Els Joglars: “Señor Ruiseñor”

Els Joglars: “Señor Ruiseñor”

¡Que buenos cómicos y actores son El Joglars! Se merecieron una prolongada ovación en el Teatro del canal, la tarde del 11 de setiembre. Una ovación serena, seca, sin gritos de ¡bravo!, Más»

Ringo Starr, feliz tocando

Ringo Starr, feliz tocando

What’s My Name es el vigésimo álbum de estudio de Ringo Starr, con el tema titular como primer single. Producido en su propio estudio, participan entre otros Paul McCartney, Joe Walsh, Edgar Winter, Dave Más»

Discos

Discos

RUFUS WAINWRIGHT: Unfollow the Rules (BMG) Teníamos olvidado al Rufus Wainwright pop. Después de Out of the Game (2012), que no se cuenta entre sus mejores trabajos, editó su ópera Prima Donna (2015) y su trabajo sobre Más»

The Lumineers, abriéndose a la oscuridad

The Lumineers, abriéndose a la oscuridad

 III es el tercer álbum de The Lumineers. En él, sus compositores, Wesley Schultz y Jeremiah Fraites contaron de nuevo con Simone Felice y con el violinista Lauren Jacobson. Felice comandó el segundo álbum Más»

Sergio Martínez.  El realismo de la figura femenina y su contemplación.

Sergio Martínez. El realismo de la figura femenina y su contemplación.

  Sergio Martínez (Chile, 1966), reside en el madrileño espacio de Majadahona, pero desde muy pequeño vivió en Concepción hasta 2003. Autodidacta, dibujó desde niño y comenzó a experimentar con el óleo Más»

Discos

Discos

  BRENDAN BENSON: Dear Life (Third Man) Benson siempre ha sido considerado un autor con una capacidad compositiva cercana al pop de melodías imperecederas, el más Beatle del grupo que montó con Más»

Emilio Sánchez Mediavilla: «Una dacha en el Golfo»

Emilio Sánchez Mediavilla: «Una dacha en el Golfo»

Hace muchos siglos Bahréin era una región del Paraíso, al menos podemos deducirlo de las tablillas sumerias, asirias y mesopotámicas. El lugar donde cuentan que sucedió el diluvio universal, donde Gilgamesh persiguió Más»

Flavia Tótoro Taulis: «¡Qué sabes de arte?»

Flavia Tótoro Taulis: «¡Qué sabes de arte?»

Flavia Tótoro (Ciudad de México, 1964) ha residido en Chile, Canadá, Trinidad y Tobago. Tras su licenciatura en Arte por la Universidad Católica de Chile (PUC-1991), especialidad en Restauración y Pintura, obtiene Más»

Arte y Pandemia

Arte y Pandemia

Cuando creíamos que los males se reducían a los totalitarismos y sus funestas consecuencias humanas, aparece un virus amenazador, el COVID-19, que asola nuestra vida y revuelve nuestra relación con la naturaleza Más»

Keb’ Mo’, el compromiso emocional del blues

Keb’ Mo’, el compromiso emocional del blues

Desde que irrumpiera en la escena musical a principios de los años 90, Kevin Rooselvelt Moore (renombrado Keb’ Mo’ en 1994) se ha ganado una reputación por su maestría en los múltiples Más»

 

Lara Moreno: «Tuve una jaula»

por Alberto García-Teresa

(La Bella Varsovia, 2019. 84 págs.)

Desde el dolor surge la potente voz de este poemario, desde una herida abierta que mira el mundo en un intento de sanación personal, de recuperación. El tercer conjunto de poemas de Lara Moreno (1978) incide en constatar la pérdida y el proceso de degradación desde la conciencia del vacío, de la soledad. Lo hace al hablar de las relaciones de pareja y la enfermedad de la niña hija, que aletean desde un pasado reciente pero que manifiestan en el presente aún sus consecuencias. La autora consigue trasladar el movimiento de ese proceso al lector mediante la intensidad de los poemas. De hecho, se registra una exhortación y un deseo de movimiento frente a la inmovilidad del dolor (pues “el movimiento es algo parecido a la esperanza”).

Lara Moreno combina un soporte narrativo (enunciado desde el recuerdo, rememorando episodios) con el registro confesional y cierta inclinación al chorro de conciencia. Porque, en efecto, el “yo” trata de reafirmarse frente al dolor. Se aprecia, entonces, cierto registro expresionista, pero el “yo” no es desbordado por la emoción (sí por la intensidad en algunas piezas redondas). Esa emoción, precisamente, se materializa; se refleja corporalmente y así lo manifiesta Moreno. También se rastrea una desubicación constante, una búsqueda de un espacio propio, más allá de lo relacional o cuando esto ha fracasado, en concreto. Nos habla desde la cotidianeidad, desde el día a día, con lo que se rompe la excepcionalidad de su estado, de sus pensamientos. No en vano, termina enunciando una afirmación que puede tomarse de manera colectiva, tras ser víctima de una relación de posesión, con la que remarca su autonomía y su fortaleza: “Yo no soy tuya / No soy de nadie / Y además / Estoy muy viva”.