Discos

Discos

FLORENCE & THE MACHINE: High as Hope (EMI) Llegando a su cuarto disco, Florence Welch ha decidido dejar atrás la épica de anteriores entregas y mostrarse más humana y cercana que nunca. Más»

Jorge Villalobos: “El desgarro”

Jorge Villalobos: “El desgarro”

El dolor es el tema principal de este conjunto de poemas en prosa; el dolor ante la muerte de la madre (cuando era niño el autor) y el largo proceso de duelo, Más»

José Galiana Izquierdo: “Una vida por medio”

José Galiana Izquierdo: “Una vida por medio”

José Galiana Izquierdo (Socuéllanos. Ciudad Real, 1929) ha ejercido su carrera de médico pediatra durante 45 años en Alicante. Ha tenido siempre inquietudes literarias y por ello ha participado en tertulias poéticas, Más»

Adriaen Brouwer, maestro de emociones

Adriaen Brouwer, maestro de emociones

  Bajo el título “Adriaen Brouwer: Maestro de emociones” se muestra en el Museo de Oudenaarde (MOU) y las Ardenas flamencas la primera y mayor representación de la obra de uno de Más»

Javier Lostalé: “Cielo”

Javier Lostalé: “Cielo”

Una paradoja constante sostiene el último poemario de Javier Lostalé: la desaparición del individuo cuanto más se recuerda y quiere hacer presente lo que lo constituye. En estas páginas, resulta muy interesante Más»

Julio Vilches: “Sálvora. Diario de un farero”

Julio Vilches: “Sálvora. Diario de un farero”

Hace tiempo que tengo Sálvora. Diario de un farero en mi lista de lectura. La buscaba en formato epub, pero aprovechando unas vacaciones en Canarias, la he adquirido en papel, y me Más»

Loredana Volpe: “A pesar de tu santa cólera”

Loredana Volpe: “A pesar de tu santa cólera”

Sorprendente, cuanto menos, resulta el primer poemario de Loredana Volpe (Caracas, 1990, aunque lleva años estudiando y trabajando en el mundo teatral en Barcelona), que aparece en una cuidadísima edición; que supone Más»

Discos

Discos

THE JAYHAWKS: Back Roads and Abandoned Motels (Legacy) Mockingbird Time(2011) y Paging Mr Proust(2016) atestiguaban que The Jayhwaks había regresado para quedarse, tras la segunda deserción de Mark Olson. Incluso se apuntaron Más»

Linda Guilala, según Apenino

Linda Guilala, según Apenino

Hace unos meses, el sello Elefant iniciaba Reworked By Series, una nueva colección de singles en  basada en la idea de que algunos artistas ofrecieran su propia visión de las canciones de Más»

 

Javier Lostalé: “Cielo”

por Alberto García-Teresa

(Fundación José Manuel Lara / Vandalia. 94 páginas)

Una paradoja constante sostiene el último poemario de Javier Lostalé: la desaparición del individuo cuanto más se recuerda y quiere hacer presente lo que lo constituye. En estas páginas, resulta muy interesante el trabajo que lleva a cabo su autor para hacer desaparecer al sujeto (del “tú” en este caso), el cual parte explícitamente de “un impulso al borramiento”. Mediante ese mecanismo, ese sujeto pierde consistencia y se separa del mundo. De hecho, en la poesía de Javier Lostalé, el amor constituye un deseo de transmutarse, de convertirse y fundirse en el otro, aunque en este libro intenta ir más allá. No en vano, manifiesta claramente un “deseo de oscurecimiento del ‘yo’ en busca de la fusión absoluta con el destino amoroso” (una aspiración muy propia de Aleixandre; poeta que tanto ha influido a Lostalé). El juego explícito con el borrado, con el difuminado mediante la memoria, con el anhelo de lo que se quiso ser y amar resulta un componente clave del poemario. Pero, al mismo tiempo, se produce una trasposición en el otro; una transmutación. Tiene lugar, por tanto, un proceso intelectual provocado por la emoción, con lo que se agudiza la propuesta poética de Lostalé.

Expone en este volumen Lostalé un conjunto de poco más de treinta poemas diáfanos (la mayoría sin división estrófica), claros en su registro, en el cual sobresale la labor de depuración y la capacidad de síntesis alcanzada por el escritor. El autor ha sabido en estas piezas eludir lo accesorio (ningún sujeto está personalizado ni singularizado, por ejemplo). Excelentemente cinceladas, en ellas, se acerca al meollo conceptual sin forzar ni la dicción ni la comprensión. Asimismo, destaca la precisión de los versos, los juegos de palabras, las vueltas de los sentidos (muy en la línea de Pedro Salinas), con un ritmo sereno alterado levemente por pequeños hipérbatos.

Se trata de un poemario muy cohesionado, que no resulta reiterativo a pesar de que gira sobre los mismos conceptos e ideas. De esta manera, memoria (persistencia) y olvido (desaparición) se enredan en continuas paradojas que podrían resumirse en el oxímoron de pervivir en el olvido. Hay que subrayar la tensión que recoge el poeta entre lo que se quiso ser (o se aspiró a ser), el recuerdo y ese borrado en el presente que conmueve al lector en la identificación. La cercanía de la muerte es un detonante. Así, se cuela cierta amargura, más allá de la desilusión: “de todo lo vivido / ya no te queda / sino su engaño”. A pesar de ello, habla sin dolor aunque se elimina su existencia y se reconstruye continuamente. Sin embargo, hay que subrayar que no existe nostalgia. De esta forma, Lostalé desarrolla en Cielo un planteamiento muy interesante para traer de vuelta el anhelo de lo que no se pudo tener; para recoger la frustración del deseo sin desgarro.