Balthus

Balthus

Se presenta en las salas del Museo una retrospectiva del artista francés nacido en París (1908) Balthasar Klosowski de Rola, conocido por Balthus, organizada conjuntamente con la Fondation Beyeler en Riehen/Basilea (donde se ha Más»

Discos

Discos

GEPE: Folclor imaginario (Quemasucabeza) Tras siete discos, Gepe, sin duda uno de los artistas chilenos más destacados, sigue siendo bastante desconocido a este lado del Atlántico. En sus canciones pop con elementos Más»

Grupo Infantas: Exposición

Grupo Infantas: Exposición

Dieciocho artistas del Grupo Infantas de artistas visuales, pintores y escultores, exponen en la galería Montesqui de Madrid. Un buen nivel y un excelente, equilibrado, montaje. La galería Montsequí, dirigida por Montserrat Más»

José Ramón Blanco: “Los amores de la duquesa. Último viaje de Lucrecia Borgia”

José Ramón Blanco: “Los amores de la duquesa. Último viaje de Lucrecia Borgia”

  Leyendo “Los amores de la duquesa. Último viaje de Lucrecia Borgia”, último libro de narrativa publicado por José Ramón Blanco, me doy perfecta cuenta de la pasión que ejerce sobre el Más»

Félix Chacón: “Material de derribo”

Félix Chacón: “Material de derribo”

El paso del tiempo hace mella, lo sabemos, pero también permite adquirir perspectiva para evaluar el trayecto recorrido. Material de derribo constituye un poemario de autoafirmación desde la constatación de la fragilidad Más»

H.C. Westermann, Volver a casa

H.C. Westermann, Volver a casa

Un escultor ecléctico en el Museo Reina Sofía Más»

Fatoumata Diawara, tradición y experimentación

Fatoumata Diawara, tradición y experimentación

Recientemente, Fatoumata Diawara publicaba su nuevo disco Fenfo, cuyo significado aproximado vendría a ser “algo que decir”, a través de Wagram/Montuno. El álbum, continuación de Fatou, su aclamado disco de debut, ha Más»

Sara Mesa: “Cara de pan”

Sara Mesa: “Cara de pan”

Cara de pan narra la historia de amor imposible entre un hombre de cincuenta y cuatro años y una niña de trece. Serán unos cuantos días, porque les separan tantos años que Más»

Pablo Redondo Díez (Odnoder): “Génesis [ 1.3 – 5 ]”  Esculturas

Pablo Redondo Díez (Odnoder): “Génesis [ 1.3 – 5 ]” Esculturas

Primera exposición monográfica de escultura de un artista revelador Más»

Chus Fernández: Un lugar donde estar

Chus Fernández: Un lugar donde estar

Un lugar donde estar es el primer poemario de un autor conocido ya en el campo de la narrativa en la que ha cosechado premios y distinciones. Esta primera incursión en la Más»

 

María Dueñas: ”Las hijas del capitán”

por Julia Sáez-Angulo

(Planeta, 2018. 624 págs)

Nueva York, 1936. La pequeña casa de comidas El Capitán arranca su andadura en la calle Catorce, uno de los enclaves de la colonia española que por entonces reside en la ciudad. La muerte accidental de su dueño, el tarambana Emilio Arenas, obliga a sus indomables hijas veinteañeras a tomar las riendas del negocio mientras en los tribunales se resuelve el cobro de una prometedora indemnización. Abatidas y acosadas por la urgente necesidad de sobrevivir, las temperamentales Victoria, Mona y Luz Arenas se abrirán paso entre rascacielos, compatriotas, adversidades y amores, decididas a convertir un sueño en realidad.Con una lectura tan ágil y envolvente como conmovedora, Las hijas del Capitán despliega la historia de tres jóvenes españolas que se vieron obligadas a cruzar un océano, se asentaron en una urbe deslumbrante y lucharon con arrojo para encontrar su camino.

En Las hijas del Capitán, María Dueñas rinde homenaje a la colonia española que residió en Nueva York durante las primeras décadas del siglo xx, concentrada en varios enclaves legendarios, entre los que se encontraba la calle Catorce. En estos barrios transcurría, en gran medida, la vida de los casi 40.000 inmigrantes procedentes de todos los rincones de España, que en el momento de la trama —años 30— trabajaban con coraje para construir una vida en la gran ciudad.

En su camino, las hermanas Arenas se cruzarán con algunos personajes históricos que pululaban por el Manhattan de aquellos tiempos, como el músico Xavier Cugat, las semblanzas de  Gardel y Margarita Cansino —Rita Hayworth— y el verdadero conde de Covadonga, ex heredero al trono de España que acababa de renunciar a sus derechos por casarse con una hermosa cubana.

El tramo de la neoyoquina calle Catorce comprendido entre la Séptima y la Octava avenida, al sur de Chelsea y al norte del Greenwich Village, fue durante décadas el epicentro de la zona española del lado oeste de Manhattan. Todavía son muchos los neoyorquinos que recuerdan hoy este enclave al que algunos llamaron Little Spain.

El enclave más antiguo de la colonia, activo desde finales del xix hasta los años cuarenta/ cincuenta aproximadamente, situado en el Lower East Side junto a los muelles del East River, entre los puentes de Brooklyn y Manhattan. Según los que allí vivieron y según consta en las referencias documentales, gallegos, vascos y valencianos constituyeron la mayor parte —aunque no la única— de su población. Inicialmente se trataba de gente vinculada a la mar y el transporte marítimo: marineros, fogoneros, estibadores, cocineros…Posteriormente las actividades se fueron expandiendo, la llegada de hombres solos se vio incrementada con la presencia de mujeres y familias enteras.  Repartidos por Cherry Street y sus calles cercanas, se instalaron centros sociales como El Centro Vasco Americano y el Círculo Valenciano, hospedajes legendarios como La Valenciana, la fonda de Juan Pons o la pensión Garay, las sastrerías Faraldo y La Elegancia, las tiendas de comestibles La Ideal y La Competidora Española, la bodega de Teodoro Rodríguez y la pescadería Chacón, cafés y restaurantes como La Gran España, Castilla y El Chorrito, propiedad del catalán Sebastián Estrada. Barberías, zapaterías, pensiones, tiendas de ropa y billares constituían un abundante número de establecimientos regentados por españoles.

Un tercer núcleo compacto de residentes españoles se instaló al sur de Brooklyn Heights, en el área de Atlantic Avenue y sus alrededores (calles Henry, Hicks, Willow, Joralemon…). En su origen, tal zona contenía un gran número de tabaqueros, así como gente vinculada a la mar en los cercanos muelles y astilleros. Entre sus instituciones sociales vigentes estaban el Centro Andaluz, el Ateneo Hispano, la original sede de La Nacional y la iglesia del Pilar.

Las anteriores novelas de María Dueñas, El tiempo entre costurasMisión Olvido y La Templanza, han conquistado a millones de lectores y han confirmado a su autora como una de las escritoras más leídas en todo el mundo. Ha sido traducida a más de 35 lenguas.