Emilio Sánchez Mediavilla: «Una dacha en el Golfo»

Emilio Sánchez Mediavilla: «Una dacha en el Golfo»

Hace muchos siglos Bahréin era una región del Paraíso, al menos podemos deducirlo de las tablillas sumerias, asirias y mesopotámicas. El lugar donde cuentan que sucedió el diluvio universal, donde Gilgamesh persiguió Más»

Flavia Tótoro Taulis: «¡Qué sabes de arte?»

Flavia Tótoro Taulis: «¡Qué sabes de arte?»

Flavia Tótoro (Ciudad de México, 1964) ha residido en Chile, Canadá, Trinidad y Tobago. Tras su licenciatura en Arte por la Universidad Católica de Chile (PUC-1991), especialidad en Restauración y Pintura, obtiene Más»

Arte y Pandemia

Arte y Pandemia

Cuando creíamos que los males se reducían a los totalitarismos y sus funestas consecuencias humanas, aparece un virus amenazador, el COVID-19, que asola nuestra vida y revuelve nuestra relación con la naturaleza Más»

Keb’ Mo’, el compromiso emocional del blues

Keb’ Mo’, el compromiso emocional del blues

Desde que irrumpiera en la escena musical a principios de los años 90, Kevin Rooselvelt Moore (renombrado Keb’ Mo’ en 1994) se ha ganado una reputación por su maestría en los múltiples Más»

Joseph Roth: “La Cripta de los Capuchinos”

Joseph Roth: “La Cripta de los Capuchinos”

Es una de las grandes novelas del siglo XX , escrita por uno de los grandes novelistas del mismo siglo. La Cripta de los Capuchinos novela del escritor austriaco Joseph Roth (Austria, Más»

Jesús Talón Pérez-Juana: «Entropía»

Jesús Talón Pérez-Juana: «Entropía»

Pocas veces llegan a los lectores libros de relatos que despierten, como este, emociones olvidadas en los armarios o trasteros de la juventud, relatos que contengan pequeños saberes que esperanzan, que animen Más»

Discos

Discos

FIONA APPLE: Fetch the Bolt Cutters (Epic/Sony) Cuatro discos hasta ahora desde que debutase en 1996 con Tidal. Su primer álbum en ocho años, casi a bocajarro. Desde luego, Fiona Apple convierte Más»

Parade y su deriva sentimental

Parade y su deriva sentimental

La deriva sentimental es el nuevo disco de Parade, una colección de 11 temas de Antonio Galvañ, al que suma “Josephine”, la versión de Stephin Merritt. En algún caso cuenta con su propia voz Más»

La danza y la poesía desde el confinamiento

La danza y la poesía desde el confinamiento

  La danza es filosofía, poesía, pero sobre todo es movimiento y el movimiento es acción, acción de moverse. Pero ¿cómo coser palabras como movimiento y confinamiento si son tan opuestas? ¿Cómo Más»

Sara Gallardo: «Eisejuaz»

Sara Gallardo: «Eisejuaz»

  Sara Gallardo escribió una novela extraña, Eisejuaz, que se publicó en 1971. Trata de un hombre indígena que se llama a sí mismo por su nombre “Eisejuaz” y también por su Más»

 

Jaime Siles: «Galería de rara Antigüedad»

por Alberto García-Teresa

(Visor, Madrid, 2018. 48 páginas)

La línea de poesía culturalista clásica sigue ofreciendo títulos nuevos. En esta ocasión, lo hace desde el homenaje sincero al mundo clásico, a lo que le ha hecho al poeta sentir y estremecerse, no como alarde de erudición o acumulación de guiños en busca de complicidad por reconocimiento del lector. El veterano Jaime Siles (Valencia, 1951) presenta ese homenaje a los grandes textos de la filosofía y de la literatura clásica griega en el paseo por esta Galería de rara Antigüedad. Cada uno de los 17 poemas de este pequeño volumen (48 páginas) está dedicado a un personaje o a un autor. Sin embargo, el libro termina siendo reiterativo: en todas las historias y con todos los personajes Siles sigue un mismo proceso de identificación plena tras una pequeña exposición o relato de cada episodio o de cada figura.

Los poemas están compuestos por versos fluidos, habitualmente de registro narrativo (acorde con la epopeya) aunque, en ocasiones, se mueven en lo prosaico. En ellos, se montan metáforas deslucidas y manidas. Estas piezas aluden constantemente a lo que ha sentido el “yo” al leer y contemplar esas grandes obras clásicas; a cómo el poeta se introducía en ellas, las vivía y las incorporaba a su propia existencia. El autor, entonces, cruza la recreación de lo leído con su propia vida, y así se hace patente la fusión. No en vano, la identificación con los héroes de estos relatos es total. Todo el libro camina en esa dirección. Así, expone las enseñanzas o moralejas de las escenas de esos actores que reconstruye y relata. Sin embargo, frente al canto elegíaco y la mirada nostálgica que pudiera ejercer el “yo” desde esa posición, se constata la vitalidad y el desafío a la mortalidad que encierran esas creaciones. En efecto, estas figuras se recogen como muestra de la inmortalidad del Arte frente al devenir histórico, a la vida y a la muerte de las personas. Nosotros pasamos pero el texto perdura y seguirá suscitando; “seguirá produciendo en otros / lo mismo que antes produjo / tanto en ellos como en mí”. De esta manera, Siles manifiesta unos efectos inmutables de la literatura sobre el público de distintas generaciones. De facto, por tanto, Siles niega los determinantes históricos en este plano ejercicio de homenaje.

Por último, hay que señalar que este poemario obtuvo el premio Jaime Gil de Biedma con un jurado presidido por Francisco Javier Vázquez Reguero, Carlos Arganzo, Luis María Ansón, Antonio Colinas, Jesús García Sánchez, Fermín Herrero, Raquel Lanseros, Ángeles Pérez López, Juan Manuel de Prada, Gonzalo Santonja y con Emilio Lázaro como secretario.