Bicentenario del Museo del Prado

Bicentenario del Museo del Prado

El 19 de noviembre de 1819 se inauguraba de manera muy discreta el futuro Museo del Prado bajo la denominación de Museo Real de Pinturas. Dos siglos se cumplen ahora de la Más»

Samantha Schweblin: “Kentukis”

Samantha Schweblin: “Kentukis”

Emilia hace tiempo que no ve a su hijo, vive sola, es viuda, no le importa a nadie. Para su hijo ella es algo de lo que hay que ocuparse de vez Más»

“Construyendo Museo”

“Construyendo Museo”

Selección de las donaciones recibidas en el Museo Vasco en los últimos cinco años, entre las que destaca un tríptico del siglo XVI Más»

Alicia Framis: “Pabellón de género”

Alicia Framis: “Pabellón de género”

(Sala Alcalá 31. Madrid. Hasta el 27 de enero de 2019. Fotos: Peter Wall) Más»

Grupo RARO: “Hilo Conductor”

Grupo RARO: “Hilo Conductor”

(Galería P9. C/ Primavera, 9. Madrid. Desde el 20 de Diciembre de 2018 al 20 de Enero de 2019) Más»

Discos

Discos

NILE RODGERS & CHIC: It’s About Time (Virgin-EMI) Recordemos que David Bowie le pidió en su día a Nile Rodgers que su disco Let’s Dance, que él produjo, sonase como una foto de Little Más»

Mircea Cărtărescu: “El ala izquierda (Cegador I)”

Mircea Cărtărescu: “El ala izquierda (Cegador I)”

“Cuando salió del patio en forma de U, Maria se adentró en el otoño. Sobre el patio, el cielo seguía siendo de un azul intenso, unas nubes de leche, mofletudas, flotaban inmóviles. Más»

Arthur Miller: “El precio”

Arthur Miller: “El precio”

El teatro de Arthur Miller puede fácilmente relacionarse con dos grandes dramaturgos nacidos en el siglo XIX y que influyeron decisivamente en muchos del siglo XX, a saber, Ibsen y Chejov. De Más»

Bittersweet, a salvo de la radiación

Bittersweet, a salvo de la radiación

Desde Sevilla llega por fin el debut en largo de una de las bandas salidas de la capital hispalense más interesantes del último lustro. Bittersweet combinan post-punk, rock y electrónica en diez Más»

Ignacio Gómez de Liaño: ”El círculo de la sabiduría”

Ignacio Gómez de Liaño: ”El círculo de la sabiduría”

El círculo de la sabiduría es el título del ensayo del Ignacio Gómez de Liaño , publicado por la editorial Siruela, un soberbio volumen que se acompaña con numerosas imágenes procedentes de Más»

 

Julio Vilches: “Sálvora. Diario de un farero”

por Mercedes Martín

(Hoja de Lata, 2017)

Hace tiempo que tengo Sálvora. Diario de un farero en mi lista de lectura. La buscaba en formato epub, pero aprovechando unas vacaciones en Canarias, la he adquirido en papel, y me la he llevado a la playa y a todos lados. Ya me estaba preguntando por qué era incapaz de acabarme el librito, cuando una tarde, lejos de todo: amigos, móvil, pareja, familia, trabajo… me he sentado en un café y por fin he conseguido tener la concentración necesaria para leer. ¿Por qué ni siquiera cuando estoy de vacaciones puedo aislarme del mundanal ruido y acabar una de tantas cosas que tengo entre manos? La respuesta estaba en el libro. No hay que irse a una isla desierta para encontrarse por fin consigo mismo, pero ayuda mucho. 

En aquellos tiempos en que Julio llegó a Sálvora para hacerse cargo del faro, ni siquiera existía internet, o por lo menos no para los individuos de a pie. Cuenta el farero que ni siquiera pudo hacerse una idea de cómo era el lugar, hasta que llegó allí. ¿Se imaginan qué descanso?: Existió una época en la que era imposible enterarse de algunas cosas y una tenía que conformarse con imaginárselas. Yo ya no la recuerdo. Pero ahora, leyendo Sálvora, ¡qué envidia ver cómo llenaban las horas muertas el farero y sus amigos que venían a visitarle! Porque venían muchos, entre marineros, náufragos y amigos; tal era la amabilidad y la generosidad del farero, que todos querían su compañía. 

Jugar, nadar, reparar, crear, pintar, dibujar, conversar, pescar, cocinar, bailar, cantar y tocar la guitarra, amar…  aparte de trabajar, todo eso puede hacer una en un mundo alejado de los fuegos de artificio de la era digital. Si un día llegaban unos desconocidos que solo estaban de paso, allí tenían descanso y recreo seguro. Si otro día paraban allí obligados por una avería unos marineros, también los recibía Julio y compañía, siempre prestos a echar una mano. Compartir de verdad, y no virtualmente, era su manera de entender la vida y por eso Julio Vilches, farero en una isla inhóspita de la costa gallega, nunca estaba solo. La soledad se lleva dentro, solo el que no sabe dar está realmente solo.

La prosa de Vilches está llena de adjetivos inesperados, que iluminan de repente las esquinas de nuestra imaginación. Graciosa, irónica, fantasiosa y sana. He aquí un ejemplo: 

“Uno de enero del año ochenta y dos: vientos inefables y relámpagos celestes por doquier. Escribo en el libro: A las dieciséis horas, llegada por sorpresa del Ministro de Obras Públicas de Júpiter, que desembarca con su corte anfibia y sus sirenas de honor, en visita amistosa. Recorridas las diversas instalaciones, se muestra satisfecho del estado semirruinoso de la señal y su morador, y el séquito se despide en el puerto no sin antes entonarse los himnos de los respectivos planetas”… 

No es necesario añadir nada más, ¿verdad?  

¿Está este oficio en vías de extinción? Seguramente. Así que la lectura se vuelve un testimonio no solo de una vida, sino de una forma de vida, de otra época que no volverá. Imagínense no irse a la cama hasta encender un faro, una enorme luz que guía a otros fuera de peligro, como en una historia fantástica.