a experimentar con el óleo Más»

Discos

Discos

  BRENDAN BENSON: Dear Life (Third Man) Benson siempre ha sido considerado un autor con una capacidad compositiva cercana al pop de melodías imperecederas, el más Beatle del grupo que montó con Más»

Emilio Sánchez Mediavilla: «Una dacha en el Golfo»

Emilio Sánchez Mediavilla: «Una dacha en el Golfo»

Hace muchos siglos Bahréin era una región del Paraíso, al menos podemos deducirlo de las tablillas sumerias, asirias y mesopotámicas. El lugar donde cuentan que sucedió el diluvio universal, donde Gilgamesh persiguió Más»

Flavia Tótoro Taulis: «¡Qué sabes de arte?»

Flavia Tótoro Taulis: «¡Qué sabes de arte?»

Flavia Tótoro (Ciudad de México, 1964) ha residido en Chile, Canadá, Trinidad y Tobago. Tras su licenciatura en Arte por la Universidad Católica de Chile (PUC-1991), especialidad en Restauración y Pintura, obtiene Más»

Arte y Pandemia

Arte y Pandemia

Cuando creíamos que los males se reducían a los totalitarismos y sus funestas consecuencias humanas, aparece un virus amenazador, el COVID-19, que asola nuestra vida y revuelve nuestra relación con la naturaleza Más»

Keb’ Mo’, el compromiso emocional del blues

Keb’ Mo’, el compromiso emocional del blues

Desde que irrumpiera en la escena musical a principios de los años 90, Kevin Rooselvelt Moore (renombrado Keb’ Mo’ en 1994) se ha ganado una reputación por su maestría en los múltiples Más»

Joseph Roth: “La Cripta de los Capuchinos”

Joseph Roth: “La Cripta de los Capuchinos”

Es una de las grandes novelas del siglo XX , escrita por uno de los grandes novelistas del mismo siglo. La Cripta de los Capuchinos novela del escritor austriaco Joseph Roth (Austria, Más»

Jesús Talón Pérez-Juana: «Entropía»

Jesús Talón Pérez-Juana: «Entropía»

Pocas veces llegan a los lectores libros de relatos que despierten, como este, emociones olvidadas en los armarios o trasteros de la juventud, relatos que contengan pequeños saberes que esperanzan, que animen Más»

Discos

Discos

FIONA APPLE: Fetch the Bolt Cutters (Epic/Sony) Cuatro discos hasta ahora desde que debutase en 1996 con Tidal. Su primer álbum en ocho años, casi a bocajarro. Desde luego, Fiona Apple convierte Más»

 

Roland Schimmelpfennig: «Una clara y gélida mañana de enero a principios del siglo XXI»

por Mercedes Martín

(Periférica, 2020. 216 págs.)

Schimmelpfennig es un conocido autor alemán de teatro, representado en todo el mundo y esta es su primera novela.La novela empieza así: “Una clara y gélida mañana de enero a principios del siglo XXI, poco después de que despuntase el alba, un lobo solitario vadeó el río que marca la frontera entre Alemania y Polonia, que estaba totalmente congelado.

Se compone de diversos “cuadros” o “miniaturas”: capítulos con una extensión de dos páginas, a veces media, que pretenden ser jirones de la vida de las personas que pasan por ella, y digo pasan porque no son protagonistas de nada, lo que se nos transmite es que esas personas siguen siendo anónimas una vez que desaparecen del relato, tal como llegaron, y que no sabremos nada más de sus vidas, el narrador, la mayoría de las veces, ni siquiera se molesta en decir sus nombres. Pero podemos hacernos una idea de lo difíciles que son sus vidas. Lo que sí sabemos es que todos son inmigrantes en Alemania. Ellos o sus familias vienen del Este, como el lobo. Y el narrador siempre menciona este detalle, que vienen de Polonia o de Turquía, con lo que eso significa: trabajos precarios, vidas precarias, aislamiento, gueto, rechazo de la nueva sociedad y anhelo de una vida mejor.

En una entrevista, Schimmelpfennig explica que la única manera de contar la dura historia de la inmigración es a través de la poesía porque los documentales siempre se quedan cortos. La poesía siempre dice más de lo que dice. Y así ha hecho. Los pedacitos de las historias de estas gélidas vidas se ensartan en el hilo conductor simbólico del lobo y todo junto remite al Todo que jamás podrá contarse. El lobo aparece y desaparece a lo largo de toda la novela, como si fuera el verdadero motivo, la rima de la prosa. El lobo es una figura legendaria, que significaba para los antiguos pobladores de Europa la viva imagen del dios destino, un destino que para los guerreros solo podía significar la victoria o la derrota. Y esa es la imagen que Schimmelpfennig coloca en el centro de su relato. Los personajes se cruzan alguna vez con el lobo, físicamente o solo de oídas, y eso parece marcar sus destinos.“A la chica, que iba borracha, y que no era de muchas palabras, de repente se le soltó la lengua y no paró de hablar en todo el camino por las calles berlinesas bajo la nieve. –Es como si todo fuese una cuadrícula. –¿El qué, la ciudad? –No, todo, es como si todo fuesen líneas rectas, como si los caminos ya estuviesen marcados y no pudiéramos apartarnos de la cuadrícula”.

Otra característica de la novela es su lenguaje lacónico, a la par que la brevedad de los capítulos. Un lenguaje lacónico y un narrador distante consiguen que las pequeñas y fragmentarias vidas de los personajes se contemplen de lejos, con el mínimo detalle, como si en medio del naufragio y la desesperación solo cupiera contemplarlo todo inexpresivamente, sin un ápice de compasión. Que es seguramente la actitud que tenemos cuando asistimos de manera cotidiana al espectáculo anónimo de las vidas ajenas y “despreciables” que nos muestran las noticias.