Discos

Discos

FLORENCE & THE MACHINE: High as Hope (EMI) Llegando a su cuarto disco, Florence Welch ha decidido dejar atrás la épica de anteriores entregas y mostrarse más humana y cercana que nunca. Más»

Jorge Villalobos: “El desgarro”

Jorge Villalobos: “El desgarro”

El dolor es el tema principal de este conjunto de poemas en prosa; el dolor ante la muerte de la madre (cuando era niño el autor) y el largo proceso de duelo, Más»

José Galiana Izquierdo: “Una vida por medio”

José Galiana Izquierdo: “Una vida por medio”

José Galiana Izquierdo (Socuéllanos. Ciudad Real, 1929) ha ejercido su carrera de médico pediatra durante 45 años en Alicante. Ha tenido siempre inquietudes literarias y por ello ha participado en tertulias poéticas, Más»

Adriaen Brouwer, maestro de emociones

Adriaen Brouwer, maestro de emociones

  Bajo el título “Adriaen Brouwer: Maestro de emociones” se muestra en el Museo de Oudenaarde (MOU) y las Ardenas flamencas la primera y mayor representación de la obra de uno de Más»

Javier Lostalé: “Cielo”

Javier Lostalé: “Cielo”

Una paradoja constante sostiene el último poemario de Javier Lostalé: la desaparición del individuo cuanto más se recuerda y quiere hacer presente lo que lo constituye. En estas páginas, resulta muy interesante Más»

Julio Vilches: “Sálvora. Diario de un farero”

Julio Vilches: “Sálvora. Diario de un farero”

Hace tiempo que tengo Sálvora. Diario de un farero en mi lista de lectura. La buscaba en formato epub, pero aprovechando unas vacaciones en Canarias, la he adquirido en papel, y me Más»

Loredana Volpe: “A pesar de tu santa cólera”

Loredana Volpe: “A pesar de tu santa cólera”

Sorprendente, cuanto menos, resulta el primer poemario de Loredana Volpe (Caracas, 1990, aunque lleva años estudiando y trabajando en el mundo teatral en Barcelona), que aparece en una cuidadísima edición; que supone Más»

Discos

Discos

THE JAYHAWKS: Back Roads and Abandoned Motels (Legacy) Mockingbird Time(2011) y Paging Mr Proust(2016) atestiguaban que The Jayhwaks había regresado para quedarse, tras la segunda deserción de Mark Olson. Incluso se apuntaron Más»

Linda Guilala, según Apenino

Linda Guilala, según Apenino

Hace unos meses, el sello Elefant iniciaba Reworked By Series, una nueva colección de singles en  basada en la idea de que algunos artistas ofrecieran su propia visión de las canciones de Más»

 

Jorge Villalobos: “El desgarro”

por Alberto García-Teresa

(Hiperión, 2018. 72 páginas)

El dolor es el tema principal de este conjunto de poemas en prosa; el dolor ante la muerte de la madre (cuando era niño el autor) y el largo proceso de duelo, ante una peligrosa enfermedad propia (durante la preadolescencia), el dolor tras el fallecimiento de amigos y más familiares (en otras etapas de su vida), la angustia ante la continuidad de una enfermedad hereditaria tan devastadora como es el Alzheimer (en su juventud) y otras manifestaciones. Se trata, así, El desgarro de un trabajo confesional, en el que Jorge Villalobos se expone y expone su biografía, a pesar de sus reticencias y de sus miedos, como un ejercicio personal para cerrar y superar ese dolor que lo acompaña desde hace muchos años.

El poemario mantiene la intensidad a lo largo de todas sus páginas. Bien trabado, posee un desarrollo cronológico mediante piezas que se continúan en el relato de lo sucedido, hasta el punto de que el libro funciona como conjunto. En efecto, se compone de poemas narrativos que se apoyan entre sí y en los que existe un equilibrio entre la recopilación de recuerdos de episodios concretos, la reconstrucción emocional de dichos episodios y la expresión lírica. Esta última, manifestada con contención, se mueve entre la plasmación del dolor y la proclamación del amor. Precisamente, el poemario encierra su potencia en la contención del dolor. Así, destaca la manera mediante la cual Jorge Villalobos (Marbella, Málaga, 1995) desdobla la rabia y la incomprensión ante los acontecimientos. También llama la atención la aparición de la culpa y del remordimiento como respuesta. Todos esos hechos van constatando el aislamiento debido al daño, a ese desgarro que persiste sin sutura por debajo de la necesidad de continuar adelante.

En definitiva, El desgarro supone una exaltación de los vínculos al mismo tiempo que nos lleva a la dimensión trágica de la vida con rotundidad pero sin autolamentación ni impostura.