Flavia Tótoro Taulis: «¡Qué sabes de arte?»

Flavia Tótoro Taulis: «¡Qué sabes de arte?»

Flavia Tótoro (Ciudad de México, 1964) ha residido en Chile, Canadá, Trinidad y Tobago. Tras su licenciatura en Arte por la Universidad Católica de Chile (PUC-1991), especialidad en Restauración y Pintura, obtiene Más»

Arte y Pandemia

Arte y Pandemia

Cuando creíamos que los males se reducían a los totalitarismos y sus funestas consecuencias humanas, aparece un virus amenazador, el COVID-19, que asola nuestra vida y revuelve nuestra relación con la naturaleza Más»

Keb’ Mo’, el compromiso emocional del blues

Keb’ Mo’, el compromiso emocional del blues

Desde que irrumpiera en la escena musical a principios de los años 90, Kevin Rooselvelt Moore (renombrado Keb’ Mo’ en 1994) se ha ganado una reputación por su maestría en los múltiples Más»

Joseph Roth: “La Cripta de los Capuchinos”

Joseph Roth: “La Cripta de los Capuchinos”

Es una de las grandes novelas del siglo XX , escrita por uno de los grandes novelistas del mismo siglo. La Cripta de los Capuchinos novela del escritor austriaco Joseph Roth (Austria, Más»

Jesús Talón Pérez-Juana: «Entropía»

Jesús Talón Pérez-Juana: «Entropía»

Pocas veces llegan a los lectores libros de relatos que despierten, como este, emociones olvidadas en los armarios o trasteros de la juventud, relatos que contengan pequeños saberes que esperanzan, que animen Más»

Discos

Discos

FIONA APPLE: Fetch the Bolt Cutters (Epic/Sony) Cuatro discos hasta ahora desde que debutase en 1996 con Tidal. Su primer álbum en ocho años, casi a bocajarro. Desde luego, Fiona Apple convierte Más»

Parade y su deriva sentimental

Parade y su deriva sentimental

La deriva sentimental es el nuevo disco de Parade, una colección de 11 temas de Antonio Galvañ, al que suma “Josephine”, la versión de Stephin Merritt. En algún caso cuenta con su propia voz Más»

La danza y la poesía desde el confinamiento

La danza y la poesía desde el confinamiento

  La danza es filosofía, poesía, pero sobre todo es movimiento y el movimiento es acción, acción de moverse. Pero ¿cómo coser palabras como movimiento y confinamiento si son tan opuestas? ¿Cómo Más»

Sara Gallardo: «Eisejuaz»

Sara Gallardo: «Eisejuaz»

  Sara Gallardo escribió una novela extraña, Eisejuaz, que se publicó en 1971. Trata de un hombre indígena que se llama a sí mismo por su nombre “Eisejuaz” y también por su Más»

Discos

Discos

LOS ENEMIGOS: Bestieza (Alkilo-Altafonte) Son ya ocho años desde su regreso y seis desde el primer disco de su segunda encarnación (Vida inteligente). David Krahe (Los Coronas), que los seguía desde sus inicios, Más»

 

«Sueños de lirios. Antología de poetas locos». Óscar Ayala (ed.)

por Alberto García-Teresa

(Huerga & Fierro, 2018)

En comparación con la publicación de antologías de poesía con aspiraciones canónicas o de plataforma de lanzamiento y/o reconocimiento, la cantidad de antologías temáticas en el territorio español es realmente ínfimo. Este cuidado proyecto de Óscar Ayala (que logró un más que prolífico año este pasado 2018 con un buen número de libros, entre obra propia de creación y otras como editor literario) se adentra en un terreno polémico para ofrecernos una estupenda muestra de poesía universal.Sueños de lirios. Antología de poetas locos (Huerga & Fierro, 2018) es un voluminoso tomo (casi seiscientas páginas) que da cuenta de una nómina más que notable de poetas de los últimos dos siglos. 101 autores se agrupan en sus páginas bajo el concepto amplio de “poetas locos”. Un concepto tan amplio que se refiere a las enfermedades mentales, incluida la depresión. De ahí que en el índice figuren nombres tan relevantes como Plath, Blake, Ginsberg, Lord Byron, Hesse, Juan Ramón Jiménez, Dylan Thomas, Artaud, Pound, Leopold María Panero, Badelaire, Whalt Whitman, Celan, Emily Dickinson, Hölderlin, Anne Sexton o Pizarnik. En su mayor parte, se trata de traducciones de otras lenguas, realizadas por un nutrido equipo de traductores.

De cada uno de ellos, Ayala recoge dos o tres poemas y escribe una sucinta nota biográfica que abre su selección. De esta manera, Ayala nos coloca delante de (más de) un centenar de puertas que, en efecto, logran, en general, incitar a adentrarnos en la obra de estos autores.

Las piezas escogidas no son, en absoluto, las más reputadas de cada pluma, pero no dejan de ser buenos poemas, en cualquier caso. Para ajustarse a la singularidad de este tomo, los textos recogidos suelen girar en torno a la locura, a una percepción no normalizada de la realidad o a los sistemas de control sobre estas personas. Sobre ese último aspecto, la amplitud del arco temporal permite, además de disfrutar de una gran variedad de formas y tonos, trazar un recorrido por los distintos grados y modos de exclusión de estas personas a lo largo de los dos últimos siglos. A su vez, el permitir que sean los propios protagonistas quienes hablen de sus trastornos, desde su (también) diversidad de experiencias, apreciaciones y matices, nos vuelve a poner sobre la mesa la importancia de conocer de primera mano lo que ocurre, sin mediadores. Igualmente, en los mismos poemas, podemos apreciar la multiplicidad de interpretaciones que tiene la poesía para ellos: desde su empleo de la escritura como instrumento de sanación, captura de las impresiones de unos estados de conciencia alterados, herramienta de denuncia, puente para eludir la soledad o escalera en la que introducirse en su autoconocimiento.

De esta manera, Ayala consigue mostrarnos un mapa repleto de hitos de poesía universal a cuento de un hilo constante en la literatura y en las sociedades humanas.